Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 ABCdelOCIO VIERNES, 16 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es ABC C ine El ciclo eterno del poder y la muerte SUBURRA Dirección: Stefano Sollima. Con: Pierfrancesco Favino, Elio Germano FEDERICO MARÍN BELLÓN on la excusa de la construcción de una Eurovegas en Roma, seguro que les suena, Stefano Sollima anticipa su nueva serie de televisión, prevista para 2017. El director, conocido en el medio por la excelente Gomorra (la serie, no la película) articula su relato alrededor de tres pila- C res: Estado, mafia y Vaticano, aunque este último figura apenas como sutil telón de fondo, casi invisible. Suburra es un suburbio de la ciudad, escenario de la degradación moral y de la muerte, un goteo constante que no hace falta subrayar. Armas, dinero y drogas son el combustible de una violencia seca, brutal, un páramo donde el amor no mercenario casi ni se recuerda. El ritmo no es el fuerte de la cinta, pretenciosa o ambiciosa, según se mire. Que se note la intención ya es mala señal. Tampoco hay un solo personaje al Alessandro Borghi en el filme ABC que agarrarse, salvo uno, impensable, por el que el espectador llega a preocuparse durante un instante. Es la magia del cine, su fascinante doblez moral. La trama, desoladora, no ofrece en realidad grandes emociones. Casi la única es una votación parlamentaria, con una incertidumbre que nuestros políticos deberían experimentar. Las miserias del poder se desnudan, con sus personajes intocables, o que creen serlo. Una frase los pone en su sitio: Si hay nuevas elecciones, buscamos a otro político, quizá en otro bando Son muñecos intercambiables, en una espiral de venganzas, el ciclo sin fin del poder. Desesperanzador. Filosofía ligera en vidas simples EL FUTURO YA NO ES LO QUE ERA Dirección: Pedro Barbero. Con: Dani Rovira, Carmen Maura J. M. CUÉLLAR P Por la causa y por sus efectos LOS HOMBRES LIBRES DE JONES Dirección: Gary Ross. Con: Matthew McConaughey, Gugu Mbatha- Raw OTI RODRÍGUEZ MARCHANTE L a historia de inspiración real, aunque con irisaciones de Robin Hood, de un granjero sureño, Newton Knight que, en plena Guerra de Secesión, organizó y comandó una revuelta contra el Ejército Confederado tras desertar y reunir una banda multirracial y socialmente transversal (je, je) con esclavos huidos y otros desertores entre los manglares del Misisipi. Y fundó en esa especie de Bosque de Sherwood, el libérrimo Estado de Jones. El director, Gary Ross, maneja parecidos códigos de aventura, emoción y sed de justicia a los que usó en Los juegos del hambre o Seabiscuit y cuenta para su carrera con un caballo antes percherón y ahora pura sangre llamado Matthew McConaughey, actor que mejora en la pantalla en una proporción inversa a lo que empeora físicamente: pésimo aspecto, grande interpretación. El detonante, lo que le impulsa a reorganizar su guerra, es la Ley indigesta del Gobierno Confederado por la cual los granjeros blancos con más de veinte esclavos se libraban de ir al frente, dejando ese privilegio a los más pobres y menos interesados en la batalla. Lucha de clases, racismo, búsqueda de justicia y horizonte... Todo ello fácil de leer, aunque la película apunta una complejidad mayor al introducir algunos efectos inmediatos (Ku Klux Klan) y muy posteriores (injusticias y disturbios raciales en el siglo XX) ara los incondicionales de Dani Rovira, que son innumerables, esta película supondrá una revelación inesperada: también se equivoca. Probablemente, su elección estaba prevista para convertir en carcajadas un guión que solo estaba predestinado a provocar una sonrisa, pero ni siquiera un genio del humor como Rovira puede levantar una historia tan simple. El problema de El futuro... no es que sea pretenciosa (aunque también se la podría tachar de serlo) sino que da lecciones de vida que parecen sacadas de un libro de autoayuda. Todo lo que se pretende sea filosófico, profundo y clave en la vida de las personas, resulta tan obvio que no se entiende como nadie fue capaz de advertirlo a la primera lectura de guión. Afortunadamente para Barbero, Carmen Maura dijo que sí, que jugaba, y ella, evidentemente, se salva de una quema que es una hoguera que incendia bosques. Rovira se libra, simplemente, porque le queremos... Dani Rovira y Carmen Maura, en una escena del filme FABC Náufrago sin Viernes pero con loro ROBINSON, UNA AVENTURA TROPICAL Dirección: Vincent Kesteloot, Ben Stassen. Animación F. M. B. l cine está tan lleno de Robinsones que por lo general ya ni se molestan en citar al padre, Daniel Defoe. La anima- E ción europea, cada vez más viva, recupera al personaje en una cinta dirigida al público infantil que promete contar todo lo que el autor de la novela se calló. Desde el estudio de animación nWave y Studiocanal La casa mágica han optado por dejar a Crusoe sin Viernes, pero a cambio lo han rodeado de simpáticos animales, entre los que destaca el loro Tuesday, el más capacitado para hacer de narrador. La película es agradable y fomenta buenos valores, aunque a ratos le falta chispa. El hecho de convertir a unos gatos en los malvados de la historia quizá disguste a alguno. Yo vi la cinta con mi hija de cinco años, mucho más capacitada para hacer de juez, y le gustó, pese a que abusa de las escenas de acción y persecuciones. Para la mayoría esto no supondrá ningún problema, más bien al contrario, en una época en la que el cine de superhéroes es el más taquillero. Otro aliciente para el gran público es que los dobladores son de sobra conocidos: Carlos Latre, Joaquín Reyes y Alexandra Jiménez