Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 2 DE OCTUBRE DE 2016 abc. es PRIMER PLANO 23 La calle La dimisión de Sánchez Decenas de personas entre periodistas, curiosos y militantes acudieron ayer a la sede del PSOE sus amistades peligrosas que su pa- de tamayazo y se discutía sobre si Supel histórico en la Transición y en la sana Díaz era fascista, o simplemenhistoria del PSOE. Podemos también te corrupta. Pero con un consenso claha logrado sacar tajada. ro: No la quiere nadie fuera de AnAllí, a Podemos, es a donde algunos dalucía Hubo lugar hasta para evocar militantes, estos sí eran militantes, el nacionalismo madrileño: Esa Sugritaban que se iban a ir si su partido sana fuera de Madrid! Algo así como decidía echar a Sánchez. Nos vamos que gane las elecciones al sur de Desa Podemos gritaba uno de ellos. Otro peñaperros pero que no moleste. Otros casi llega a las manos con un trabaja- repentinamente se volvieron meritodor de Ferraz después de cráticos para afear eso de que lo confundieran con dedicarse toda la vida a la Policía uno de esos políticos política: Susana Díaz es La policía llegó una traidora que no ha traA las 9.15 las policía a cortar tres cortaba Ferraz a la altubajador en su vida manzanas ante ra de la calle Buen SuceHabía familias que acula llegada de so. Minutos después el dían juntas, a pasar el docorte llegaba un par de dos centenares mingo apoyando a su secalles más allá. En total cretario general Y entre de militantes tres manzanas del centanta familia, probablementro de Madrid se vieron te algún cuñado razonaba afectadas. Pero no fue hasta pasadas sobre lo conveniente de pactar haslas cuatro y media de la tarde cuando ta con el mismo diablo con tal de que la policía abrió un pasillo de seguri- no gobierne Rajoy El hooliganismo dad para que miembros del comité y convirtió Ferraz en cancha de fútbol. trabajadores pudiesen entrar y salir a Manos arriba, esto es un atraco grilo largo de los muchos recesos que tuvo taron algunos. la sesión. Un padre y un hijo razonaban que si echan a Pedro nos vamos de aquí Los héroes de Sánchez A Podemos, como había advertido anSi los barones y Madina tuvieron una tes alguno. Aunque como quedó deentrada muy sufrida a la que conside- mostrado muchos ya están allí. Si gana ran su casa, lo contrario le sucedió a Pedro ellos se quedarán, pero otros se Miquel Iceta. Él sí, fácilmente recono- irán. El que no se irá seguro es Francido como uno de los nuestros fue cisco Gómez, el militante que se enrecibido con una sonora ovación. Le cadenó hace unos días a la agrupaseguía unos pasos por deción del partido en Méritrás el que se ha convertida. Natural de Sevilla, y del Gritos do en estrella del sanchisBetis como Susana Díaz, El grito de los mo aunque él no quiera recordaba él mismo. Salió etiquetas: Josep Borrell. concentrados en ayer de la capital de ExtreFferraz se Sus críticas el viernes a los madura a las cinco menos contrarios a Sánchez en resumía en uno: cuarto de la mañana y a una entrevista radiofónilas ocho menos diez esta Susana no, ca ha dotado de argumenba aparcando en Ferraz. Pedro sí tos a algunos que no los te Había que estar aquí se nían. También se abrió un mostraba rotundo. Pero a pasillo acompañado de ovación para la vez apenado al ver que mi secrela llegada de María González Veracruz. tario regional (Guillermo Fernández El grito de los concentrados se re- Vara) sea uno de los conspiradores sumía en uno: Susana no, Pedro sí Acudía a Madrid por un profundo senCuando todos los miembros del comi- timiento de disciplina y lealtad. Para té federal estaban dentro, comenza- apoyar a su secretario general. Me ron a producirse diferentes corrillos. moriré siendo militante del PSOE Unos más acalorados que otros. El de- La pregunta, visto lo visto en los exbate se mezclaban con consig- teriores de la calle Ferraz y, sobre todo, nas ¡Pedro aguanta! o ¡Felipe trai- en su interior, es ¿cuántos quedan dor, Susana dimisión! Se hablaba como él? JAIME GARCÍA JAIME GARCÍA Militantes en Ferraz JAIME GARCÍA Ãl? KO; T OD HC G: C x jdXoq sfc o j odqjs od gs qjfod sqjcdo s; ODQKôD TH qHKOD; O 888 mMOC OQmO