Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 14 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es ABCdelOCIO 57 Soy un cobarde, jamás he tentado a la muerte Curiosidades Suelo ancestral Cuando Vayentha cae desde el techo sobre el Salón de los Quinientos, para proteger el suelo ancestral, el equipo de efectos especiales fabricó una piscina llena de sangre falsa hecha con silicona roja. Un ser normal Nunca he experimentado lo que le pasa a Langdon. Mi aspecto no es el de una persona que intimida abierto, rodando Náufrago y salí casi llorando del agua. No, nunca he experimentado nada de lo que le pasa a Langdon. Solo recuerdo, de mi época de estudiante, un accidente en que casi me deshago la cabeza contra un autobús montando en moto. En la vida real hay cinco personajes que todos representamos; el villano, el cobarde, el héroe o el espectador. Yo soy el espectador. -Nos tiene acostumbrados a representar héroes que son gente regular haciendo cosas singulares. ¿Es lo que realmente le interesa de las historias? -A mí me gusta la fantasía. De niño mi película favorita era Viaje alucinante un submarino increíble donde los protagonistas era miniaturizados con una aguja hipodérmica y Rachel Welch aparecía en un apretado traje de buceo, ella era un bonus añadido. Para mí, ha sido el mejor filme que se ha hecho. Pero, otra razón por la que vamos al cine, por la que me gustan las historias, es porque podemos encontrarnos en ellas. Nos preguntamos qué haríamos en las circunstancias de los protagonistas y, aunque no estemos en una isla, en un avión o a caballo, hay elementos de comportamiento con los que nos identificamos. Míreme, mi aspecto no es el de una persona que intimida, me veo como me veo y sueno como sueno, soy un actor limitado por su apariencia. Sin embargo, tengo la oportunidad de interpretar gente normal en situaciones increíbles y eso es algo que sucede cada día. Cuando encuentro un filme que es capaz de capturar esa idea de una forma glamurosa, lo firmo de inmediato. 9.000 litros de sangre fueron comprados para rodar las visiones del infierno de Langdon. Ron Howard buscó al filósofo y futurólogo Jason Silva para que lo ayudase a crear el angustioso vídeo de YouTube que realiza Zobrist para respaldar su idea de que la superpoblación llevará a la raza humana a la extinción total en poco tiempo. Tom Hanks y Felicity Jones, perseguidos por medio mundo ABC Correr entre la historia del arte INFERNO 2 drones fueron desplegados por el equipo de cámaras en los Jardines de Bóboli durante la persecución de Landgon y Sienna. Uno se utilizó solamente para seguir a los actores y otro para filmar la acción y enfocar al dron perseguidor. Dirección: Ron Howard. Con: Tom Hanks, Felicity Jones, Ben Foster, Omar Sy JOSÉ MANUEL CUÉLLAR H de las películas anteriores es que, si las has visto, sabes con cuanta certidumbre funciona el personaje. De pronto sus verdades desaparecen y te encuentras con un hombre lleno de dudas cuestionando cada paso que da. ¿Cómo consigue protegerse de no convertir su trabajo en una marca, en una fórmula? -Nunca he hecho secuelas, al menos no creía haberlas hecho. El público ha cambiado y tal vez en el futuro me encuentre con una serie de secuelas con las que trabajar, pero, por ahora, no quiero hacer ninguna, a menos que esté relacionada con las obras de Dan Brown. ay escritores que derraman sus ideas directamente sobre un celuloide. Ni lectores, ni editorial, ni su entorno. Da la sensación de que todo lo hacen para que cada letra, cada idea, cada escenario sea plasmado en una película. Son bastantes, pero uno de los más representativos es Dan Brown. De hecho, Ron Howard, que no es un director muy dado a las sagas, se ha metido hasta el cuello en esta. El Código Da Vinci Ángeles y demonios y ahora Inferno con Dante en el centro de la madeja, con esos criptogramas que son la base de la saga y que tantas migrañas crean. Inferno utiliza el mismo sendero que sus antecesoras, pero aquí todo aparece más pulido, más reluciente, limadas las aristas que, sobre todo en la primera entrega, se sucedían en un ramillete de claves complejas, tanto que aquello era un galimatías imposible de seguir para alguien que no fuera ducho en la materia. Howard, viejo zorro en este oficio, ha dado simpleza a la trama al tiempo que la ha bournerizado (de Bourne) porque el bueno de Tom Hanks se tira corriendo tres cuartos de película. El filme, digámoslo pronto, es bastante fiel al libro, con pocas variantes que no afectan al envoltorio final. Lo que quizás más diferencie a Inferno de sus hermanas mayores es el escenario. Hay pocas ciudades en el mundo más bellas para ser fotografiadas que Florencia, y ahí es donde Howard echa el resto. Hacer una película que es mezcla de acción, de suspense, de adivinanza, y todo atravesando las maravillas de la ciudad italiana, es un tesoro que difícilmente podría fallar. El argumento es sencillo: un multimillonario crea una plaga para exterminar a media humanidad porque de otra forma en pocos años no quedará nada de ella. Es como esos que no se enamoran nunca por lo que se puede sufrir después. El resto lo pone el carisma de Hanks (que nunca falla) y un gran elenco de secundarios que son un lujo en sí mismos. Es raro decir algo así, pero es posible que estemos ante la mejor entrega de las tres, Florencia por medio, evidentemente.