Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 29 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es ENFOQUE 5 Arriba, furgones policiales en la plaza de las Cortes de Madrid. A la dcha. cuatro manifestantes en la Puerta del Sol contra la investidura de Rajoy Ofensiva antidemocrática Me rodeas a mí SALVADOR SOSTRES Rodear el Congreso es rodearnos a todos y cada uno de nosotros. Nuestros derechos y nuestras libertades serán lo que hoy quedará rodeado por los bárbaros. Entre rodear el Congreso y asaltarlo a pistoletazos la diferencia es meramente estilística. De fondo, la misma intención de conculcar la democracia y de tomar por la fuerza lo que las urnas les negaron. El populismo acaba siendo siempre golpista. Se empieza rodeando el Congreso y se acaba en Venezuela, o en Cuba. Son el tipo de cosas que Podemos sabe, y nos prepara por si un día somos tan estúpidos de poner en sus manos nuestro modo de vida libre, que tanta sangre nos costó asegurarnos. A veces hablamos de estos gravísimos asuntos en tercera persona, como si no nos incumbieran, como si fuera un debate teórico y ajeno a nuestro quehacer diario. Esta terrible indiferencia es la mejor aliada de los que han aprendido que la mayor astucia del diablo es hacernos creer que no existe. Nuestra inconsistencia es su arma más letal y no nos damos cuenta. Si hoy, cuando se rodee el Congreso durante la investidura de Mariano Rajoy, no nos sentimos rodeados, amedrentados, amenazados y vulnerados cada uno de nosotros, cada uno de nuestros derechos fundamentales y libertades, entonces Pablo Iglesias tendrá razón y será verdad que los diputados a los que hemos votado no nos representan, ni nos representa la democracia, ni la libertad. Somos lo que protegemos. Somos lo que defendemos. Si hoy rodean el Congreso y continuamos mirando como si nada la tele, Podemos tendrá razón y lo que nos mereceremos es que un Maduro cualquiera nos trate como bestias, nos humille, nos encarcele o nos haga desaparecer a su conveniencia. Hemos vivido demasiado bien todo este tiempo. Demasiado cómodos en el confort del excedente. Si ante un peligro tan evidente no somos capaces de reaccionar, de lo que luego nos pase no sólo no podremos quejarnos, sino que será aquel infierno lo que libremente habremos querido que nos represente. ESPAÑA JAIME GARCÍA Y OSCAR DEL POZO