Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 8 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es espana ESPAÑA 25 BATALLÓN VASCO ESPAÑOL DADO DE ALTA La Fiscalía reabre la investigación del asesinato del etarra Naparra S. E. MADRID José Bretón, de nuevo en prisión tras su nuevo amago de suicidio M. P. C. M. SEVILLA MADRID La Fiscalía de la Audiencia Nacional reabrió ayer la investigación sobre el secuestro en territorio francés y supuesto asesinato del presunto miembro de ETA José Miguel Echeverria Álvarez, alias Naparra El presunto terrorista fue secuestrado el 22 de junio de 1980 por miembros del comando Esteban Beldarrin del Batallón Vasco Español, en el marco de la guerra sucia contra ETA. Tanto el secuestro como el asesinato fueron reivindicados en dos llamadas telefónicas efectuadas el 21 de junio y el 3 de julio de 1980 al diario Deia Estos hechos han sido investigados por el Tribunal de Gran Instancia de Bayona (Francia) Hasta el momento no se ha hallado el cuerpo. También se tomó declaración como imputados a los miembros del Batallón Vasco Español Ladislao Zabala Solchaga e Ignacio María Iturbide Alcain, que han sido condenados como autores de varios crímenes. Algunos vestigios apuntaban como autores a un grupo liderado por los hermanos Perret. Sin embargo, no se lograron pruebas suficientes y el procedimiento quedó archivado en 2004. Ahora, la parte querellante ha presentado escrito en el que pone en conocimiento del juzgado la existencia de nuevos datos que permitirían identificar el lugar exacto deFrancia en el que fue enterrado el cuerpo del desaparecido. El presunto asesino, con su víctima en una imagen de archivo ABC NUEVA VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA DE GÉNER 0 Pidió auxilio por el balcón antes de morir delante de su hija M. G. VALLADOLID Varias puñaladas acabaron en la noche del jueves con la vida de Mónica, una joven de 33 años de Arévalo (Ávila) a la que su ex pareja le robó el último aliento. No le frenó la llamada que ella había hecho a la Policía para alertar del tono que estaba tomando la discusión entre ambos, ni que en el medio de la misma pidiera auxilio desde el balcón. Ni siquiera que los vecinos bajaran a rescatarla y aporrearan la puerta junto a varios agentes, ni que una de sus hijas llorara a su lado mientras esto ocurría. Si hubiera atendido, al menos, al llanto de su pequeña, hoy Mónica estaría despertando de una pesadilla y la menor de solo tres años no habría tenido que ver a su madre muerta en el suelo, la misma imagen que se encontraron aquellos que suplicaban por entrar desde el rellano y a los que dejó pasar tarde, tras perpetrar el crimen que allí mismo confesó. Ya no residían juntos, pero él había ido ver a las dos hijas que tenían en común. Ya en el portal discutían, pero al final subieron a casa y un rato después, los vecinos escucharon gritos y peticiones de auxilio por parte de Mónica, que también llamó a la Policía. Ella se asomó a la terraza y empezó a pedir ayuda y a gritar me mata, me mata Vecinos y agentes trataron de entrar mientras se oía a la niña pidiendo a su padre que les abriera la puerta No pudieron hacer nada por salvarla y murió degollada. Él se puso las manos detrás de la espalda y se fue tan campante revelaron los vecinos a Ical. 016 Teléfono contra la violencia de género José Bretón, el asesino de sus hijos José y Ruth, se recupera desde anoche en la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) de los cortes en el cuello que se ocasionó el pasado miércoles con una cuchilla de afeitar desechable. Bretón salió del hospital a las 19.30 horas. Poco después llegaba al centro penitenciario. El preso, condenado a 40 años de prisión por la muerte de sus hijos en 2011, cuyos cuerpos intentó eliminar en una hoguera, evoluciona favorablemente de unos cortes leves que, según los médicos del centro, en ningún caso hubieran puesto en peligro su vida. Las autolesiones de Bretón se producen días antes de cumplirse el quinto aniversario de la muerte de sus hijos (8 de octubre) en un momento en el que el condenado intenta atraer la atención mediática para pedir su traslado a la cárcel de Córdoba, donde podría ser visitado con más frecuencia por sus familiares, sobre todo su madre. No es la primera vez que Bretón amaga con quitarse la vida. Ya con 17 años, después de que le abandonase una novia, su padre lo llevó a Urgencias tras advertirle su hijo que había ingerido pastillas. La segunda intentona fue en 2012 cuando se encontraba en la prisión de Córdoba. En esta ocasión, se produjo cortes leves en un antebrazo y en el hombro con una cuchilla de afeitar.