Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 27 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es ENFOQUE 5 Cabecera de la manifestación contra las reválidas que recorrió ayer el centro de Madrid EFE Las protestas callejeras Merodeos por la democracia ÁLVARO MARTÍNEZ De lo difícil que va a ser esta su segunda legislatura tuvo ayer Mariano Rajoy una prueba en la calle. Cuando él pedía la confianza de la Cámara, una manifestación estudiantil pasaba cerca de la Carrera de San Jerónimo exigiendo la retirada de las reválidas franquistas y de la Lomce, además de ya puestos dar la bienvenida a los refugiados y abominar del capitalismo. Una a una, las leyes puestas en marcha por el PP desde hace casi cinco años, con la cómoda palanca de aquella mayoría absoluta, tendrán en las Cortes sus horcas caudinas. Dependiendo de la habilidad pactista del nuevo Ejecutivo, unas salvarán el pellejo y las hojas que recogen sus artículos; pero otras decaerán, de tal forma que será difícil completar las reformas pendientes, que son muchas, según admitió el propio investible en su discurso de ayer. Así, la oposición intentará tumbar la reforma laboral ese tótem o la Ley de Seguridad Ciudadana, amén de la mencionada ley educativa, haciendo valer que a PP y C s les faltan seis votos para la mayoría. Los empleados del registro del Congreso no van a dar abasto con el tampón en el que pone ENTRADA con proposiciones derogatorias de esto, aquello y lo de más allá. Ese PSOE al que Sánchez ha puesto a punto de taxidermia se unirá, y si no al tiempo, a la corriente impugnadora para no quedarse atrás en la carrera a ver quién es más progre Eso de la Puerta de los Leones para dentro... Porque del dintel para afuera la extrema izquierda, una vez que ha culpado a la tercera edad de su fracaso ante las urnas, tratará de abrasar la calle rodeando todo, Congreso, Senado, ministerios, tribunales y hasta la fuente de la Capona si hace falta. A Iglesias y Garzón, juntos hacia la revolución se les ha subido a la cabeza la teoría de los círculos podemitas y tienden a acordonarlo todo. Ahora, al considerar ilegítimo el resultado de las urnas que hará a Rajoy presidente y alentar la protesta callejera, su postura supone un simple merodeo por la democracia, sin llegar a entrar en ella (ahí no les va bien) y aceptar todas sus normas. Ya saben, el cielo se toma al asalto y no con tantas zarandajas de urnas y papeletas. ESPAÑA