Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 DEPORTES SÁBADO, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es deportes ABC Los deportistas no tienen que estar siempre localizables El Supremo anula esta norma antidopaje por considerarla desproporcionada L. P. A. MADRID Los motivos Localización permanente El Supremo considera que la localización exigida por una norma del Gobierno es permanente y no habitual una medida que tacha de desproporcionada y equipara al control que recae sobre los condenados por un delito. Anula así esta obligación. Exigir a un deportista que esté siempre localizable todos los días del año, incluso en vacaciones, entre las 6.00 de la mañana y las 23.00 de la noche es una obligación desproporcionada que vulnera el derecho a la intimidad y equivalente a una medida de control sobre un condenado penal. A esta conclusión llega el Tribunal Supremo, que ha anulado una norma del Consejo Superior de Deportes (CSD) sobre controles antidopaje que obligaba a una localización permanente. En una sentencia, el Alto Tribunal ratifica la decisión de la Audiencia Nacional, que en junio de 2014 dejó en papel mojado esta obligación, recogida en un anexo de la resolución de la presidencia del CSD, que depende del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El recurso contra la norma fue interpuesto por la Asociación de Ciclistas Profesionales en junio de 2014. Análisis de sangre en un laboratorio antidopaje pecialmente en los periodos sin competición, en los que los deportistas tienen más oportunidades para optar por las trampas al estar fuera del alcance de los fiscalizadores y de valorar que los deportistas tienen un deber de sujeción especial como titulares de una licencia federativa La norma anulada señalaba en su exposición de motivos, recogiendo el espíritu de la medida, que la localización, así como la aportación de una serie de datos sobre la vida del deportista, es necesaria para que evitar que la lucha contra el dopaje no se vea seriamente afectada sin un mecanismo que garantice su efectividad. Sin embargo, el Supremo invalida las exigencias previstas en un formulario que deben rellenar los deportistas incluidos en el llamado Plan Individualizado de Controles, en el que se pedían el lugar y horario de trabajo y de estudios del deportista; la localización durante todos los días del trimestre, aunque las ausencias de su domicilio habitual sean inferiores a tres días; y la localización ocasional. Esto, argumenta el Alto Tribunal, conduce AFP Derecho a la intimidad La exigencia de estar disponible todos los días del año, incluso en vacaciones, entre las 6.00 y las 23.00 horas, vulnera el derecho a la intimidad, argumenta el Alto Tribunal. No todo vale para controlar asegura. a una localización permanente no habitual como decía la norma. Buen orden deportivo La norma iba más allá: también reclamaba al deportista que señalara un lugar y una hora cada día de preferencia para la realización del control. Una vez elegida, el deportista estaba atado: debía permanecer en ese lugar durante toda la hora por si la administración decidía testar su deportividad. El Supremo considera que esto es desproporcionado y supera lo tolerable para lograr lo que se denomina el buen orden deportivo El Alto Tribunal asegura que no está en cuestión la represión del dopaje deportivo y reconoce que los controles durante la competición no son suficientes Admite que los controles fuera de la competición implican invadir cierta esfera personal del deportista, pero establece el límite en las normas internacionales y en una visión restrictiva de los recortes del derecho a la intimidad. Si no todo vale para competir y de eso no cabe duda tampoco vale todo para controlar Periodos sin competición La resolución de la Audiencia Nacional habló claro: Una medida que somete al deportista a un control permanente durante todas las jornadas y horas del año, excediendo lo que pueda considerarse como habitual o frecuente, es una medida desproporcionada y contraria al derecho a la intimidad, y no amparada legalmente El tribunal alcanzaba esa conclusión, ahora avalada por el Tribunal Supremo, a pesar de reconocer la legitimidad de la lucha contra el dopaje es- Efectividad El Alto Tribunal llega a esta conclusión a pesar de reconocer que la lucha contra el dopaje requiere de controles fuera de la competición, el periodo más propicio para realizar trampas. El Gobierno quería garantizar la efectividad de la lucha contra el dopaje. ÜV bd WTR Qd SO dRdVP Jd Y bUcRU TOVPOdY a Yd R VPd Y a d X a bdad W Q sYdWd d URd 7 n-