Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MADRID Iglesias de Madrid SÁBADO, 8 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es espana madrid ABC Nuestra Señora del Rosario Un templo de fe a escala humana Todos los días se dan desayunos, se atiende a enfermos y se reparte comida a los necesitados FRANCISCO SERRANO OCEJA PERIODISTA Y PROFESOR DEL CEU- SAN PABLO adre Carlos, entiendo aquello de que la piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular, que dice el salmo. Entiendo aquel Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia Pero, el cemento, ¿cómo se vive la fe en un templo de cemento y solo cemento, gris, bruto, armado, plano, sin matices, sin aristas? El padre Carlos Recas Mora, párroco de la iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Filipinas Conde de Peñalver 40 un misionero donde los haya, me miró con cierta conmiseración: La pura fe, la sola fe. La fe y la palabra, predicada, oída, la fe que se transmite por el oído, lo que dice el apóstol: Fides ex auditu Y al final, chico, uno se acostumbra a todo Pero, perdone que le insista, la fe, ¿y las obras? Por más que le doy vueltas a la relación entre este templo de cemento, obra de los arquitectos Alberto Bogliachini, José Oreggioni, discípulos de Le Corbusier, y de Cecilio Sánchez- Robles Tarín, y la Suma Teológica de Santo Tomás, prima pars secundae tertia no acabo de encontrar las similitudes. Arquitectura religiosa y arquitectura especulativa. Bueno, sí, si me paro a pensar, hay un pequeño resquicio. Me dice el padre Carlos que este edificio es un alarde de técnica arquitectónica y armonía de blo- P La Virgen del Rosario (arriba) y una vista general del templo ques de cemento bruto, brutalismo llaman los entendidos a este estilo, volumen general a escala humana, que se toca con la mano, lo vertical y lo horizontal, líneas y curvas, austeridad y claridad formal. que pasar algún tiempo sentado en el templo de Nuestra Señora del Rosario para desentrañar ese secreto de las razones del corazón que la inteligencia no posee. Aún hoy, algunos añoran el templo de estilo neogótico de tres naves, obra del arquitecto Carlos de Luque, patrocinado por la Marquesa de Lapilla y de Monesterio, Águeda de Martorell y Fivaller, cuya primera piedra bendijo el último obispo de los dominicos de Filipinas, el obispo Nozaleda, un 22 de julio de 1912. Los secretos de esta parroquia nos son desvelados por el párroco, que está acompañado por fray Ticiano Vara y fray Pedro Juan Alonso, con nombramientos canónicos, y por una fraternidad, que las comunidades de religiosos son fraternidades, en la que viven y ayudan a la parroquia: fray Domingo Marcos, fray Teodoro García, fray Pablo Granado, fray Vicente Sierra y fray Serafín Monasterio. Todos ellos miembros de la singular Provincia de la Orden de los Predicadores, Nuestra Señora del Rosario, que es misionera y que tiene a su provincial en Oriente, en Hong- Kong: el padre Javier González Izquierdo. Fueron su antepasados, los que fundaron, por ejemplo, la Universidad Santo Tomás de Manila y los que evangelizaron allí. Y también los que murieron mártires en la persecución religiosa de los inicios del siglo XX en España. Porque, como dijo monseñor Martínez Camino, obispo auxiliar que no auxiliado, en su homilía de la reciente visita con motivo del 800 aniversario de la Orden de Predicadores y de los 50 años de la parroquia, de los seis que formaban la primera comunidad de 1921, tres acabarían dan- Fraternidades De la oscuridad de la entrada a la luz natural del presbiterio. Ahí está la clave, penetrar desde los grises de la vida, ni negro puro, ni blanco puro, a través de las puertas de Cecilio Sánchez- Robles que representan el bautismo, camino de la resurrección. Con la razón enfangada, la razón moderna de Adorno y Horkheimer, hacia la razón purificada del Aquinate, razón y fe, de la naturaleza del Dios uno y trino a la gracia sacramental. Cuando Santo Tomás tuvo la visión de la gracia, el encuentro místico con Cristo, ¿dónde quedó lo escrito? Hay El padre Carlos Recas Mora, párroco del templo Alarde arquitectónico Obra de Bogliachini y Oreggioni, discípulos de Le Corbusier, el edificio es de bloques de cemento na co Az e Historia En 1637, los dominicos reciben el convento de Nuestra Señora de la Concepción del Rosario. Bajo el patronato de los marqueses de Monesterio, comenzó en 1912 la construcción de la parroquia en la antigua calle de Torrijos de la iglesia neogótica, derruido para levantar la actual, inaugurada en 1970 Plaza de Toros de las Ventas lá M- 30 ca Parque Al Eva Duarte de C Quinta C del Conde de de la Fuente del Berro Peñalver, 40 Manuel Becerra Parroquia Ntra Sra. del Rosario de Filipinas d C Arte A modo de retablo, y como único elemento decorativo, destaca un Cristo de siete metros obra de Puig D Oller. Hay tallas de la Virgen del Rosario y las del Sagrado Corazón, San José y San Martín de Porres, al que le tienen gran devoción C M de Z arqués afra