Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 23 DE NOVIEMBRE DE 2016 abc. es internacional INTERNACIONAL 29 EN UNA REUNIÓN CON THE NEW YORK TIMES El magnate repudia el apoyo de los ultras J. ANSORENA WASHINGTON Trump, durante su visita ayer a The New York Times AFP Lo repudio y lo condeno Así de contundente fue ayer Donald Trump cuando se le preguntó por un acto de un grupo de alt- right la denominación de la ultraderecha nacionalista blanca de EE. UU. en el que se celebró su triunfo electoral con saludos de inspiración nazi y al grito de ¡Hail Trump! Lo hizo durante un encuentro con editores y periodistas de The New York Times en el que Trump también defendió la figura de Stephen Bannon, recién nombrado estratega jefe de la Casa Blanca, al que se le relaciona con esa ideología. Si yo creyera que él es racista o alt- right o cualquiera de esas cosas, como se diga, ni siquiera hubiera pensado en contratarle se defendió. Stephen Bannon fue el principal responsable del giro ultraconservador de la plataforma de medios Breitbart, de la que Trump dijo que es solo un medio Durante la entrevista, Trump también reconoció que tenía la mente abierta sobre el acuerdo de París sobre cambio climático. En la campaña había dicho que sacaría a EE. UU. del acuerdo. Las declaraciones de Trump cerraron dos días convulsos de relaciones con los medios. La reunión con el diario neoyorquino fue suspendida y vuelta a programar por las diferencias sobre sus términos. Trump aprovechó para criticar desde Twitter la cobertura del periódico sobre su persona y decir que está en quiebra El día anterior había mantenido otro encuentro con los responsables y los presentadores de las principales cadenas de televisión de Estados Unidos. El contenido de la reunión fue confidencial y, según Kellyanne Conway, exdirectora de la campaña de Trump, fue muy cordial, muy productiva y muy agradable Sin embargo, una fuente con conocimiento de la reunión dijo a The New York Post que fue como llevar a los periodistas al paredón Trump les espetó que estaban en una sala llena de mentirosos, de medios deshonestos que informaron mal dentes penales como dijo ya como presidente electo en televisión ni de los planes para derogar y sustituir la desastrosa reforma sanitaria conocida como Obamacare, ni de la prohibición a la entrada de musulmanes en EE. UU. ni de sus ideas para derrotar a Daesh, un asunto del que sabía más que los generales Sobre política exterior solo mencionó que pondrá un marcha para proteger las infraestructuras claves del país de ciberataques y cualquier otra forma de ataques Sobre inmigración un asunto central para buena parte de su electorado solo dijo que ordenará al Departamen- Planes de gobierno Trump impondrá el proteccionismo económico desde su primer día en la Casa Blanca to de Trabajo que investigue los abusos en los programas de visados que perjudican al trabajador estadounidense Mientras tanto, Trump seguía deshojando la margarita para la conformación de su Gabinete. Los últimos rumores sitúan a Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y unos de sus grandes valedores durante la campaña, como director nacional de inteligencia, un puesto que coordina todas las agencias dedicadas al sector, como la CIA, el FBI o la NSA. A través de Twitter, Trump aseguró que considera seriamente nombrar a Ben Carson como secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano. Videoanálisis del programa de gobierno de Trump Lo que ha silenciado de sus compromisos electorales El muro de separación Repatriar a once con México millones de ilegales En sus promesas para los primeros cien días en la Casa Blanca no figuró una de sus promesas estelares: construir un muro de separación con México, y lograr además que lo pague el gobierno del país vecino. En campaña Trump afirmó que el muro sería un catalizador de su nueva política de inmigración, que pretende ser muy restrictiva. En su política de mano dura con la inmigración ilegal, Trump prometió durante la campaña expulsar del país a los aproximadamente 11 millones de sin papeles Después de ganar las elecciones, anunció que empezaría con los tres millones de ilegales con antecedentes penales. En sus planes para los primeros días no figura esa promesa. Revertir la reforma sanitaria de Obama Trump podría dar un primer golpe mortal al ambicioso programa de sanidad para todos de Barack Obama, el Obamacare, simplemente si se niega a seguir enviando fondos federales al plan. No obstante, no ha anunciado que lo vaya a hacer, lo que apunta a que su plan podría ser finalmente mantener algunos aspectos del Obamacare y cambiar otros. Llevar a juicio a Hillary Clinton Por el caso del uso indebido de la cuenta de email de Hillary Clinton como secretaria de Estado, Trump anunció en su día su intención de nombrar a un fiscal especial para llevarla a juicio, y eventualmente a la cárcel. Ahora parece haber dado marcha atrás. Ya no habla de ello, y su portavoz indica que finalmente Trump no llevará a los tribunales a su rival demócrata.