Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL Clinton, solvente TONO BIEN AFINADO Clinton tiene la experiencia suficiente para mantener el tono monocorde o variarlo en función del momento. Afinó según requerían las circunstancias, transmitiendo seguridad en sus intervenciones. Sólo perdió la compostura, cuando se vio ganadora y lo exhibió públicamente MIÉRCOLES, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es internacional ABC PREPARACIÓN CONCIENZUDA Clinton hizo sus deberes, estudiando casi como en una oposición, y presumió de ello, dejando en evidencia al adversario. Clinton había estudiado cada detalle de la puesta en escena, tanto como el contenido de un discurso que ya de por sí tiene bien construido. No perdió el control nunca EL MOMENTO MÁS DIFÍCIL Para Clinton, se produjo cuando Trump le exigió que le mostrara mejoras en la vida de la gente que había aportado en sus fracasados años de carrera política. En especial en los años de crisis financiera y su excesiva cercanía a Wall Street. Y le insistió repetidas veces: No lo has hecho EXCES 0 DE CONFIANZA, SU ERROR Uno de sus pocos errores fue transmitir un exceso de confianza, cercano a la soberbia. Hubo algún momento de displicencia, Donald, sigue diciendo tus locuras y otros de autocomplacencia, con alguna risa forzada de satisfacción al comprobar que el debate le estaba saliendo bien Un derrotado Trump promete más dureza en el próximo debate Hillary Clinton levanta el vuelo de su campaña tras demostrar estar más preparada que el magnate para ser presidenta de Estados Unidos MANUEL ERICE CORRESPONSAL EN WASHINGTON do reflejado en su rostro, anunció batalla en una entrevista televisiva posterior a la contienda: Iré al próximo debate con más dureza aseguró. Con seis semanas y dos cara a cara de por medio, la presión es para el millonario. a carrera ha cambiado, aunque todavía es pronto para saber en qué medida. La victoria de Hillary Clinton en el primer debate presidencial es indiscutible. Para las encuestas más fiables, para buena parte de los republicanos y para algunos miembros de su propio equipo, no fue el debut soñado por L Trump. Pero el tropiezo no fue rotundo ni es definitivo. Antes del lunes, el magnate había venido recortando distancias hasta casi el empate técnico, ante una rival debilitada por sus propios errores. Ayer, la percepción era que el momentum del candidato republicano se había esfumado con el mismo verano que le aupó. Un debate mal preparado frente a una rival experta y disciplinada no es la mejor receta para alcanzar la Presidencia de Estados Unidos. El intuitivo Trump, consciente de un resulta- El candidato caótico Trump pinchó en su primer intento de convencer de que puede ser el presidente de Estados Unidos. No por su condición de outsider de político contra el establishment, que empleó con acierto en un aceptable arranque del debate, frente al fracaso de los políticos para dar soluciones a los problemas de la gente Más bien por su imagen caótica, excesivamente dependiente de la improvisación y con demasiadas reiteraciones, poco atractiva para los republicanos moderados y los independientes que pedían argu- mentos para entregarle su voto. Hillary Clinton se lo echó en cara en la frase más efectiva de la noche: Donald me acusa de haberme preparado el debate con mis colaboradores. Claro. Yo me preparo para ser presidenta de los Estados Unidos La demócrata estaba consiguiendo su objetivo de aparecer profesional y seria, frente a alguien que no estaba haciendo su trabajo. La actuación de Trump tampoco se benefició de detalles que la televisión amplifica, como el reiterado recurso al vaso de agua, muchas interrupciones a la adversaria (37 de Trump frente a nueve de Clinton) y continuas muecas de contrariedad frente a la sonrisa de confianza de la exsecretaria de Estado. A los primeros sondeos siguió ayer una guerra de propaganda en las redes sociales. La cadena de televisión CNN otorgaba un 62 por ciento fren-