Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 SOCIEDAD DOMINGO, 9 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es conocer ABC Matthew pierde fuerza al tocar Carolina del Sur tras cobrarse 900 vidas en Haití EE. UU. reclama no bajar la guardia frente al ciclón, que amenaza su costa este ABC WASHINGTON Otro fenómeno natural y otra catástrofe en Haití. Como en el terremoto de 2010, el país caribeño vuelve a pagar con vidas su falta de medios para hacer frente a los elementos. Tras exhibir su enorme fuerza devastadora el huracán Matthew, excepcional por su intensidad y su duración, la media isla más pobre del mundo intenta recuperarse de otro zarpazo. Con un número de muertos cercano ya a 900 según las organizaciones internacionales, aunque el Gobierno del país reconoce sólo 288 oficialmente, Haití ha vuelto al caos. Ayer, el huracán perdía fuerza, aunque todavía amenazaba la costa sureste de Estados Unidos, después de haber barrido los estados de Florida, Georgia y Carolina del Sur. La información que llegaba ayer de Haití era cada vez más preocupante. Solamente el departamento de Grand Anse, en el suroeste del país, acumulaba ya 420 muertos y 58 desaparecidos, y se temía que las cifras aumentaran, según el delegado del Gobierno, Frednel Kedler. A ello añadía que la mayor parte de la población se encontraba a la intemperie, después de que la furia del huracán hubiese dejado inservible el 70 de las infraestructuras. Entre ellas, el hospital de la ciudad, que se estaba quedando sin medicamentos y aguantaba a duras penas con un mínimo de energía eléctrica. loraba la posibilidad de destinar a Haití tres millones de euros previstos para intentar ayudar en la recuperación de Colombia, tras el acuerdo de paz. Francia ha anunciado el envío de 12 toneladas de material de emergencia, así como sesenta militares y dos centrales potabilizadoras de agua. Contrasta la desgracia de Haití con la de su vecina República Dominicana, que sólo registró cuatro muertos al paso de Matthew. Otras 36.000 personas tuvieron que ser evacuadas. Mientras, en otras zonas del Caribe, como las islas Bahamas, no hubo desgracias personales. Diez muertes en tres estados Las autoridades de Estados Unidos, que con su presidente a la cabeza había declarado zonas catastróficas los estados de Florida, Georgia y Carolina del Sur, todavía reclamaban ayer que no se bajara la guardia. Pese a que el huracán ha perdido fuerza y se encontraba ya en el nivel 1, el más bajo, con vientos ya de sólo 120 kilómetros por hora, algunas ciudades, como la sureña Charleston, sufrían ayer todavía sus rigores en forma de fuertes inundaciones. Más de 350.000 vecinos de la costa habían tenido que ser evacuados y 6.500 residentes se hallaban todavía en refugios, según la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley. El balance de víctimas en Estados Unidos se eleva a diez. El estado más afectado en este sentido ha sido Florida, con cuatro muertes. En Carolina del Norte han perdido la vida tres personas, al igual que en Georgia. Y la preocupación se mantenía en torno a la ciudad de Jacksonville, donde se preveían importantes inundaciones a lo largo del día y de la noche de ayer. La ciudad haitiana de Jeremie ha sido una de las más afectadas AFP El huracán Matthew ha venido a martillear el clavo de la miseria de un país desgraciado. Como recordó su presidente, Jocelerme Privert, Haití no se ha recuperado todavía de la devastación del terremoto de hace seis años, que provocó 300.000 muertos y más de un millón y medio de damnificados. Desde entonces, han fallecido otras 9.000 personas a causa del cólera, una de las secuelas de aquella tragedia. El cálculo que hacía ayer Unicef es que el ciclón ha afectado a medio millón de haitianos, de las que 350.000 requieren ayuda urgente. La organización humanitaria cree que haría falta una ayuda inmediata valorada en seis millones de dólares. De momento, ha fletado ya un avión cargado de alimentos, medicinas y otro tipo de productos de primera necesidad. Estados Unidos ha enviado un buque con 300 soldados, alimentos y la capacidad de producir 300.000 litros de agua potable al día. España tenía previsto ayer fletar un segundo avión de ayuda, y va- Más inundaciones Las autoridades estadounidenses preveían anoche fuertes inundaciones en el norte de Florida