Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL El fin de una era VIERNES, 14 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es internacional ABC 1950, ceremonia de Coronación Bhumibol llegó al trono tailandés en junio de 1946, cuando tenía solo 18 años, tras la muerte en accidente de su hermano Ananda Mahidol, pero no fue coronado hasta 1950 Implicado en la política agrícola Pese al declive hasta entonces de la Monarquía, Bhumibol adoptó una actitud emprendedora, sobre todo respecto a la política agrícola Muere el Rey Bhumibol, símbolo de unidad en una Tailandia convulsa Reinó 70 años, superó varios golpes y vivió 19 constituciones EDUARDO S. MOLANO ENVIADO ESPECIAL A BANGKOK E l reloj marcaba las siete de la tarde en el hospital Siriraj de Bangkok cuando el anuncio se hizo ayer oficial: Bhumibol Adulyadej, Monarca superviviente a 19 constituciones y a más de una decena de golpes de Estado en Tailandia, había fallecido a los 88 años de edad. Era un Rey amado y adorado por todos. El reinado del Monarca ha terminado y su bondad no puede ser hallada en ningún otro lugar aseveró el primer ministro tailandés y líder de la Junta militar, Prayut Chan Ocha, en un discurso dirigido a la nación. A las puertas del hospital Sirijaj, varias personas debían ser atendidas por desmayos en un clima altamente emocional. Conocido como Rama IX (noveno representante de la dinastía Chakri) Bhumibol accedió al trono el 9 de junio de 1946, tras la muerte de su hermano, el Rey Ananda Mahidol. A pesar del deterioro de su salud en los últimos años, la figura de Rama IX fue siempre reverenciada de forma casi absoluta por la nación. El longevo Bhumibol ha sido un Rey adorado por la inmensa mayoría de los tailandeses, que lo tenían como un ser casi divino, símbolo de unidad y guía de la nación. La participación directa de Bhumibol en la resolución de varias crisis ha sido determinante para el beneplácito popular. Al respeto y veneración máximos han contribuido también las leyes de lesa majestad que castigan cualquier crítica a la Monarquía con hasta 15 años de prisión. El Rey Bhumibol (izquierda) junto a su hijo, el Príncipe Heredero Maha AFP Pero ha sido siempre innegable su autoridad como garante de la estabilidad del país. Así lo demostró en el conocido como mayo sangriento de 1992 Durante los violentos enfrentamientos de entonces entre simpati- zantes del general golpista Suchinda Kraprayoon y el líder de las protestas, el general retirado Chamlong Srimuang, el Monarca hizo un llamamiento público para poner fin a los combates. Las imágenes televisivas de aquel histórico 20 de mayo, con ambos líderes políticos arrodillados ante el Rey Bhumibol, fueron un decisivo golpe de efecto para el cese de los enfrentamientos. Posteriormente, el general Suchinda anunció una amnistía para los ma-