Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 3.12.2016 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.864 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO La tabla periódica crece La Unión Internacional de Química Aplicada y Pura (Iupac) ha puesto nombre a cuatro nuevos elementos que amplían las fronteras de la química Nihonio Descubierto en Japón, honra al Sol naciente IGNACIO RUIZ- QUINTANO EL BOICOT Un cinero español estrena una comedieta sin público y echa la culpa a otro, que ahora se dice boicot. Roger Scruton lo llama la falacia de la suma cero n cinero español estrena una comedieta sin público y echa la culpa a otro, que ahora se dice boicot. Atacar una película como la mía es atacar al cine y a España avisa el cinero, y el Régimen mediático despliega sus border collies para conducir al rebaño progre a las salas. En la calle se habla de Fulano el del Boicot como se hablaba de don Camilo el del Premio. No sé, no sé. David Hume, quizás la mente más aguda que haya existido, careció de lectores y, sin embargo, supo quedarse a solas consigo y con su ironía, y al morir, ejemplar y lentamente, de cagalera en palabras de Felipe Mellizo, que estaba en Londres, a su periódico ¡cuando los periodistas leían a Hume! decía a sus amigos: Disfruté de un regalo de Dios: contemplar el mundo, entenderlo, amarlo... Gracias a mis libros y a mis partidas de damas en las tabernas he sido fuerte para estar a un lado. Y como sé lo que ha de ocurrir mañana, no me importa morirme hoy. El cine es el libro de los que no leen libros, y achacar a un boicot la falta de interés que uno despierta es querer evitarse decepciones buscando al enemigo dentro Roger Scruton lo llama la falacia de la suma cero cuando los optimistas comprometidos encaran un fracaso (el fracaso de sus planes, aplicados a ellos mismos o a la condición humana) se pone en marcha un mecanismo de compensación, diseñado para salvaguardar el proyecto, y que consiste en encontrar a la persona, la clase social o la entidad que lo ha frustrado. Si yo he fracasado es porque alguien ha tenido éxito en mi lugar. En el caso del cinero lúser, los fascistas, que se quedan en casa leyendo historietas del Buitre Buitáker en vez de ir al cine para pagar por segunda vez la película que no quieren ver. La sociedad es, por tanto, un juego de suma cero, falacia, según Scruton, que fue la raíz del pensamiento socialista desde los escritos de Saint- Simon, pero que se convirtió en un clásico con la teoría marxista de la plusvalía. Moscovio Hace honor a su descubrimiento en Moscú, Rusia. Téneso Recuerda a la ciudad de Tennessee, EE. UU U Oganesón Por el químico ruso Yuri Oganessian. GONZALO LÓPEZ MADRID U n instante después del Big Bang nació el tiempo, y con él, la energía inimaginable de aquel aliento primigenio se condensó en materia. Al principio, la materia estaba desorganizada, pero después formó elementos químicos: sustancias que no pueden separarse en otras por medio de reacciones químicas, y que se caracterizan por tener unas propiedades concretas. Primero, nació el elemento más simple: el hidrógeno. La vida y la muerte de las estrellas creó después los elementos más complejos, como el carbono, el hierro o el oro. A finales del año pasado, no fueron las fuerzas de la naturaleza sino los científicos los que lograron crear cuatro nuevos elementos químicos que nunca antes habían sido observados. De una tacada, la Unión Internacional de Química Aplicada y Pura (Iupac) amplió la tabla periódica con los elementos 113, 115, 117 y 118, y así rellenó la séptima fila de este esquema. Todos ellos fueron presentados como elementos oganesón (Og) en honor al trabajo del superpesados, y fueron fruto de acele- químico ruso Yuri Oganesián. radores de partículas y simulaciones. Pero la historia de estos elementos Ninguno llegó a ser visible o a formar no ha hecho más que comenzar. Todos parte de una pila de polvo; en realidad ellos encierran en su interior informase desintegraron al instante. Fueron ción muy interesante para entender creados a través de colisiones de partí- los límites de la física de los átomos. culas a altas velocidades y gastando Además, los laboratorios implicados mucha energía, y apenas se obtuvo un en estos descubrimientos ya trabajan puñado de átomos raen ampliar aún más la taEncierran diactivos de cada uno. bla periódica y en inauinformación Esta semana los cuagurar una octava fila. tro nuevos elementos adSi se lograse producir clave sobre los quirieron su nombre deel elemento 120, se cree átomos y sobre finitivo. La (Iupac) apro- posibles nuevos que se podría llegar a la bó por fin la designación isla de estabilidad, un feelementos propuesta por sus descunómeno que permitiría químicos bridores, y que hace hoque este elemento súper nor a importantes lugapesado fuera estable y no res o a insignes científicos. Se descar- se desintegrase al instante, como los taron así otras denominaciones últimos cuatro elementos descubierpropuestas por la comunidad científi- tos. A partir de ahí, se abriría un camca y algunos aficionados. po totalmente nuevo que ampliaría la Por eso, ahora el elemento 113, des- física y quizás permitiría crear elemencubierto en Japón y además el prime- tos que hoy no podemos ni imaginar. ro hallado en Asia, tendrá el símbolo Cuando Dmitri Mendeléyev creó la (Nh) y pasará a llamarse nihonio, que tabla periódica en 1869, solo se conosignifica la tierra del sol naciente El cían 63 elementos y aún no se enten 115 se llamará moscovio (Mc) y el 117, día qué eran los átomos. Hoy ya hay téneso (Ts) porque fueron descubier- 118 elementos, y se coquetea con la idea tos en Moscú y en Tenessee, respecti- de manipular la física para crear enervamente. Por último, el 118 se llamará gía al igual que hacen las estrellas. Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Poder, m. Capacidad de la palabra para detener el viento.