Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE JUEVES, 27 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es ABC Patrick Nogueira es escoltado por agentes de la Guardia Civil al chalé donde, según su propia confesión, asesinó a sus tíos y sus dos primos DE SAN BERNARDO Reconstrucción in situ del crimen de Pioz El asesino que vino a cenar Sigue sin recordar nada, o eso dice. El asesino confeso de la familia brasileña de Pioz (Guadalajara) regresó ayer al lugar de los hechos, al chalé donde a mediados del pasado agosto asesinó a cuchilladas y descuartizó a sus tíos y sus primos. Dice que los vio muertos, pero no recuerda cómo. Tiene un detalle absoluto, aritmético e impresionante de todo, excepto de los momentos en los que se producen los acuchillamientos señaló ayer el abogado de la acusación particular tras la visita a la casa. Letrados, fiscales, el juez que lleva el caso y agentes de la Guardia Civil acompañaron a Patrick Nogueira durante la reconstrucción de los hechos. Lo hicieron con mascarilla, debido al fuerte olor que aún desprende la casa, donde los cadáveres se descompusieron durante varias semanas. A las puertas del chalé esperaba a Patrick Nogueira el hermano de Marcos Campos, cabeza de familia del cuádruple crimen. Al ver llegar a su sobrino, le preguntó: ¿Por qué has hecho esto conmigo, con tu abuela y con tu madre y mi hermana? Durante la visita a la casa, el autor confeso de los cuatro asesinatos se limitó a responder con monosílabos y a repetir la versión, ya conocida, de que no recuerda qué pasó. Entró con unas pizzas, cenó en el porche con su tía y terminó rodeado de muerte. ESPAÑA