Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA SÁBADO, 29 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es espana ABC Máxima incertidumbre ante una votación histórica Sánchez desvela hoy su futuro con la vista puesta en el congreso del PSOE Mientras sus fieles más radicales le presionan para votar no y seguir como diputado, otros dan por seguro que renunciará al escaño GABRIEL SANZ MADRID P edro Sánchez está consiguiendo que se hable más de su futuro que del punto final que va a poner hoy el Congreso de los Diputados a más de 300 días sin gobierno en España. Esta mañana lo desvelará durante una rueda de prensa en el Congreso, aunque desde que reapareció el miércoles no ha dejado de alimentar el suspense sobre qué hará ante la segunda votación de investidura de Mariano Rajoy esta tarde. Y no porque eso determine el resultado de la votación, cantado de antemano a favor de la elección de Rajoy, sino porque de la decisión de Sánchez dependerá buena parte del futuro del PSOE. Las idas y venidas del silente ex secretario general socialista por los edificios de Carrera de San Jerónimo han desatado una riada de especulaciones sobre su adiós inminente. Ayer fue visto a las diez entrando al garaje y luego pasó toda la mañana en su despacho, donde estuvo reunido con dos de sus más fieles diputadas, la que fuera número dos por Madrid el 26- J, Margarita Robles, y la aragonesa Susana Sumelzo. Y además mantuvo contactos telefónicos con secretarios generales fieles, como Francina Armengol (Baleares) y Luis Tudanca (Castilla y León) y con el dirigente de la federación andaluza Alfonso Rodríguez de Celis. La duda: renunciar al escaño La cohesión del grupo de díscolos sigue siendo la misma, según diversas fuentes, pero no todos piensan lo mismo de cómo tiene que disputar Sánchez a Susana Díaz el liderazgo del partido en el próximo congreso. Y él es un mar de dudas. Tiene un problema, y no menor: si continúa como diputado y participa hoy en la segunda votación de investidura de Rajoy, está obligado a pasar por la humillación de abstenerse, porque un ex secretario general nunca ha desobedecido una orden del Comité Federal. Hasta ahora apostilla a ABC alguna fuente, con intención. Otra opción es renunciar al escaño antes de la votación, manteniendo así la posibilidad de resurgir en unos meses cual ave fénix entre la irritada militancia muy decantada a favor del no pero ya fuera del Congreso, donde sí se va a quedar un Patxi López abanderado del no pese a que hoy se abstendrá por disciplina. Con la marcha de Sánchez, López pasaría a ser el mejor situado para disputar a Díaz el liderazgo en primarias. Finalmente, al ex secretario general le queda una tercera opción, una auténtica bomba en la tradición socialista: votar no al frente de un Fuenteovejuna de diputados díscolos, que no son solo la quincena que así se han manifestado. Si lo lograse, y al final los noes pasaran de 18, el problema no lo tendría él, sino la gestora. Ferraz no podría expulsar a todos al Grupo Mixto, ya que, automáticamente, los 67 diputados de Podemos pasarían a liderar la oposición (con la demoledora imagen de Pablo Iglesias sentado en el escaño que antes fue de Felipe González, Zapatero y Rubalcaba) y el PSOE (quedaría en 66 diputados) la tercera fuerza, desplazada al lugar del hemiciclo que ahora ocupan los populistas. Los más tradicionalistas de entre sus partidarios, como quien fuera su número dos César Luena, desaconsejan semejante desafío porque saben que no lleva a ninguna parte. Susana Díaz y los barones harían lo imposible por que el Comité Federal le expulse del PSOE y del Grupo Socialista para impedir que pudiera presentarse a la secretaría general en el congreso extraordinario. El presidente de la gestora socialista, Javier Fernández, se pronunció anteayer con suma cautela. Aclaró que no está pensando en expulsar a nadie en este momento Él y los barones que ahora mandan en el PSOE: Díaz, el extremeño Guillermo Fernández Vara, el castellano- manchego Emiliano García Page, el aragonés Javier Lambán y el valenciano Ximo Puig, no se fían de Sánchez y su vedetismo de los últimos días. Creen que la rebelión dista mucho de estar controlada y que se enfrentan a un adversario interno que no responde a los códigos del viejo PSOE Puig advirtió ayer al ex secretario general de que su decisión de irse del Congreso no es un juego Sabe perfectamente lo que tiene que hacer y lo hará en consecuencia recalcó el líder del PSPV. Sobre si su federación está mediando para que a los siete diputados catalanes se les permita cierto trato de favor Puig comentó que hay que buscar fórmulas que permitan articular un discurso común, pero que se permita la singularidad, en este caso de la decisión catalana Para él es más importante la alianza del PSOE entre el resto de España y Cataluña que otras cuestiones Hay que preservarla Susana Díaz lanzó un mensaje de confianza a los 84 diputados socialistas para que acaten la orden del Comité Federal y se abstengan: Confío en el trabajo de mis compañeros en el gru- po parlamentario. Sé que en un momento difícil como este están haciendo lo mejor posible y sé que actuarán con responsabilidad A ciencia cierta, nadie sabe cuántos de los 84 diputados del PSOE van a acatar la orden de abstenerse aprobada por el Comité Federal el pasado domingo y cuántos romperán la disciplina. Al margen de lo que acabe haciendo Sánchez esta tarde, parece que doce diputados los siete de PSC, Margarita Robles, Susana Sumelzo, Odón Elorza, Zaida Cantera y Rocío de Frutos, van a romper la disciplina de voto ya están en el no seguro; a ellos se unirán, prácticamente seguro, los baleares Pere Joan Pons y Sofía Hernanz. Los quince diputados del no En la encrucijada De lo que ocurra hoy en el Grupo Socialista a la hora de votar la investidura de Rajoy hablarán los libros de historia. Nunca hubo tanto riesgo de que un ex secretario general acompañado por sus fieles encabece un cisma de proporciones desconocidas Margarita Robles Susana Sumelzo EFE