Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA DOMINGO, 2 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es espana ABC Feijóo posa el jueves para ABC, junto a su perra Cata en su residencia de Monte Pío, en Santiago MIGUEL MUÑIZ Feijóo repasa con ABC su vida política y familiar El presidente que vino de la aldea Feijóo dio el 25- S el golpe de gracia al PSOE de Sánchez, que ayer dimitió. Esta es la historia del nieto de doña Eladia MAYTE ALCARAZ 0 S PEARES SANTIAGO DE COMPOSTELA S aturnino muere en julio, pero hasta agosto la paternidad de su hijo Alberto no se confirma. Viene niño confiesa a ABC el futuro padre y presidente por tercera vez de Galicia. Durante la campaña que le ha llenado de votos y síes a un Rajoy acostumbrado a los noes no tiene tiempo de pensar en su primer hijo: Pero ahora me fijo mucho más en los bebés... Su madre, doña Sira, ya no podrá repetir aquello de que mi hijo se ha casado con Galicia, pero Galicia no me da nietos Viene el primero para Alberto Núñez- Feijóo (Os Peares, Orense, 1961) Y el abuelo del bebé murió hace dos meses sin saberlo. Tras la noche de su enfermedad, vino la noche más larga, como canta Luis Eduardo Aute, uno de los preferidos de Feijóo. Pero Saturnino parece intuir algo. Me dijo delante de Eva (Cárdenas) y poco antes de morir: tener un hijo es muy importante Y ya estaba en camino un bisnieto de la abuela Eladia, aquella viuda con ocho hijos a la que su nie- to Alberto (su preferido, admite apurado el aludido) visitó todos los fines de semana en Os Peares mientras vivió. Y a la que deja unas flores cada primero de noviembre en la tumba familiar que ahora comparte con su yerno. Os Peares. El Macondo de Feijóo. Uno, dos, tres ríos lo bañan. El Miño, el Sil y el Búbal. Además de bañarlo, lo refrescan. Porque el sol abrasa como una tea cuando visita ABC esta aldea perdida de la Galicia rural con apenas cien habitantes. Más de 35 grados zurran como si los enviaran las mismísimas mareas gallegas; no las que mecen y a veces zorrean la costa galaica sino las que soñaron el pasado domingo con arrebatarle el poder a la derecha como hicieron en 2005 el socialista Touriño y el nacionalista Quintana, mandando a la oposición a Fraga, pero sobre todo a Feijóo. Allí me curtí reconoce. Restos de la batalla En Os Peares todavía quedan restos de la batalla electoral y de la huella sentimental del reelegido líder gallego. Pancartas de Alberto noso presidente recuerdan que allí es Alberto y no Feijóo. El nieto de Eladia; el hijo de Saturnino y Sira, que ayudaba a su abuela vendiendo pan en el colmado y que cuando su padre se fue al paro tuvo que dejar la oposición a juez para ponerse al tajo y ayudar en casa. El presidente que nació en una aldea, hijo de un encargado de obras, desbaratando buena parte del viejo discurso de sus rivales populistas que durante la campaña le llamaron señorito y al pueblo gallego esclavo por votarle. En Os Peares la casa de piedra sigue intacta. Allí asoma Rosa que, des- Hijo de un encargado de obra en Os Peares La biografía de Feijóo desbarata el discurso de sus rivales populistas que durante la campaña le llamaron señorito y al pueblo gallego esclavo por votarle Tarda en afiliarse al PP Solo cuando comienza el siglo, tras haber sido el número dos de Romay en la Consellería de Agricultura y presidente del Insalud con Aznar, se afilia al PP