Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE SÁBADO, 8 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es ABC Juan Manuel Santos, ayer, con su esposa, María Clemencia Rodríguez, momentos antes de su intervención en la Casa de Nariño (sede de la Presidencia de Colombia, en Bogotá) para agradecer la concesión del Nobel de la Paz AFP Juan Manuel Santos, premio Nobel de la Paz Tras el chasco, una alegría Tras el gran chasco que supuso que los colombianos rechazasen en plebiscito el acuerdo de paz firmado con la narco- guerrilla de las FARC, Juan Manuel Santos recibió ayer la de cal al sonar el teléfono de madrugada en la Casa de Nariño (sede presidencial) con la noticia de que le había sido concedido el premio Nobel de la Paz. El dirigente colombiano se mostró emocionado con la distinción, que quiso dedicar a los millones de víctimas que han sufrido por esta guerra y que se tomó como un acicate más para perseverar y llegar al final del conflicto, del que estamos muy cerca, pero al que aún le falta algún empujoncito La otra parte negociadora recibió más bien con frialdad el reconocimiento a Santos por parte del Comité Nobel de Noruega. El único premio al que aspiramos es el de la paz con justicia social para Colombia, sin paramilitarismos ni mentiras afirmó el jefe de los narcoterroristas, Timochenko, quizá escocido por no haber sido él también premiado y tener que conformarse en ir a la ceremonia de Oslo, si acaso, como invitado. INTERNACIONAL