Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 3 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es espana ESPAÑA 17 ANÁLISIS 30 septiembre 2016 (GAD 3) Coalición Podemos- IU JUAN FERNÁNDEZMIRANDA dif. escaños 36,4+ 1,0 18,6- 1,2 20,8- 0,1 11,9+ 0,4 159 68 69 25- EL VOTO SE DESPLAZA A LA DERECHA El 20- D las izquierdas sumaban un 3,6 más que las derechas. Hoy están 8,9 puntos por debajo 2,8+ 0,1 2,1 1,4 1,0 0,4 2,9 1,7- 0,2 10 8 6 4 1 E ABC Rivera y Rajoy, junto a sus equipos de negociación ISABEL PERMUY ¿Qué pacto prefiere para la formación de Gobierno en España? 43,1 En del Gobierno acaba el 31 de octubre, dos meses después de la primera votación de la investidura fallida de Rajoy, como marca la Constitución. Si no hay acuerdo, el Rey disolverá las Cortes y convocará elecciones. La decisión de Ferraz 21,0 14,9 8,1 PP PSOE C s FUENTE: GAD 3 12,9 PSOE Podemos PSOE Podemos nacionalistas C s Otro NS NC ABC FORMACIÓN DE GOBIERNO Un pacto entre PP, PSOE y C s, el preferido por los españoles M. C. MADRID El pacto preferido por los españoles para la formación de Gobierno es España sería uno firmado por el PP, el PSOE y Ciudadanos, es decir, la gran coalición que el líder del PP, Mariano Rajoy, defiende desde diciembre. Esa es la opción favorita para el 43,1 por ciento de los entrevistados, según GAD 3. Otro 21 por ciento prefiere un pacto entre PSOE, Podemos y los nacionalistas, mientras que un 14,9 por ciento defiende un acuerdo entre PSOE, Podemos y Ciudadanos. Los mayores defensores de la gran coalición son los votantes del PP y de Ciudadanos, pero solo un 27 por ciento de los electores del PSOE apoyan esa opción. El 31 por ciento de los socialistas prefiere pactar con Iglesias y Rivera. gana ni un solo voto de los que se van del PSOE, pero gracias al desplome de este conseguiría pasarle por encima y convertirse en el principal partido de la oposición. Esa es la única baza que tendría si hubiera elecciones. Estas son las cartas que hay ahora mismo. ¿A quién beneficiarían unas terceras elecciones generales, el 18 de diciembre? A la vista de los datos, el mejor parado sería el PP, y el principal perjudicado, el PSOE. Para Ciudadanos, cada cita electoral se traduce en una pérdida de votos. Y para Podemos, volver a las urnas supone confirmar que el asalto del cielo les queda muy lejos todavía. El plazo para elegir un presidente La gran duda que existe ahora mismo es qué decisión adoptará el PSOE este mes, después de la dimisión de Sánchez, el defensor del no es no desde diciembre. De momento, como recordaron ayer algunos de sus dirigentes, sigue vigente la última decisión aprobada en Comité Federal, que es el no a Rajoy. Pero la situación ha cambiado este fin de semana en Ferraz, y otro Comité Federal podría virar hacia la abstención. De esa manera, el PSOE evitaría dejarse por el camino otros 17 diputados si hay nuevas elecciones, según los datos de GAD 3. Dadas las circunstancias, los 85 diputados actuales suponen un resultado que hoy por hoy firmarían muchos en el PSOE. Sin embargo, con la abstención el PSOE corre el riesgo de aparecer como subordinado al PP, lo que Podemos aprovecharía para erigirse como único partido que hace oposición a Rajoy. De hecho, Iglesias ya se ha instalado en ese argumento. Este es otro motivo por el que a Podemos no le interesaría ir a las elecciones, pues políticamente se armaría de argumentos en el Congreso si hay abstención del PSOE. Al cuarto partido nacional, Ciudadanos, tampoco le compensaría volver a las urnas, pues el pacto con el PP ya lo tiene firmado, y las cesiones que está dispuesto a hacer Rajoy también están estampadas en el papel. Videoanálisis sobre el resultado de la encuesta l votante se está moviendo mucho, y lo hace hacia la derecha. De hecho no ha dejado de hacerlo desde el 20- D. Es, por tanto, falso el mantra mil veces repetido durante el último año de que si vamos a elecciones todo va a quedar igual. La encuesta que hoy publica ABC es clarificadora, sobre todo si comparamos los datos con el 26- J, el 20- D e incluso con 2011. Fíjense: los expertos demoscópicos coinciden en señalar que el 20- D fueron las elecciones de nuestra democracia con un voto más escorado a la izquierda: el PSOE, Podemos e IU sumaron el 46,34 de los votos y se llevaron 11,6 millones de papeletas. Seis meses después, en el 26- J, el PSOE y Unidos Podemos bajaron 2,6 puntos y 1,16 millones de votos (43,76 y 10,4 millones en total) La encuesta de ABC revela que hoy el PSOE y Unidos Podemos conseguirían un repaldo del 39,4 lo que supone que en un año las opciones de izquierdas habrán perdido casi 7 puntos. En la derecha la tendencia es la contraria, pues la suma de PP y Ciudadanos crece, y lo hace con mayor fuerza de lo que baja la izquierda. Fíjense de nuevo: el 20- D el PP y Ciudadanos sumaron el 42,65 de los votos, con 10,7 millones de papeletas. Seis meses después, superaron la barrera de los 11 millones y alcanzaron un 46,08 De celebrarse elecciones hoy, Rajoy y Rivera sumarían el 48,3 de los sufragios, en gran medida por un PP que no para de crecer (7,7 puntos desde el 20- D) En resumen, en este último año se ha pasado de unas izquierdas con 3,6 puntos de ventaja a unas derechas 8,9 puntos por encima. Es un desplazamiento del voto hacia la derecha de 12,5 puntos, margen suficiente para cambiarlo todo. Estos son los datos, que hablan por sí solos. Los políticos dicen y hacen, pero es el votante quien decide. Hace ya muchos años que Félix Madero me enseñó en la Facultad que en las encuestas lo verdaderamente infalible no son los datos, sino las tendencias. Y esta tendencia constante desde el 20- D es demoledora para la izquierda e ilusionante para la derecha. Y un mensaje claro sobre lo que quieren los ciudadanos.