Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MIÉRCOLES, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es internacional ABC Nueve años de cárcel para el yihadista que destruyó Tombuctú El tribunal de La Haya tuvo en cuenta la admisión de culpa de Ahmad al Faqi E. SERBETO BRUSELAS REUTERS AHMAD AL FAQI Un bárbaro arrepentido Perfil Ahmad al Faqi al Mahdi no sabe con certeza cuando nació, pero se considera que fue alrededor de 1975. Era miembro de Ansar Dine, una de las franquicias de Al Qaida que controlaba el norte de Mali en 2012 antes de que la intervención militar francesa pusiera fin a su intentode hacerse con el control del país. Al Mahdi era el jefe de la brigada de las buenas costumbres en la zona y, como tal, ordenó y participó en la destrucción de los mausoleos y de la puerta de la mezquita, por contener símbolos artísticos que la interpretación más rigurosa del islam considera inadmisibles. Un dron capta la destrucción de una zona rebelde de Alepo La ofensiva de Al Assad alcanza el centro histórico de Alepo Para EE. UU. el avance demuestra que Moscú y Damasco abandonan el proceso de paz MIKEL AYESTARAN CORRESPONSAL EN JERUSALÉN La ofensiva del Ejército sirio para recuperar el control de los distritos orientales de Alepo entra en una nueva fase, a punto de cumplir una semana. Tras castigar durante los primeros días las posiciones enemigas desde el aire, las tropas terrestres avanzaron por primera vez en lugares tan simbólicos como la Ciudad Vieja y habrían logrado la liberación de la mayor parte del distrito de Al Farafira, al noroeste de la ciudadela, según la agencia oficial de noticias Sana. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) confirmó un avance de las tropas leales a Assad en el casco antiguo. Para Estados Unidos, este asalto por tierra de las tropas a la zona este de Alepo, que llega tras los intensos bombardeos de los últimos días, es la prueba de que Rusia y el Gobierno de Damasco han abandonado el proceso de paz promovido por la comunidad internacional para intentar hacerse con la victoria militar. Mientras la comunidad internacional es incapaz de llegar a un nuevo acuerdo para recuperar el alto el fuego y crece el tono de las acusaciones a Rusia, principal aliado del Gobierno de Al Assad, el Ejército sirio avanza con el apoyo ruso desde el aire, y de la milicia libanesa de Hizbolá y las fuerzas chiíes dirigidas por la Guardia Revolucionaria de Irán en tierra. Desde la república islámica, el presidente Hasán Rohani, reafirmó su compromiso con Assad y anunció que seguiremos ayudando a Siria en su lucha contra el terrorismo para restablecer la seguridad en la región El secretario general de Hizbolá, Hasán Nasralá, fue contundente y, en declaraciones recogidas por el diario Akhbar próximo a la organización chií, aseguró que no hay perspectiva de una solución política... la última palabra está en el campo de batalla El Tribunal Penal Internacional de La Haya ha condenado al tuareg Ahmad al Faqi al Mahdi a nueve años de cárcel por haber dirigido ataques contra nueve mausoleos islámicos y la puerta de la mezquita de Sidi Yahia, en Tombuctú (al norte de Mali) en el verano de 2012. El condenado reaccionó a la histórica sentencia pidiendo perdón por haber cometido estas atrocidades contra monumentos religiosos con siglos de antigüedad. El juez Raul Pangalangan (originario de Filipinas) le dijo al leer la sentencia que el crimen por el que ha sido declarado culpable es muy grave por lo cual el Tribunal Penal Internacional le condena a nueve años de prisión El tribunal tuvo en cuenta cinco circunstancias atenuantes, incluida la admisión de culpa. La mezquita de Sidi Yahia se terminó de construir en 1440 y es uno de los monumentos religiosos más importantes de la región. La directora general de la Unesco, Irina Bokova, ha declarado que esta sentencia abre una etapa histórica en el reconocimiento del patrimonio para las comunidades que lo han preservado durante siglos y, más allá, para la humanidad en su conjunto Al Faqi se había declarado culpable en el juicio y había pedido perdón a su país, asegurando que estaba lleno de remordimientos por lo que había hecho contra el patrimonio religioso. Incluso ha hecho un llamamiento a los musulmanes de todo el mundo a resistirse a cometer este tipo de acciones aunque se invoquen razones presuntamente religiosas. El juicio es el primer caso de un yihadista condenado bajo la legislación internacional por destruir el patrimonio histórico. El problema es que dos de los países donde se están produciendo este tipo de acciones vandálicas por parte de los radicales islamistas, como Irak o Siria, no han suscrito el Convenio de Roma, por lo que por ahora es jurídicamente imposible que la ONU lance una investigación para detener, juzgar y eventualmente condenar a los autores de hechos como este. jDQH: 6O T 9 KéD KPT 6 9: OH; T PO PO fTP? KP- T K ODQKT OD TO CA: O? C 6 T HTPC m b? OQKC ÕPO PO AC? AO? CDT 6 O TDQKT OD LTRK; TQKéD PCRHO OD? MKGOD KDPKQTPC QCD H; T RORKPT KDQH: KPT 4- 9 ÏHKPC AT? T PO; O? GKDTPT NOQLT LT T O PO B m gC A? OQKC O ÏD RT TPC OD DT T? KNT PO T 9 KéDm qCD H; T m bHT 5 T HKGK; TPT m qmjmqm fs (B o T? OD l? TD qTDT? KTO O T? OD CPT AT? O kC; OH w bOD KéD qCGAHO; T kC; OH w CPC jDQH: KPC z p s V dcqko ogc s gspc jDNC? GTQKéD 6? O O? 9 T OD PO 9 KTJO qCD H; T GÏ CNO? T OD D: O C NCHHO; C PO qH: R PO