Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 14 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es espana ESPAÑA 17 FRANCISCO CORREA LÍDER DE LA GÜRTEL Don Vito se convirtió en Il Divo Perfil El acusado Francisco Correa se lanzó ayer a cantar las irregularidades que cometió la trama Gürtel que dirigió. Empresario que comenzó como botones de un hotel con catorce años, Correa reconoció en su declaración gran parte de las acusaciones que le atribuye la Fiscalía Anticorrupción, que solicita para él 125 años de cárcel en esta pieza. La cercanía de un probable futuro en prisión forzó una nueva actitud de un acusado que no colaboró con la justicia ni cuando permaneció más de tres años en prisión preventiva. Conocido como Don Vito entre los suyos, ayer aseguró que no sabe quien se ha inventado que ese era su apodo. He sido un trabajador toda mi vida dijo. Francisco Correa, ayer vestido con un traje negro, en la Audiencia Nacional cos a favor de empresarios afines, que luego colaborarían con el partido, y repartirse las comisiones a dos manos, gracias a los contactos de ambos: uno en el mundo empresarial, el otro entre los políticos. Le llevaba el dinero a Génova o a su casa La definición precisa de corrupción. Los fondos que recibía de los empresarios los guardaba Correa en una caja B, desde la que lo compartía con el extesorero del PP. Bárcenas aseguró en un descanso a los periodistas que nunca recibió dinero de ese señor A otro acusado, López Viejo, le abonó un millón de euros desde Suiza, por adjudicarle un contrato de basuras. Voy a reconocer los hechos pero esclareceré aquellos que no se corresponden con la realidad comenzó Correa, quien insistió en que quiere decir la verdad siempre apoyado en unos apuntes guardados en un archivador azul. Correa quien a pesar de aceptar los hechos, perdió la memoria a la hora de explicar detalles trató de exculpar a sus subordinados (menos a la empleada de sus firmas Isabel Jordán) y asumió la responsabilidad de todas las irregularidades que pudieron cometer, mientras éstos escuchaban desde las primeras filas del banquillo, entre ellos Pablo Crespo. Afirmó incluso que José Luis IzquierEFE do, a quien la Fiscalía considera el contable de los sobornos, era un mero administrativo sin poder de decisión. También asumió en exclusiva el abono de los pagos a los políticos: Quedaba con ellos y les daba el sobre Debajo de la confesión de Correa latió siempre un claro desprecio a la ley. El cabecilla de la trama expresó en numerosas ocasiones que el rosario de los delitos que le atribuyen pervertir las normas administrativas son prácticas habituales en el mundo privado de la empresa. Yo no soy abogado, yo lo que quiero es que mi empresa triunfe expresó Correa, quien añadió que las grandes compañías suelen hacer regalos. Hay muchos Franciscos Correas, a mi me han cogido dijo. Siempre vivió al margen de las normas: La primera vez que escucho las palabras cohecho y prevaricación es cuando me detienen Correa se atrevió a sentenciar que su historial solo es constitutivo de un delito fiscal, a pesar de que la Fiscalía Anticorrupción le atribuye nada menos que ocho. Videoanálisis sobre la confesión de Francisco Correa en el juicio Sobre el delator: Mi hija de 4 años le llamaba tío Pepe A quien no perdona Francisco Correa es al acusado José Luis Peñas, el antiguo concejal de Majadahonda que le grabó durante dos años y le denunció ante la Policía. El líder de la trama contó a los jueces que acogió a Peñas cuando le expulsaron del partido y le mantuvo con un sueldo de 3.500 euros al mes y una paga extra de 7.000 euros en julio y en Navidad. Hay que tener muchísima maldad para estar grabándome después de vivir en mi casa. Mi hija de cuatro años le abrazaba y le llamaba tío Pepe. Éramos uña y carne relató Correa. También aseguró que, en una especie de visión biblíca, se adelantó a lo sucedido. Según su declaración, el cabecilla le dijo a Peñas: El día que te dejé de pagar, me harás daño, me denunciarás. Y él se puso a llorar Sobran las palabras cerró Correa sobre el delator, presente en la sala. Nos cerraron como a un laboratorio de cocaína El único crimen que Correa no enmascaró entre reflexiones fue la defraudación de impuestos. El líder de la trama Gürtel aseguró que, después de tener un incidente empresarial en 1994, decidió ser opaco a Hacienda en todas las empresas de las que era titular. No volví a declarar aseguró casi con orgullo. El empresario reconoció que ocultó en Suiza las comisiones que le pagaban los empresarios por su mediación a cambio de adjudicaciones irregulares. Con ese objetivo, encargó a dos acusados Luis de Miguel y Ramón Blanco Balín que conformaron un entramado empresarial opaco. Por ello, Correa afirmó que Baltasar Garzón, el juez que le encarceló en 2009, debió llamarle y solucionarlo con una multa Pero las empresas fueron cerradas como si fuéramos un laboratorio de cocaína señaló con sorna.