Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN POSTALES DOMINGO, 9 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es opinion ABC JOSÉ MARÍA CARRASCAL A los cuatro vientos Otro aviso a Theresa May Aparece un vídeo machista PABLO IGLESIAS EN ESTADO PURO Este alarde de osadía de Pablo Iglesias no esconde otra cosa que inseguridad y frustración La patronal británica tiembla con el Brexit Cada día una mala noticia... No conoce Theresa May una jornada en la que reciba un viento positivo para afrontar la salida de la Unión Europea. Los últimos en aportar un ladrillo más en la pesada mochila de la premier británica han sido los empresarios del Reino Unido que han expresado su temor a un Brexit duro. Estaban alertados de antemano y no se lo tomaron el serio. Aquel ataque de nacionalismo simplón (estilo imperio) mezclado con la irresponsabilidad de David Cameron, les va a salir demasiado caro. Pero ya no hay vuelta atrás. Los errores se pagan. Trump se complica más la candidatura Había dado pistas de que estábamos ante un hombre con deficiencias en su urbanidad, educación y respeto, pero el vídeo que ayer se conoció de Donald Trump despeja cualquier duda. Aunque la grabación sea de hace diez años, la procacidad, el machismo y la obscenidad que revela la conversación con un amigo dejan al candidato en muy mal lugar, pues a alguien que tiene eso en la cabeza se le puede colocar en la barra de garito de mala nota, pero no en el Despacho Oval. Pidió perdón yo no soy así y rápidamente la emprendió contra Clinton. Mejor que se esfuerce en demostrarse mejor persona. P ABLO Iglesias atraviesa otro de esos momentos de furia, rabia, exaltación y cólera, en los que pierde los estribos y le hacen decir cosas que nada le benefician, como aquel en el que, nada más salir de la audiencia con el Rey, nombró un gobierno a Pedro Sánchez, en el que le confinaba al papel de fantoche, para reservarse el de verdadero presidente. Esta vez es justo lo contrario: considera al PSOE un partido acabado que se ha puesto de rodillas ante el PP facilitando la investidura de Rajoy, por lo que corresponde a Podemos, con él al frente, el de auténtica y única oposición. Con el somos más Podemos que nunca pide politizar el dolor de los ciudadanos para arrollar a los dos decadentes partidos, y ya, montado en ese potro desbocado, no duda en utilizar como argumento que en Europa, lo que predomina hoy son los discursos beligerantes para rematar con lo que podría tomarse como chiste si la situación no fuera tan seria: Gracias a Podemos no existe en España un Frente Nacional En efecto, no existe una extrema derecha radical. Pero existe una extrema izquierda radical también, tanto o más peligrosa. Cuando surgieron las primeras desavenencias entre Iglesias y Errejón, bastantes lo atribuyeron a un movimiento táctico para ganar seguidores en un campo más amplio, uno como policía malo otro como policía bueno Iglesias exprimiendo el miedo ciudadano, Errejón intentando seducirle. Hoy sabemos que no es así, que Podemos está tanto o más roto que el PSOE en un ala radical y otra contemporizadora. Con una importante diferencia: mientras en el PSOE parecen imponerse los contemporizadores, en Podemos, como en todos los movimientos extremistas, se imponen los fundamentalistas. Quiere ello decir que el pulso IglesiasErrejón todavía no ha acabado y no acabará hasta que uno de los dos caiga, teniendo el segundo todas las de perder, aunque sea el que tenga razón. No se sorprendan, por tanto si un día ven en los titulares de los periódicos su defenestración, simbólica desde luego, pues los tiempos en que los comunistas dirimían sus diferencias con un tiro o caída por la ventana han pasado. Por fortuna para ellos y nosotros. Un último apunte a este pulso en el partido que más rápidamente ha subido en los últimos tiempos: este alarde de vehemencia, arrogancia, osadía de Pablo Iglesias no esconde otra cosa que inseguridad y frustración. Él es el primero en saber que Podemos se parte no en dos facciones, sino en las diez o diecisiete, con cada una tirando por su lado. Es más, que su huida hacia adelante no es ni de lejos compartida. La huida es de cada cual en su propia dirección, generalmente, la regional. Aunque todos comparten el propósito de sustituir a las fuerzas dominantes habiéndolo conseguido algunas no todas están de acuerdo con el radicalismo y virulencia de Iglesias. Joan Baldoví, portavoz de Compromís en el Congreso: Me parece muy sensato lo que suele decir Errejón Compromis, en valenciano, como saben, significa compromiso. ABC Y SUS LECTORES Presentación de las propuestas para la remodelacion de la Plaza de España la semana pasada mayoritariamente incrementar las zonas de sombra en ella. Pues se va a conseguir. Seguro. En esa plaza se está construyendo actualmente un edificio de veintiuna (21) plantas para alojar en él un hotel, oficinas y un centro comercial, en una parcela donde antes había un edificio de once (11) plantas. Como su fachada tiene orientación noreste- suroeste y su altura total será de unos ochenta (80) metros, la sombra que arrojará ese edificio sobre la plaza cubrirá, durante práctica- EFE Zonas de sombra en la Plaza de España La carta que nos ha hecho llegar ANDRÉS OÑORO merece ser publicada, no solo por el asunto en sí, sino por el tono sarcástico que transmite. Este madrileño de pro nos escribe en relación con la remodelación de la plaza de España: Ayer leí detenidamente en su diario la información sobre la futura remodelación de la madrileña Plaza de España en la que se citaba que los ciudadanos han solicitado mente todo el año, una muy amplia superficie de más de la la mitad de la plaza situada más cerca de la calle Princesa, reduciendo notablemente su soleamiento sobre todo en los seis meses más fríos del año. A mi juicio la construcción de semejante edificio supone una barbaridad urbanística que, por supuesto, cuenta con la correspondiente licencia municipal de obra, eso sí, una licencia especial para él. Este asunto es totalmente conocido por el concejal, y arquitecto, responsa-