Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 SOCIEDAD JUEVES, 8 DE DICIEMBRE DE 2016 abc. es conocer ABC El secreto de la metástasis del Científicos españoles demuestran que las células tumorales utilizan lípidos para expandirse por el organismo, y hallan un tratamiento para frenarlas ESTHER ARMORA BARCELONA de grasas que las habituales en un consumo normal. Luego, les inocularon un tipo de cáncer oral. L as células tumorales necesitan la ayuda de las grasas para escapar del tumor primario e iniciar metástasis. Un estudio liderado por científicos del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB) ha identificado, por primera vez, cuáles son las células de un tumor capaces de iniciar metástasis. La investigación, llevada a cabo en ratones y publicada en Nature demuestra, además, que estas células inician su expansión a través de un marcador específico, la proteína CD 36, que se encuentra en la membrana celular y se encarga de capturar e internalizar los ácidos grasos. La llave son los lípidos, y la cerradura, la proteína CD 36. Si bloqueamos ese mecanismo para que la llave no encaje en la cerradura y ambas partes no interactúen, bloqueamos la metástasis explica a ABC Salvador Aznar Benitah, investigador principal del estudio. Para llegar a esta conclusión, los científicos han utilizado muestras de tumores de pacientes del Hospital del Vall d Hebron de Barcelona afectados de carcinoma oral con distintos grados de agresividad. En una primera fase de la investigación, extrajeron parte del tumor de estos pacientes y lo implantaron en ratones inmunodeprimidos para observar su evolución. Una de las primeras cosas que vimos es que los tumores evolucionaban de la misma forma en los pacientes que en los modelos animales. Es decir, si un tumor tenía que acabar en metástasis en el paciente, al implantarlo en el ratón evolucionaba en el mismo sentido indica Aznar. En los tumores de la cavidad oral analizados, solo entre 50 y 100 células, muy pocas, eran las responsables de iniciar metástasis. Una vez constatada la implicación del metabolismo de las grasas en el proceso de metástasis y la función que desempeña la proteína CD 36, la pregunta lógica era: ¿El consumo de grasas tiene algún efecto directo en metástasis? La respuesta fue tan contundente como los resultados según el investigador principal del estudio. Para llegar a esos resultados, los científicos del IRB utilizaron un grupo control de ratones, a los que dieron una dieta normal, y otro grupo de roedores al que alimentaron con una dieta alta en grasas saturadas, un 15 por ciento más Se triplica la proporción En el primer grupo de ratones, el 30 por ciento desarrollaron metástasis, mientras que en el otro, con más grasas en sangre, cerca del 80 por ciento de los roedores hicieron metástasis y de mayor tamaño En este último grupo de animales, se obtuvo el doble, casi el triple, de metástasis respecto al grupo control precisó el investigador del IRB. También testaron el efecto de las grasas en metástasis con un ácido graso específico, el ácido palmítico, ácido graso de origen vegetal que es el componente principal del aceite de palma, y es usado en muchos tipos de comida procesada. Los científicos trataron un tumor oral durante dos días con este ácido y después lo inyectaron en ratones que tenían una dieta normal. Una vez inoculado en el ratón, ese tumor pasaba de una frecuencia metastática del 50 por ciento al cien por cien. Es decir, todos los ratones desarrollaban metástasis, y además comprobaron que dependía de la CD 36. BOLLERÍA INDUSTRIAL FRITOS En galletas, tostadas o bollería industrial, se utiliza como sustituto de grasas hidrogenadas El aceite de palma aguanta más en frituras que otras grasas. Aunque en España se usa aceite de girasol Los ácidos grasos y el cáncer Han descubierto o s las células responsables e de la metástasis, a través de una molécula clave molécu ula e en este proceso: CD 36 proces so: 6 CD 36 Cáncer de boca Un filón científico El líder de la investigación destacó el filón científico que supone el hallazgo, ya que, según dijo, cabe pensar que los resultados pueden extrapolarse a humanos algo que, según matizó, no sabremos con rotundidad hasta que no lo experimentemos Parece existir un enlace directo entre consumo de grasas y potenciación de las metástasis a través de CD 36, al menos en ratones inoculados con células tumorales humanas. Hay que hacer más estudios para entender esta intrigante relación entre dieta y metástasis, sobre todo porque en las sociedades industrializadas estamos incrementando de forma alarmante el consumo de grasas saturadas y de azúcares advirtió Aznar Benitah. Las grasas son necesarias para el organismo, pero la desmesura puede tener un impacto en salud, como ya se ha demostrado antes para algunos tu- Cáncer de pulmón Melanona Esta proteína está presente en muchos proteí ína procesos metastáticos y que al aumentar me etastáticos niveles transforman células sus niv veles no metastáticas en metastáticas Fuente: Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona mores, como el de colon, y como ahora demostramos para el proceso metastático añadió. Otra de las conclusiones de la investigación es que el efecto de CD 36 sobre la diseminación del cáncer no es exclusivo de los tumores orales. Hemos visto que el tumor expresa niveles altos de esta proteína cuando induce metástasis en otros cánceres, como el mela- noma, el de pulmón, el de mama luminal, el de vejiga, el hepático o el glioblastoma (tumor cerebral) precisó Aznar en declaraciones a este diario. Esperamos un fuerte impacto entre la comunidad científica, que el estudio sea un acicate para el avance de la investigación en metástasis y que podamos validar el potencial de CD 36 como tratamiento contra la metásta-