Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 ABCdelOCIO VIERNES, 16 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es ABC C ine Larry Kane De gira con los Beatles En The Beatles: Eight days a week el periodista recuerda sus experiencias con el grupo SANTIAGO TAUS Para que se entere Mozart THE BEATLES: EIGHT DAYS A WEEK- THE TOURING YEARS Dirección: Ron Howard. Documental. JOSÉ MANUEL CUÉLLAR S Ron Howard, director del filme on muy pocos los periodistas que pueden presumir de haber ido de gira con los Beatles, pero entre todos ellos solo Larry Kane puede decir que John Lennon presentó el tiempo en su programa informativo. Kane es posiblemente una de las personas que más conocieron a los Beatles, pero no solo como músicos, Larry Kane con Paul y John en sino también como amigo de cuatro uno de los viajes de los Beatles chicos de Liverpool que no sabían lo que les esperaba. Y es que cuando este mer concierto en un estadio de toda la periodista viajó con el grupo británico historia de la música. Era sobrecogeallá por 1964 solo tenía 21 años. Al prin- dor ver a 54.000 personas gritando tancipio no quería viajar con ellos. Sentía to que sonaba como un avión a reacque, como periodista serio que era, via- ción, ni siquiera ellos se escuchaban al jar con cuatro músicos en una gira no cantar La beatlemanía había nacido era lo que debía estar haciendo. Pero convirtiendo a esos cuatro jóvenes en resultó que llegaron a ser la banda todo un fenómeno mundial, aunque más importante de la histoentonces no sabían que serían la ria recuerda Kane. mejor banda de la historia Ellos El ritmo de los En The Beatles: Eight days no sabían Beatles durante su a week The touring years que serían la Larry Kane, junto con Paul gira mundial era frenético. Kane les mejor banda McCartney, Ringo Starr y acompañó duranmuchos otros testigos de esde la te 35 días en los que tos años decisivos en la hishistoria pasaron por 25 ciutoria del grupo inglés, compardades y dieron 32 conte sus experiencias e impresiociertos: Yo trabajaba 18 horas nes sobre la maratoniana gira. Además, al día. Al principio todo era muy por primera vez se muestran imágenes impactante, pero después de una se- inéditas del concierto del Shea Stadium mana y media me di cuenta de que es- y de otros momentos del tour. He entaba presenciando algo que solo se da contrado imágenes mías de joven que una vez cada cien años en el mundo no sabía ni que existían explica el pede la cultura y que posiblemente nun- riodista. También es posible ver lo conca vuelva a suceder Fue durante trovertida que fue la gira en algunas esta gira cuando los Beatles dieron partes de América, por todas las barresu histórico concierto en el Shea Sta- ras raciales y sociales que eran capadium de Nueva York: Fue el pri- ces de romper con su música Ron Howard le gusta extenderse, hacer largas sus historias, con multitud de detalles y anécdotas variopintas. Le salen películas muy redondas, sólidas y realmente compactas, con independencia de que la historia que cuente sea más o menos interesante. Por todo esto era un director muy adecuado para hacer un documental sobrelos Beatles, probablemente el mejor grupo de la historia, con permiso de sus satánicas majestadas, mal que les pese a algunos... El filme dura hora y media más media hora de una actuación del grupo en Nueva York. Lo cierto es que merece la pena ver el desarrollo que ha hecho Howard desde los comienzos de la banda, cómo trabajaban, su desarrollo posterior, el autobús de la fortuna que les acabó atropellando y su posterior desgaste cuando George y John, principalmente, empezaron a hartarse de la historia. Lo más notable de todo lo visionado es la revisión de un hecho que era evidente, pero que conviene recordar: estos tíos eran muy, pero que muy buenos. Y lo eran más allá de toda la parafernalia posterior, con la influencia del marketing de Epstein o la producción de Martin. Eran muy buenos porque sus composiciones eran memorables. Apenas hay músicos en la historia que hayan hecho un número tan elevado de buenas canciones como estos. En el documental se les compara con Mozart. Pues eso... A Problemas de mantenimiento MORGAN Dirección: Luke Scott. Con: Kate Mara, Anya Taylor- Joy, Toby Jones ANTONIO WEINRICHTER L uke Scott es hijo de Ridley y se ha curtido trabajando en algunas de sus últimas películas antes de debutar aquí como realizador. Antes de gritar ¡enchufado! déjenme decirles que parece tan bueno como lo era su padre, al menos en el pequeño formato que aquí ensaya. Aún más, esta fábula sobre la soberbia del hombre que le lleva a querer crear vida, y solo le convierte en infeliz aprendiz de brujo, consigue evocar con dignidad los dos grandes créditos de papá Ridley: está incluso más cerca del mundo original de Philip K. Dick que Blade Runner en alguna de sus versiones, y dibuja una ratonera al estilo Diez negritos como la que tanto miedo nos daba en Alien En un refugio oculto, una corporación ha creado un robot avanzado que está dando algún problema de mante- Anya Taylor- Joy y Kate Mara ABC nimiento. Para vigilar su inversión, llega una revisora con la que Kate Mara crea uno de los grandes personajes del cine fantástico reciente: su aparente fragilidad, combinada con su atuendo de estricta gobernanta, ofrece un perfecto contraste con el diseño Eminem de Morgan, a quien la familia de científicos que la ha creado insiste en considerar como ella Hay actores tan formidables como Toby Jones, Michelle Yeoh o Jennifer Jason- Leigh: así es difícil hacerlo mal. Y Luke Scott lo hace muy bien, aunque uno hubiera preferido más filosofía sobre moral y vida artificial antes de entrar en materia con la parte de cine de acción.