Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 2 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es internacional INTERNACIONAL 51 Ausentes o mal enfocados EE. UU. Miopía en los medios MANUEL ERICE La fotografía publicada hace unos años por The New York Times en la que un mendigo hurgaba en un contenedor de basura como paisaje del Madrid de la crisis, ilustra una mirada de nuestro país a veces confundida. España no es un país mal visto en Estados Unidos, aunque su influencia es reducida y sus potencialidades, apreciadas sólo parcialmente. Valorado como aliado político, militar y contra el yihadismo, su iniciativa económica y sus productos aún pesan poco, pese al creciente número de empresas que cruzan el charco. Que a ojos de los estadounidenses, el vino, el aceite y el jamón sean menos españoles que franceses o italianos, son perfectos ejemplos. La diplomacia española no ha logrado acabar con la distorsionada visión del terrorismo etarra y del nacionalismo. A la habitual terminología de The New York Times sobre la banda separatista se une una reciente información de The Wall Street Journal que hablaba de Arnaldo Otegui como figura relevante para el final de ETA. Esta misma semana, The Washington Post relataba que tropas españolas y francesas derrotaron a las catalanas en 1714 convirtiendo en hecho histórico la propaganda nacionalista. Alemania Sol y playa ROSALÍA SÁNCHEZ En las últimas semanas, Merkel ha recorrido 6.000 kilómetros y se ha reunido con 18 jefes de Estado y de Gobierno, desplegando una intensa actividad diplomática, pero no se ha visto personalmente con el presidente español en funciones, a pesar de que España, por su propio peso y por las afinidades, debería ser uno de sus principales aliados en la estrategia europea. Una de las pocas cosas en las que estamos todos de acuerdo es que la Europa post Brexit debe mejorar la seguridad de sus fronteras exteriores y lo cierto es que España, a pesar de sus muchos kilóme- tros de frontera exterior, está prácticamente ausente en el diseño hasta que no se forme un nuevo gobierno reconocen fuentes diplomáticas alemanas. Tampoco la prensa germana se ocupa con gran intensidad de España y la mayoría de los alemanes siguen teniendo una imagen estereotipada del país, sol y playa, a pesar de la destacada presencia de nuestro arte en museos alemanes, como el caso de la exposición La era Velázquez en la capital alemana. Poco puede hacer la diplomacia, por lo demás, sobre la imagen de España que los medios de comunicación locales difunden. Francia En punto muerto JUAN PEDRO QUIÑONERO Tópicos y errores en medios influyentes El semanario The Economist recurrió al toro de lidia para hablar de la crisis económica. El Wall Street Journal definió a Otegui como ex guerrillero de ETA al referirse a su intento de ser candidato. A la derecha, el reportaje de The New York Times sobre España con un indigente junto a un contenedor. La interinidad gubernamental deja empantanados los intereses de España con sus principales interlocutores económicos y aliados, Francia, Alemania y la zona euro. Es imposible cumplir los compromisos de Estado contraídos (firma acuerdo de París de la COP 21, entre otros) cuando el día a día de los intereses más inmediatos queda aplazado indefinidamente. Siendo un problema global, el del puesto de España en la escena internacional, quizá tenga una dimensión muy particular con los principales vecinos, aliados e interlocutores, Francia, Alemania y la zona euro. Para una empresa global como Zara, el mercado de París quizá sea tan importante o más que los mercados de Madrid o Barcelona. Las tiendas y puntos de distribución de Zara y otras muchas empresas, en la capital francesa, no solo son puntos de venta: son escaparates para un público internacional, cosmopolita. Para las empresas francesas con intereses en España (los grandes constructores de automóviles) la eficacia o parálisis del Estado español es tan importante como el inmovilismo gubernamental francés. Sin afectar directamente a los flujos comerciales y económicos, la interinidad gubernamental española frena, retrasa la toma de decisiones