Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 2 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es cultura toros TOROS 77 Valor y responsabilidad de dos toreros Curro Díaz y Garrido se sobreponen a sus percances en una emocionante tarde FERIA DE OTOÑO MONUMENTAL DE LAS VENTAS. Sábado, 1 de octubre de 2016. Tercera corrida. Tres cuartos largos de entrada. Toros de Puerto de San Lorenzo, mansos, inciertos, parados y peligrosos. CURRO DÍAZ, de grana y oro. Estocada con derrame (palmas) En el tercero, cuatro pinchazos y descabello (saludos) En el quinto, pinchazo, estocada y dos descabellos (saludos) JOSÉ GARRIDO, de nazareno y oro. Estocada (silencio) En el cuarto, dos pinchazos. Cogido, pasa a la enfermería y descabella a la tercera Curro Díaz (silencio) Garrido sale a matar el sexto: cuatro pinchazos y descabello. Dos avisos (gran ovación de despedida, al igual que a Curro Díaz) De susto en susto Dura corrida del Puerto, con cogidas espeluznantes. Garrido (arriba) sufrió una cornada de diez centímetros en el glúteo y erosiones múltiples; Díaz (izquierda) fue atendido de varias contusiones, pendientes de estudio FOTOS: JULIÁN LÓPEZ ANDRÉS AMORÓS MADRID H ay tardes de toros en las que pasan pocas cosas y el público se aburre. Esta vez, hemos vivido todo lo contrario: toros inciertos, peligrosos, y dos diestros que dan una lección de valor y responsabilidad torera, sobreponiéndose a varios percances y asustando al público. No es literatura barata decir que Curro Díaz y José Garrido se han mostrado como auténticos héroes. Sin cortar trofeos, deben estar orgullosos: han dado una auténtica tarde de toros. Los del Puerto de San Lorenzo han sido un dechado de cualidades negativas: mansos, inciertos, con peligro, parados; varios han barbeado tablas. Se han lucido, en banderillas, Javier Valdeoro y El Algabeño; lidiando con conocimiento y valor, Montoliú. Curro Díaz y José Garrido son dos buenos toreros, que interesan en Madrid, pero no veíamos sentido a su mano a mano: ni por edad ni por el momento de su carrera se oponen en nada; como se dice en el fútbol, los dos juegan en dos guerras distintas ¿Por qué no les acompaña un tercer diestro? Misterios de las empresas. Pero los dos se han igualado en vergüenza torera. En el primero, que sale abanto, Curro Díaz se luce en un comienzo de faena con hermosos muletazos pero el toro se queda corto, se apaga, y el trasteo no cuaja. Mata bien pero el derrame lo desluce. El tercero, de casi 600 kilos, es huIdo, incierto. Corre la mano muy bien Curro pero, al tercer muletazo, se le queda debajo y le propina dos fuertes volteretas. Continúa luciéndose, por bajo, pero el toro vuelve a cogerle. El público está en un ¡ay! Muy disminuido, tarda en matar; si no, el trofeo era seguro. El quinto levanta protestas por su mansedumbre y, en la faena, se lesiona una mano. Curro brilla en los doblones y, aprovechando la querencia a tablas del bicho, en buenos derechazos. Logra una estocada, a la segunda. (Pasa a la enfermería, al final) Esta tarde, José Garrido resuelve con dignidad una dura papeleta. El segundo huye de un picador al otro, quiere rajarse. El diestro se muestra muy firme, traga, aguanta parones y se vuelca en la estocada. El cuarto embiste rebrincado, dando cabezazos. Aguanta Garrido con valor pero el toro se le queda debajo, le entrampilla, y, en el suelo, hace hilo con él. Sin amilanarse, le saca naturales en tablas y manoletinas (el toro ha dado la vuelta entera al ruedo, huyendo) Es cogido al entrar a matar; la segunda vez, sucede lo mismo, ha de huir y el toro lo derriba, hace por él. Pasa a la enfermería. Sale para matar el sexto, a pesar de la herida en el glúteo y las vendas, en las dos manos. Consigue algunos buenos naturales, no suficientemente valorados, pero el toro se para. A la hora de matar, evidencia sus carencias físicas. ¡Vaya tarde! A mi lado, una señora veía su primera corrida: hay que aclararle que no todas son así... Entre un susto y otro, el personal sigue con asombro las luchas por el poder de los socialistas, casi tan sangrientas como las de esta corrida. A muchos se les ocurren paralelismos, chistes fáciles. Escucho: El espíritu de Ferraz se ha apoderado de Las Ventas Otro, apostilla: ¿También, de esto, tendrá la culpa Mariano Rajoy? Sin bromas, Curro Díaz y José Garrido me han hecho recordar a Manuel Machado: Hermosa fiesta bravía, de terror y de alegría: oro, seda, sangre y sol Úbeda (Jaén) Zafra (Badajoz) Talavante y Cayetano, por la puerta grande Con lleno de No hay billetes se lidiaron toros de Daniel Ruiz, manejables en líneas generales. Julián López El Juli (en la última corrida de su temporada española) oreja y saludos. Alejandro Talavante, saludos y dos orejas. Cayetano Rivera Ordóñez, dos orejas y oreja. Pleno de Ginés en la alternativa feliz de Silva Con casi lleno, se lidiaron toros, por este orden, de Zalduendo (1 y 4 bis) Vellosino, Victoriano del Río, Fuente Ymbro y Cayetano Muñoz, de juego desigual. Morante de la Puebla, oreja y silencio. Ginés Marín, cuatro orejas. Miguel Ángel Silva, que tomó la alternativa, oreja y oreja.