Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 GENTESTILO TV SÁBADO, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es estilo ABC Javier Rigau y Gina Lollobrigida a su llegada a un baile en Mónaco, en 2005 AFP Javier Rigau Al principio Gina solo venía a España para acostarse conmigo La Fiscalía de Roma pide ocho meses de cárcel para el empresario por su boda con Lollobrigida. La Justicia española ya lo declaró inocente MARTÍN BIANCHI MADRID La actriz va a desalojar a su hijo y su nieto Javier Rigau asegura que Lollobrigida se encuentra a mereced de sus empleados del hogar Según el español, la actriz se ha distanciado de su familia. En 2014, su único hijo, Andrea Milko Skofic, intentó inhabilitarla y acudió al tribunal alegando que su madre necesitaba un administrador de apoyo Me temo que ya no está capacitada para hacerlo todo sola declaró Skolfic entonces. Aunque se publicó que el tribunal decidió desestimar la petición del hijo, Rigau revela que en realidad se llegó a un acuerdo extrajudicial para frenar la inhabilitación. Pero la Lollo no olvida ni perdona. Rigau dice que el 10 de octubre su ex desalojará a su único hijo y su único nieto, Dimitro (izquierda) de una casa que posee en la antigua Vía Apia. REUTERS Hay romances prohibidos. Y otros que rayan la ilegalidad. El de Gina Lollobrigida (89 años) y Javier Rigau (55) podría ser de los segundos. La diva italiana y el empresario catalán se conocieron a comienzos de la década de 1980 en Mónaco. La versión oficial cuenta que ella tenía 57 años, y él 23. Tengo un contrato confidencial posmatrimonial que me impide revelar la verdadera edad que yo tenía cuando la conocí. Yo era más joven, mucho más joven... confiesa Rigau en conversación telefó- nica con ABC. Al principio fue una relación puramente sexual. Ella solo venía a España para verme y acostarse conmigo añade el ex de la Lollo Con el tiempo, la pasión se convirtió en amor. Y el 29 de noviembre de 2010, tras más de dos décadas de relación, la reina de Cinecittà y el empresario español se casaron por poderes en Barcelona. El matrimonio se inscribió en la iglesia de Sant Vicent del barrio barcelonés de Sarriá. Está validado como matrimonio canónico ante el Arzobispado de Barcelona aclara Rigau. Según el ex de Lollobrigida, la boda se celebró por poderes porque Gina quería imitar a su archienemiga de la pantalla grande: Sophia Loren. Deseaba una ceremonia como la de Loren y Carlo Ponti, que se casaron por poderes en México, en 1957. Nosotros decidimos hacerlo en Barcelona porque es mi ciudad de residencia explica Rigau, que también es abogado, aunque nunca ejerció. El trámite nupcial estuvo supervi- sado por Teresa Bueyes, abogada de los ricos y famosos, y el notario José Luis de Palacio Rodríguez. Cuando Gina vino a firmar estaba acompañada por su abogada de confianza, Julia Citani recuerda Javier. Denuncia Tres años después del enlace, la actriz denunció en los medios de comunicación que había sido estafada por su pareja. Javier me convenció para que le firmara unos poderes. Me dijo que los necesitaba para unos actos notariales en relación con un juicio. Sin embar-