Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 SOCIEDAD SÁBADO, 8 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es conocer ABC El peligro continúa Matthew castiga buena parte de la costa de Florida Tras devastar el sur de Haití y causar más de 842 muertes, el huracán entra en el sureste de EE. UU. y deja sin luz a casi un millón de personas JAVIER ANSORENA CORRESPONSAL EN NUEVA YORK Los más destructivos KATRINA (2005) N o hace falta que un huracán toque la costa para sentir su poder. Matthew, que ha dejado una huella de destrucción y muerte en su paso esta semana por varias islas caribeñas, no llegó ayer a tocar el territorio de buena parte de Florida. El huracán tomó rumbo Norte por la costa de este estado, manteniéndose a entre 50 y 65 kilómetros de sus orillas. Al cierre de esta edición, seguía rumbo Noroeste y mantenía una distancia de 50 kilómetros con Jacksonville, una ciudad costera del norte de Florida, justo en la frontera con el estado de Georgia. En las inmediaciones de la costa de Florida, Matthew perdió algo de intensidad y se convirtió en un huracán de grado 2, con vientos de cerca de 170 kilómetros por hora, por debajo del poder destructivo que mostró en otras zonas del Caribe, como Haití, donde el recuento de fallecidos ha sobrepasado ya las 842 víctimas. Mueren tres estadounidenses A pesar de ello, la situación en Florida ayer era muy complicada. Cerca de un millón de personas se quedaron sin luz eléctrica, según anunció el gobernador del estado, Rick Scott. Hasta el momento ya hay tres muertos. Una mujer falleció en el condado de St. Lucie: sufrió un paro cardiaco y los servicios de emergencia no pudieron acudir por los fuertes vientos. Otra, de 82 años, murió por problemas respiratorios después de que los servicios de urgencia no pudieran acudir a tiempo en su ayuda. La tercera falleció cuando, en un periodo de calma, decidió dar de comer a los alnimales y un árbol le cayó encima. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró ayer el estado de emergencia en Florida, Georgia y las dos Carolinas, cuatro estados donde se ha recomendado la evacuación a dos millones de personas. vuelos; los servicios de tren se suspendieron y los cruceros que abarrotan la costa fueron desviados hacia otras rutas; se sacaron cientos de pacientes de hospitales costeros, había miles de personas pasando la noche en refugios y se multiplicaron las colas para comprar gasolina y abastecer la despensa. También se temía por el impacto en la zona de Cabo Cañaveral, donde se asienta parte de la industria aeroespacial y donde se sintieron vientos de hasta 160 kilómetros por hora. Scott aseguró ayer que era una bendición que Mathew no hubiera entrado de lleno en el sureste de Florida y hubiera peinado su costa en una trayectoria paralela. Hace más de diez años que un huracán no toma tierra en Florida. Fue Wilma, en octubre de 2005, que arrasó partes de Haití, México y Cuba antes de entrar en territorio estadounidense. Fue también un huracán de grado 3, que provocó cinco fallecimientos y enormes daños materiales. A pesar de ello, las autoridades insistieron en la capacidad destructiva del huracán, aunque se mantenga a alguna distancia de la costa. La Organización Meteorólogica Mundial recordó que el huracán es muy peligroso tanto si toca tierra como si no lo hace. Es un monstruo dijo Scott. Ayer, la mayor preocupación eran las inundaciones que la fuerza de los vientos podría provocar en los 800 ki- Fue uno de los cinco huracanes más mortíferos en la historia de EE. UU. Causó 1.833 muertos y daños materiales por 81.000 millones de dólares. STAN (2005) Pese a ser una huracán de categoría 1, Stan ocasionó al menos 1.620 muertes y una gran cantidad de desaparecidos. Los territorios más afectados fueron Guatemala y El Salvador. IKE (2008) De categoría 4 y con crestas de viento de hasta 230 km h, fue el peor huracán de la temporada en 2008, después de Gustav. GUSTAV (2008) Este poderoso huracán de categoría 4 dejó en Haití, República Dominicana y Jamaica 86 muertos, y otros ocho en Estados Unidos. lómetros de costa bajo alerta. Se temía que se produjera un aumento del nivel del mar de entre dos y cuatro metros. Con el paso del día, la parte sur de Florida quedó fuera de peligro y la parte central se reduce a alerta por tormenta tropical. Se temía sobre todo por Jacksonville, una ciudad de casi 900.000 personas y que, al contrario que otras urbes costeras, no tiene ba- Dos huracanes en el Atlántico A. ACOSTA MADRID 3.000 vuelos cancelados En Florida era donde ayer se habían tomado más precauciones: varios aeropuertos cercanos a la costa estaban cerrados, con cancelaciones de 3.000 La tormenta tropical Nicole, que llevaba varios días formada al sur de las Bermudas, se convirtió en huracán de categoría 1 y a las pocas horas adquirió categoría 2. Las imágenes del Centro Nacional de Huracanes, que dependen de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA) muestran ya dos huracanes bien formados en el Atlántico. Se trata de la primera vez desde 1964 que coexisten en el Atlánti- co dos huracanes de categoría 2 o superior, Matthew y Nicole. Más de 50 años han pasado desde que los huracanes Dora y Ethel compartieron protagonismo durante unas horas en el Atlántico. Dora (7- 15 de septiembre de 1964) fue el primer huracán que impactaba en el noreste de Florida desde hacía 79 años. Ethel, que se formó el 14 de septiembre y estuvo activo hasta el 17, tocó tierra cerca de Biloxi (Mississippi) en la tarde del 15 de septiembre de 1964. Una mujer camina por las ruinas de Playa Gelee (Haití)