Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA MIÉRCOLES, 23 DE NOVIEMBRE DE 2016 abc. es espana ABC Díaz insinúa que quiere liderar el PSOE sin dejar la Junta andaluza Sus movimientos y el posible regreso de Sánchez reavivan la tensión en el partido J. J. BORRERO S. BENOT G. SANZ SEVILLA MADRID Jiménez se encara con los díscolos Ayer se vivió en el Grupo Socialista un episodio que refleja el estado de nervios que vive el PSOE. Comparecía el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, para explicar el relevo de díscolos y sanchistas en portavocías. Creyó que sería un trámite de asentimiento pero le sorprendió una dura oposición interna. Primero en el Senado, cuando dos senadores, uno de Ávila y otro de Cantabria, replicaron que lo que tiene que hacer la gestora es convocar ya un congreso. Los senadores andaluces salieron en tromba a defender a Jiménez y a la gestora. Pero peor lo pasaría el portavoz luego, en el Congreso, al encararse con él el ex secretario de Organización César Luena, secundado por Odón Elorza, Sofía Hernanz y Mari Luz Rodríguez. Jiménez les afeó que defendieran el no a Rajoy como voto en conciencia descalificando así al resto. ¿Qué os pensabais, que no iba a tener consecuencias? llegó a decirles en tono faltón según los afectados Susana Díaz está en la carrera para liderar el PSOE. Sólo le queda confirmarlo públicamente pero ya no lo niega. Pretende compatibilizar la presidencia de la Junta y la Secretaría General del PSOE. Y se está tomando este tiempo para demostrar que es posible, de manera que se vaya percibiendo como algo normal algo que hoy por hoy muchos barones, cuadros y militantes de otras federaciones del PSOE no ven. El precedente de María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP en el PP no es máximo cargo de la ejecutiva como en el PSOE y presidenta de Castilla la Mancha, pesa. Pero Díaz cree eso no es un obstáculo. Ya hay barones que le animan a esa compatibilidad, como el presidente valenciano, Ximo Puig, que ayer, en un desayuno de Europa Press en Madrid, dijo que es posible aunque apuntaba que puede haber otras vías por las que emerjan los liderazgos que no son las federaciones territoriales. Puig, bajo la atenta mirada del portavoz de la gestora socialista y hombre de confianza de la presidenta andaluza, Mario Jiménez, alertaba en Madrid de las falsas unidades que pueden esconderse tras una candidatura única. Puig sabe que Pedro Sánchez no ha descartado ni mucho menos competir con la andaluza y este sábado reaparecerá en una mesa redonda en Xirivella (Valencia) en medio de una expectación inusitada en el PSOE. no es solo Sánchez en primarias; ahí está agazapado el exlendakari Patxi López como tercera vía entre ambos. Por eso, Díaz no se posiciona sobre las recientes declaraciones de Ramón Jáuregui, un felipista pata negra a favor de una candidatura única pactada para la Secretaría General, que el líder vasco defiende para evitar que una tensión personal prorrogue la división. En Andalucía están gestionando los tiempos y habrá que esperar- -Jáuregui situaba en septiembre de 2017 la fecha de la renovación- El penúltimo en salir ha sido Eduardo Madina quien no ve pegas en que la andaluza ostente los dos cargos, el institucional y el orgánico. Su argumento era irrefutable, los estatutos del partido marcan las incompatibilidades y no aparece por ningún lado Claro que también tiene voces en contra que se mostraron airadas ayer en la reunión del grupo parlamentario socialista en el Congreso. César Luena y Odón Elorza, entre otros, criticaron a la gestora, que está dejando que desde Andalucía, Susana Díaz destroce al grupo parlamentario Líder socialista europea Mientras, Susana Díaz está entrenándose en compatibilizar. Su agenda lo refleja. El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, anunciaba ayer que la presidenta viajará la próxima semana a Bruselas. Va a exigir un giro de la política económica de la UE que contribuya al crecimiento y la reducción del paro y que acabe con la brecha de desigualdad Lo hará con una apretada agenda para entrevistarse con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Shultz; la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini; la comisaria de Política Regional, Corina Cretu, y el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, además de reunirse con Gianni Pittella, presidente del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, y de realizar una intervención ante los diputados socialistas en la Eurocámara. La intención de Díaz es proyectar una agenda internacional alternativa a la de Rajoy y dejar el mensaje entre los líderes socialistas europeos de que hay que poner fin a la política de austeridad a ultranza que tanto daño ha causado a los países del Sur Y es que, aunque lo deseara fervientemente, Díaz va a huir de proyectarse como única alternativa al liderazgo de la reconstrucción. Generaría más desafectos que apoyos. Y su amenaza ANÁLISIS MANUEL MARÍN PNOE FRENTE A PSOE L a gestora del PSOE está legitimada para relativizar y restar trascendencia al pacto alcanzado a sus espaldas entre el socialismo vasco y el PNV. Incluso, puede ensayar una suerte de sugestión para resignarse y convencerse de que era la única salida airosa para un PSE en pleno proceso autodestructivo. Pero no será creíble. Idoia Mendia solo informó a la gestora de Ferraz cuando el acuerdo para conformar un gobierno de coalición con Íñigo Urkullu estaba cerrado. Sencillamente, actuó por libre. Y aunque es interpretable si se trata de una venganza de una di- rigente sanchista en rebelión contra la dirección provisional del PSOE, es irrelevante. Lo trascendente es la consecuencia objetiva de esa decisión: desnudar la falta de liderazgo real de la gestora, debilitar a Susana Díaz hasta la celebración del congreso y atribuir indolencia e incapacidad a Javier Fernández. La gestora ha aceptado el trágala de un pacto prediseñado que solo beneficia al PNV, y su único argumento a favor es que habría sido peor empujarles a pactar con Bildu Correcto, lógico y razonable. Pero si es así, ¿qué necesidad había de mentir a la gestora? La respuesta es sencilla: Ferraz no habría permitido el nuevo intento de convertir al PSOE en PNOE (sustitúyase Socialista por Nacionalista) Pero la gestora ha quedado en evidencia. No acumula tanto poder interno como se presumía. La teoría de que el PSE ha introducido en el documento sellado con el PNV una serie de contrapesos, garantías y salvaguardas constitucionales, tampoco resulta tranquilizadora. En 2006, el Estatuto de Cataluña iba a tener similares contrapesos para evitar concesiones soberanistas y el concepto de nación atribuido a Cataluña iba a ser constitucional. Incluso, Alfonso Guerra se iba a encargar personalmente de cepillarlo en el Congreso... No cabía mayor garantía. Pero el TC tumbó más de un tercio de aquel Estatuto sin contemplaciones. De aquella permisividad del PSOE con el nacionalismo soberanista hasta el actual chantaje separatista solo han transcurrido diez años... y una alarmante tendencia electoral del PSOE para convertirse en un partido residual. El PSC ya lo es, y ahora el PSE se arriesga a iniciar esa senda con intenciones de avalar el derecho a decidir y la nación vasca dando unilateralmente por derogada la resolución del Comité Federal que lo prohibe imperativamente. Con todo, lo más llamativo es contemplar a notables sanchistas pactando con la derecha. Con la derecha más liberal y o capitalista según épocas, con la derecha perpetuadora de privilegios fiscales diferenciadores del resto de España y con la derecha más burguesa, tradicional y religiosa. El no es no no era ideológico, sino una obsesión contra el PP. Este pacto retrata sin matices el cinismo que escondía el discurso sanchista. Pero se ha anotado un tanto.