Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 CULTURA MIÉRCOLES, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es cultura ABC Tras una polémica Yvonne Blake Las 85 obras de Miró del Estado portugués se quedan en Oporto FRANCISCO CHACÓN LISBOA La candidata a la presidencia pide una Academia de Cine menos elitista JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID La polémica colección de 85 obras de Joan Miró propiedad del Estado portugués se queda de forma definitiva en el país vecino. La segunda ciudad, Oporto, se ha hecho fuerte ante Lisboa y ha hecho valer la solvencia de su buque insignia artístico, la Fundación Serralves, donde despuntaron Vicente Todolí y el actual subdirector del Museo Reina Sofía, Joao Fernandes. Las piezas se iban a exhibir de manera temporal desde este viernes 30 de septiembre hasta el 28 de enero de 2017, pero las gestiones realizadas por Rui Moreira, alcalde de la denominada Invicta (así llamada porque Napoleón no pudo conquistarla) han demostrado que es la mejor candidatura. Ejerce como comisario de la muestra Joan Miró: Materialidad y metamorfosis Robert Lubar Messeri, un destacado experto estadounidense JOAN MIRÓ en el legado del artista barcelonés, mientras que el proyecto expositivo corresponde a Álvaro Siza, la gloria arquitectónica local, con numerosas huellas en la zona, incluida la propia Fundación Serralves. Los avatares de la colección representan un verdadero laberinto en la historia cultural portuguesa. Pertenecía al Banco Portugués de Negocios (BPN) que acabó nacionalizado en 2008 tras caer presa del colapso financiero. El Estado pretendía hacer caja y vender los cuadros en la casa de subastas Christie s de Londres el año pasado, pero no tardó en montarse una gran controversia. ¿Cómo era posible que Portugal se desprendiese de semejantes joyas? Al final, el caso terminó en los tribunales, que prohibieron la salida de las obras del país. El bochorno público que provocó la predisposición del Gobierno conservador de Passos Coelho a colocar los Mirós en el mercado contrasta con el cambio de actitud del Ejecutivo actual, liderado por el primer ministro socialista António Costa, pero lo cierto es que nada habría sido igual si la Justicia no toma cartas en el asunto. El despropósito de aquella venta precipitada se incrementaba más todavía si tenemos en cuenta que la intención era recaudar a cualquier precio, incluso aunque fuese una cantidad mucho menor de la valoración real, cifrada en más de 80 millones de euros. Flea, Josh Klinghoffer y Anthony Kiedis, ayer en Madrid ÁNGEL DE ANTONIO Red Hot Chili Peppers No sólo ser grande, sino también parecerlo La banda californiana exhibió músculo en su primer lleno en el Barclaycard Center NACHO SERRANO MADRID Recién llegados de California, los Red Hot Chili Peppers retomaron anoche en el Barclaycard Center su gira europea con el primero de dos conciertos consecutivos en Madrid, con el cartel de no hay entradas colgado desde hace meses (para el de hoy aún quedan unas pocas localidades) Entradas que se convertirán en discos, ya que la banda ha demostrado estar a la última imprimiendo en ellas un código para que los fans se descarguen o adquieran en formato físico su último trabajo, The Getaway Abrieron la velada los interesantes La Femme, una banda que sin embargo no contó con demasiado apoyo del graderío, totalmente ajeno a su singular propuesta de pseudokraut con tintes de pop psicodélico ligero hasta que sonó su único hit, el tema Sur la Planche que ha sido utilizado en un anuncio de coches. Al apagarse las luces, Flea (bajo) Chad Smith (batería) y Josh Klinghoffer (guitarra) se arrancaron con una trepidante introducción instrumental que apenas superaba en decibelios al griterío de los fans de las primeras filas, y que se convirtió en un estruen- do generalizado cuando el guitarrista enlazó las primeras notas de Can t Stop uno de sus temas más celebrados. El despliegue luminotécnico resultó algo excesivo tratándose de una banda de estas características, de sonido crudo, directo y con espíritu de rock sudoroso. Pero a los Red Hot no les basta con ser unos grandes, unos gigantes de la música pop del siglo XXI. También quieren parecerlo. Solo una candidatura a la presidencia será votada el 15 de octubre en la Asamblea de la Academia de Cine, la presentada por la figurinista Yvonne Blake (hasta ahora presidenta interina) el director Mariano Barroso y la actriz Nora Navas. Hubo dos candidaturas más antes de que se cerrara el plazo el pasado 15 de septiembre. La primera no cumplía los requisitos porque ni siquiera era el trío que requiere el reglamento. La segunda sí los cumplía, pero, cuando vieron que el equipo de Yvonne se presentaba retiraron la candidatura porque decían que les gustaba más la nuestra en palabras de Blake. Una novedad para la Asamblea del día 15 es que se podrá votar no a esta candidatura, algo que no se podía hacer en el pasado cuando era candidatura única. Si sucediera, que no va a pasar, se abriría un nuevo periodo electoral. La candidatura de Blake trazó YVONNE BLAKE ayer sus líneas maestras, que eran bastante generales. En primer lugar, la apertura a los nuevos cineastas: Queremos que sea más fácil entrar en la Academia, sobre todo para incorporar a los nuevos cineastas, y que todos nos den ideas y sean más participativos. En suma, que sea menos elitista Transparencia La transparencia también será uno de los puntos clave. Según Blake, en el pasado se ha sido bastante opaco. Se han hecho gastos que no se han consultado a la Junta directiva o se han hecho una vez realizados, y queremos que esto cambie Este es uno de los problemas a los que, veladamente, debió aludir Antonio Resines para dejar la presidencia de la Academia: que ésta se encontraba demasiado atada a la Junta directiva. La revisión de los estatutos y los posibles cambios de ellos también se estudiarán, así como la ceremonia de los premios Goya. Según Blake, queremos que sea más austera pero también más elegante. Asimismo, se va a seguir trabajando en dos puntos que las anteriores presidencias ya iniciaron: la Memoria del Cine Español y la Fundación de la Academia. También seguirá la lucha por rebajar el IVA. Pero, sobre todo, el objetivo principal es que todo el mundo arrime el hombro y dé ideas mediante cursillos, talleres y contactos. Del cese de Porfirio Enriquez, director general de la Academia, no se habló porque hoy no toca dijo Blake. 25 aniversario Anthony Kiedis, cantante y líder del cotarro escénico (con permiso de Flea, que tampoco para quieto) demuestra estar en forma con Dani California Scar Tissue y Dark Necessities el single estrella de su nuevo disco. Pero hace sólo unos días se cumplió el vigésimo quinto aniversario del álbum que los sacó del underground y los catapultó al éxito masivo en 1991, Blood Sugar Sex Magik así que todos esperábamos una buena ristra de canciones de su repertorio. La tanda se abrió con If you have to ask siguió con Suck my kiss y antes de que nos diéramos cuenta el concierto estaba llegando al final con By the way Parecía que iba a saber a poco, pero en esas llegó la canción más esperada, Give it away Estaba claro que era el último de los bises, y todo el público de la pista echó el resto saltando al unísono y coreando ese inolvidable estribillo de givirregüey nao con el que los pepinillos picantes conquistaron el mundo. Porque sí, siguen siendo picantes.