Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 FAMILIA Tareas escolares MIÉRCOLES, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es familia ABC Así opinan los niños sobre sus deberes La carga de tareas escolares ha sido siempre un asunto de discordia entre padres y profesores. En las últimas semanas Ceapa ha reavivado el debate al reclamar que los docentes no manden tareas ningún fin de semana de noviembre. Si ese respaldo no se logra, esta organización animará a los padres a secundar una huelga de deberes en España. Pero ¿y los alumnos, qué opinan ellos? LAURA, 13 AÑOS TERCERO DE LA ESO EDUARDO, 10 AÑOS CUARTO DE PRIMARIA ÁNGELA, 12 AÑOS PRIMERO DE LA ESO ALBERTO, 13 AÑOS SEGUNDO DE LA ESO Hacer deberes me ayuda a repasar Laura suspira cuando piensa en los deberes que tiene que hacer para mañana. En Biología tenemos 30 ejercicios cada día y tardo como poco una hora en terminarlos. Menos mal que no tenemos que copiar los enunciados del libro asegura con alivio. Del resto de asignaturas tiene menos tareas, pero siempre cae algo 4 o 5 ejercicios de Inglés, Física y Química. Los fines de semana nos mandan más deberes. Intento hacerlos cuanto antes el viernes para tener tiempo a salir un rato y dar un paseo con mis padres el sábado y domingo apunta. Tuvo que abandonar atletismo porque no podía llegar a los entrenamientos por la carga de tareas, pero aun así reconoce que hacer deberes está bien porque me ayuda a repasar lo que he dado cada día en el colegio. Sin embargo, lo que no me parece bien es que manden tantos y de tantas asignaturas No me gusta nada hacerlos Lengua, Matemáticas, Inglés, Religión... Todos los días tengo deberes. Al llegar a casa, primero veo un rato la tele y meriendo. Después hago las tareas en el salón y, si tengo dudas, me ayudan mis padres Eduardo es un chico muy listo que asegura que, aunque no es obligatorio, durante el segundo recreo del colegio, después de comer, aprovecha para terminar lo que le han mandado en clase. Así, no lleva nada a casa. Aun así, lo tiene claro: No me gusta nada hacer deberes En un arranque de sinceridad, reconoce que los hace porque se lo dicen sus padres: Bueno, alguna vez lo he hecho por iniciativa propia asegura Prefiero jugar y ver cosas de internet asegura entre carcajadas. Me parecen bien, pero mandan muchos Ángela recuerda con añoranza Primaria, cuando me mandaban pocos deberes Para mañana tiene que estudiar la Prehistoria; en Inglés, aprenderse los verbos; en Matemáticas, dos ejercicios... más estudiar lo dado en clase. Tardo como una hora y media en terminar todo. El año pasado hacía atletismo dos horas y esos días sabía que no tenía nada de tiempo libre. Lo bueno es que aprendí a planificarme y aprovechar las horas para poder llegar a todo Asegura que si no hubiera deberes me parecería mal. Los asumo como algo normal, no como un castigo. Con ellos aprendo, pero lo que no pueden los profesores es abusar y mandar demasiados porque tenemos muchas asignaturas. Lo mejor sería dedicar unos 45 minutos cada día en casa. Nada más. Así nos daría tiempo a hacer otras cosas. Los viernes me aplico para tener libre el fin de semana Si piden muchas tareas me aburro Alberto se sabe de memoria los deberes de hoy: Cinco ejercicios de Mates, buscar en internet cosas sobre la romanización y las Guerras Púnicas, hacer un cuestionario de Tecnología. Y ya. Es lo normal de cada día. En una hora y media habré terminado ¿Que si diría en mi colegio que no manden deberes? -se piensa unos instantes- ¡Pues no! -asegura rotundo- Les diría que pueden mandar, pero menos: un ejercicio o dos por asignatura porque cuando piden muchos me aburro. Así me daría tiempo a jugar al fútbol, a estar con mis amigos... También les pediría menos cantidad para el fin de semana y las vacaciones de Navidad para estar con nuestros padres y amigos y poder divertirnos