Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN LLUVIA ÁCIDA PUEBLA MIÉRCOLES, 23 DE NOVIEMBRE DE 2016 abc. es opinion ABC DAVID GISTAU LAS SATURNALES Por favor, señora alcaldesa. Si vamos a descristianizar la Navidad, hagámoslo bien S É que me estoy anticipando unas cuantas fechas a un fervorín que, por otra parte, es inevitable. Pero es que cada año me lo paso mejor con los intentos progresistas de desnaturalizar la Navidad mediante eufemismos que no renuncian a la fiesta pero anhelan dotarla de otro argumento. El adelanto de la programación municipal de Madrid no especifica si, este año, la cabalgata de los Reyes Magos la protagonizarán barbudos recién bajados de Sierra Maestra que emularán la entrada en La Habana, con Camilo Cienfuegos haciendo de rey Gaspar. Pero sí revela que se va a conceder una importancia especial al día 21, que no en vano corresponde a la etiqueta de Solsticio de Invierno que es la favorita para suplantar la de la Navidad en un mundo purgado de supersticiones. Lo más sencillo sería dejar a los católicos en paz con sus costumbres, pero eso equivaldría a renunciar a las intervenciones relacionadas con la ingeniería social de la que se pretende extraer al hombre nuevo de la distopía de Podemos. En ese sentido, llevo algún tiempo pensando que en el Ayuntamiento de Madrid debería existir una Concejalía de Desengaños Prematuros que enviara a los patios de los colegios a comisarios con la única misión de desengañar a los niños aún crédulos acerca de la verdadera naturaleza de los Reyes Magos y de las pocas ilusiones que deben hacerse respecto de la posibilidad de resucitar para la vida eterna. Son conocidas mis querencias romanas. Bueno, son conocidas en mi casa, no creo que a ustedes les importe un comino. Lo digo porque, si de lo que se trata es de descristianizar la Navidad, el Ayuntamiento de Madrid ha perdido conmigo un asesor impagable. Bueno, pagable, eso siempre es a convenir. Advierto a la alcaldesa de que en ningún caso podría contar conmigo para alguna ocurrencia relacionada con la tradición druídica. Con Mitra ya podríamos llegar a algún tipo de acuerdo puesto que, a pesar de tratarse de una deidad persa, fue incorporada al sincretismo por las legiones y además tiene una acepción solar que nos conviene para dotar el solsticio de contenido. Con todo, mi propuesta es que recuperemos la festividad del Sol Invicto. Que no en vano, sobre todo a partir de Constantino, es aquella sobre la cual se deposita la Navidad y que se celebraba precisamente el 25 de diciembre. Esto nos obligaría a arrancar el 17 con unas Saturnales que podrían causar molestias en la sensibilidad animalista de Podemos, porque requieren practicar sacrificios, para lo cual además habría que consagrar los Jerónimos a Saturno. El resto de las Saturnales no requiere grandes esfuerzos de adaptación cultural para los madrileños del siglo XXI, porque de ahí procede la costumbre de intercambiar regalos que perdura en nuestra Navidad, la tradición del banquete, así como las procesiones y los disfraces carnavalescos. Por favor, señora alcaldesa. Si vamos a descristianizar la Navidad, hagámoslo bien. Llevo toda la vida esperando una excusa para usar toga. VIVIMOS COMO SUIZOS ROSA BELMONTE GRITAR AL ARROZ Una vez agotado lo de citar a Philip Roth, hay que renovar los lugares comunes. Le toca al filósofo Richard Rorty Gwyneth Paltrow le han preguntado por el triunfo de Trump y ha sacado la plantilla atolondrada de Cospedal para hablar de Bárcenas. Su frase: Es un tiempo excitante para ser americano porque estamos en este asombroso punto de inflexión en que todo está en el aire También es seguidora de Emoto, el científico japonés que grita al arroz. A la vez, el casi todo Hollywood está horrorizado. Shonda Rhimes, la creadora de Scandal (ahora unas tramas tan anodinas como el mandato de Polly Bergen en Besos para mi presidente dice que hay gente asustada y preocupada: los negros, cualquier mujer que valora su cuerpo y sus elecciones, los inmigrantes, los musulmanes, discapacitados, la gente LGBTQ la Q es de queer o questioning Tienen miedo de que sus voces ya no se oigan o creen que van a ser silenciados. Mi pluma tiene poder. Estoy pensando en eso Hija, lo que pasa es que tu ficción por loca que pretendiera ser ha quedado en nada al lado de la realidad. Una vez agotado lo de citar a Philip Roth (por favor, parad) hay que renovar los lugares comunes. Le toca al filósofo Richard Rorty (1931- 2007) A su obra de 1998 Forjar nuestro país: el pensamiento de izquierdas en los EE. UU. del siglo XX (Paidós Ibérica) Según Rorty, la paradójica victoria del movimiento antibelicista al principio de la presidencia de Nixon empujó a los desencantados A intelectuales a la búsqueda de grandes teorías y se olvidaron de la vida cotidiana. En ausencia de una izquierda viva, los intelectuales de la derecha habían conseguido dominar la vida pública. Aquí vienen los párrafos proféticos: El electorado no suburbano decidirá que el sistema ha fallado y buscará a un hombre fuerte al que votar, alguien dispuesto a garantizarles que los burócratas engreídos, los abogados astutos, los vendedores de bonos con salarios excesivos y los profesores posmodernos dejarán de ser quienes tomen las decisiones Más: Todo el resentimiento que los estadounidenses poco instruidos sienten hacia los graduados universitarios que les dicen cómo comportarse encontrará una válvula de escape Y sigue: Los logros obtenidos en los últimos cuarenta años por los negros, las minorías y los homosexuales serán aniquilados... El desprecio jocoso por las mujeres volverá a estar de moda Los intelectuales de la derecha que han conseguido dominar la vida pública serán gente como Ann Coulter y, sobre todo, Bannon, ese tipo tan listo y tan graduado en Harvard que ganó dinero con Seinfeld y que conoció a Andrew Breitbart al hacer un documental sobre Ronald Reagan. Cuando Breitbart murió, él se hizo con su negocio. Pero le dio una vuelta (hablaban de inmigración, refugiados y crímenes, cosa que no hacían los otros medios) Jeff Sessions, futuro fiscal general, también estaba ahí exponiendo sus puntos de vista acerca de la inmigración y el terrorismo. Para sus documentales, entre los que están Generation Zero Battle for America y The Undefeated (sobre Sarah Palin) dice Bannon que sus influencias fueron Michael Moore y Leni Riefenstahl. Leni y los gritos de lügenpresse (prensa mentirosa) el sábado en la reunión de supremacistas blancos de Washington. Para qué quieres más. Richad B. Spencer, que popularizó el término alt- right tiró en su arenga de lügenpresse palabra que fue considerada tabú en Alemania en 2015 cuando Pegida empezó a usarla. No es originariamente de los nazis, pero se la apropiaron. Tampoco los supremacistas son los únicos votantes de Trump. Ahí está Paris Hilton. Y quizá Gywneth cuando no le está gritando al arroz.