Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 FAMILIA MIÉRCOLES, 23 DE NOVIEMBRE DE 2016 abc. es familia ABC Protección a la Infancia Caen las solicitudes de adopción tanto nacionales como internacionales El desafío está hoy en encontrar familias para niños con necesidades especiales CARLOTA FOMINAYA MADRID OLVIDO MACÍAS PERIODISTA Y AUTORA DE VIDAS UNIDAS No es por generosidad o caridad, es una necesidad que tenemos como padres A unque pueda parecer lo contrario, no hay tantos niños adoptables como adultos occidentales deseando adoptar. Por eso las listas de espera son largas, salvo que los adoptantes se hayan ofrecido para niños mayores o con especiales necesidades indica Antonio Ferrandis, jefe de Adopciones de la Comunidad de Madrid. Hay que insistir recuerda este experto en que la adopción es una medida de protección a la infancia y no una modalidad de reproducción asistida. Para los niños que carecen de una familia adecuada, se trata de la medida más drástica de protección, que extingue su vinculación con la familia de origen y, en el caso de las adopciones internacionales, los separa del entorno en que han nacido y crecido M adre biológica y adoptiva, la periodista Olvido Macías echaba de menos testimonios en primera persona sobre la evolución de los niños adoptados en nuestro país. Quería escribir un libro donde se viese cómo son sus vidas desde que llegan a su nuevo hogar hasta la adolescencia, con sus luces y sus sombras explica. El resultado es Vidas unidas (Lid Editorial) una obra donde se recogen 22 testimonios sin paños calientes, porque no todo lo que ocurre en la adopción es lo que se pide en el menú Unas veces con alegrías y otras con penas y sin final feliz, se van sucediendo las historias de niños procedentes de adopción nacional, internacional, distintas edades, con padres famosos (Ángel Expósito, Pilar Cernuda, o Anne Igartiburu, entre otros) o de familias anóni- Las causas Lo cierto es que, según mejora la protección a la infancia, las adopciones internacionales se van reduciendo en número y aumentando en complejidad, puesto que los niños más pequeños, con menor historia de adversidad y ruptura, sin especiales necesidades de atención sanitaria y educativa, encuentran familia adoptiva en su propio país. No debe caerse en la trampa de buscar a toda costa nuevos países donde dirigir las peticiones de adoptar, aunque carezcan de garantías éticas y legales advierte Ferrandis. En España, explica este experto, afortunadamente superadas las causas de los abandonos de antaño por pobreza o estigma social, disminuyen las adopciones convencionales, pero hay que encontrar familias para niños con especiales necesidades que difícilmente responden a la expectativa tradicional del mático y equiparable al amor instantáneo que sienten unos padres cuando ven a su hijo después de dar a luz También es verdad que la adopción, insiste Macías, casi nunca es un camino de rosas, aunque afortunadamente, al ser un embamas... pero todas llevan al mismo lu- razo por igual de la pareja si se gar: a tomar conciencia de lo que su- cuenta con ella las dificultades se pone para estos pequeños el abanentienden y se sobrellevan dono, y al amor inmediamejor to que sus nuevos padres El libro surge también les dan. de la necesidad de esta Para la autora de Viprofesional de explicar das unidas la adopción qué ocurre en la posadopes difícil de explicar: Quieción, ese largo camino res ser padre o madre de tan desconocido, tan llenuevo, o por primera vez. no de amor y preocupaNo es generosidad, o cariciones según sus prodad, como me han dicho alpias palabras. En el guna vez: es llenar un huetema de la adopción, Vidas Unidas co que nosotros como papasa como en el pos (Lid Editorial) dres teníamos, lejos de una parto. Hay mucha inpertenencia de consanguiformación sobre el emnidad y cerca del deseo de barazo, pero cuando pertenecer a un clan plagado de afec- uno llega a casa con su niño no hay tos Las familias del libro coinci- nadie para resolver las dudas. Noden en señalar que cuando ven la sotros tenemos embarazos admicarita del niño se les olvidan todas nistrativos muy lagos, y nos resullas vicisitudes sufridas. Es auto- ta fundamental que el diálogo con la Administración sea constante, que no se acabe o se reduzca a mínimos cuando finalizan todos los largos trámites iniciales Olvido y José María con sus hijos María, VeraJing, Candela y Diego- Xipeng ISABEL PERMUY