Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN POSTALES VIERNES, 16 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es opinion ABC JOSÉ MARÍA CARRASCAL A los cuatro vientos 100,5 del ciento del PIB EL PROBLEMA ESTÁ EN EL PSOE Como secretario general, Sánchez tiene la iniciativa y confía en el respaldo de la militancia La deuda pública sigue creciendo La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó en el segundo trimestre del año los 1.106 billones de euros, 10.543 millones más que en el primer trimestre, y se situó en el 100,5 por ciento del PIB, una décima menos que en marzo, debido al crecimiento de la economía, ya que el Producto Interior Bruto sobre el que se compara la deuda es mayor. Estos datos revelan que la contención de la deuda pública sigue siendo una de las grandes asignaturas pendientes de nuestra economía. Urge poner coto a un desequilibrio que, pese a todas las advertencias, se mantiene en niveles inasumibles y lastra el futuro de las generaciones venideras. Xoaquin Fernández Leiceaga C ONFIRMANDO que los españoles damos más importancia a lo secundario que a lo principal error de perspectiva que explica por qué hemos errado tantas veces el camino a lo largo de nuestra historia no hablamos más que de Rita Barberá, que es pasado, en vez del desconcierto que reina en el PSOE, que es presente y futuro, cada vez más negros. Aunque no es sólo nuestra vieja tara óptica lo que nos induce al error. Hay también mucho cálculo, mucha astucia, mucho interés en que se hable de la exalcaldesa de Valencia para tapar que Griñán y Chaves están acusados de delitos mucho más graves. Rita Barberá terminará triturada por sus errores de gestión y por el puritanismo que de repente se ha declarado en España tras haberse tolerado toda clase de sinvergonzonerías durante décadas pero lo del PSOE tiene peor arreglo, pues estamos viendo en toda Europa que el socialismo anda de capa caída. En nuestro caso, la situación se agrava porque, junto a la falta de fórmulas para afrontar la crisis económica que aún colea ahí tienen a Hollande forcejeando con los sindicatos para imponer unos ajustes que considera esenciales para reflotar al país el PSOE se ve paralizado por la lucha entre sus dos almas, la radical, que tiende a la izquierda pura y dura, y la moderada, que busca acomodarse a la nueva situación de un mundo globalizado, en el que quien no se adapta se va por la cañería. Pedro Sánchez capitanea la primera opción, enarbolando los principios ¡no, no y no a un gobierno corrupto, injusto e incapaz del PP! y los partidarios de permitir la investidura de Rajoy para someter luego a su gobierno al más estricto marcaje desde la oposición, la segunda. Como secretario general, Sánchez tiene la iniciativa y confía en el respaldo de la militancia. Sus críticos temen que les lleve al desastre porque, para llegar a La Moncloa, los números no cuadran y necesitará el apoyo no sólo de Podemos cuyo objetivo no tan secreto es deglutirlos sino también de los nacional- independentistas, lo que podría significar el golpe de gracia para el partido. Pero Sánchez es hoy un hombre desesperado: o alcanza el gobierno como sea o se va a casa. Así que va a intentarlo. Ante lo que los críticos, que hasta ahora se habían limitado a hablar en privado, empiezan a hablar en público. A la cabeza de ellos, Susana Díaz, la lideresa en la sombra del PSOE para cuando Sánchez se queme, advirtiéndole de que, con 85 diputados, no puede formar gobierno y que cuidadito con las amistades peligrosas. ¿La escuchará? Lo dudo. Estas luchas intestinas sólo se resuelven con el asesinato cruento o incruento, como en los dramas de Shakespeare. Lo malo es que ocurre en la España de hoy. Y lo peor, que las luchas internas del PSOE terminamos pagándolas los españoles. Así que prepárense para seguir encontrando a Rita Barberá hasta en la sopa. EFE Al oído Si el PP no logra la mayoría OBSESIÓN INDEPENDENTISTA En lo que llevamos de legislatura regional desde que se celebraron las elecciones a finales de septiembre de 2015 el Gobierno de la Generalitat sólo ha presentado una única iniciativa que no tenga que ver con el independentismo, y sí con los problemas reales de los ciudadanos. Esto da idea del grado de perversión de la política catalana apuntaba el diputado popular en Cataluña Xavier García Albiol. Confesión de parte: el PSOE pactará con Marea y BNG No se le podrá acusar al candidato socialista a la Xunta de Galicia, Xoaquin Fernández Leiceaga, de no mojarse. En el programa Herrera en Cope fue meridianamente claro: Si el PP perdiera la mayoría absoluta, tendríamos que intentar construir una mayoría progresista, pero pactar no depende solo de uno Y para mayor concreción, añadió: Los postulados de los posibles socios de gobierno, Mareas o BNG, sobre el concepto territorial no nos condicionan en absoluto Por si alguien en Galicia tenía dudas, está muy claro: si Núñez Feijóo no consigue los escaños suficientes, ya sabe lo que le espera. CARTAS AL DIRECTOR Ser político, una temeridad Pecaríamos de falsa modestia o puritanismo si pensásemos que una vida profesional llena de avatares, alegrías y sinsabores no puede estar salpicada de algún error, sea por desconocimiento, engaño o cálculo. Bueno, en la política y, concretamente, en lo político, la empresa es de alto riesgo; visto lo visto en la actualidad, corrupción aparte (que debe ser castigada con dureza) se está produciendo una carrera por demostrar quién es más inflexible con la corrupción, de tal manera que ya no sabemos el momento exacto en que un Con las cosas de comer no se juega, señor Sánchez El señor Pedro Sánchez, en recientes declaraciones, ha afirmado que nosotros no vamos a apoyar aquello que queremos cambiar, por tanto diremos no y mil veces no a Mariano Rajoy Desde luego, aparte de rotunda, es coherente su afirmación; pero siempre hay un pero: ¿en quién se quiere apoyar para conseguir sus objetivos? ¿En los separatistas (las cosas por su nombre) en los podemitas, que andan compadreando con los anteriores, propiciando un referéndum ilegal cuya finalidad no es otra que el desmembramiento de España? Seamos realistas, con las cosas de comer no se juega, señor Sánchez. Apéese del burro, deje su ego en casa y haga lo que le corresponde. ¡Una leal oposición al Gobierno! Le recalco lo de leal para que no se me interprete mal. Los españoles necesitamos un Partido Socialista coherente con los tiempos que corren. Haga el favor de no romperlo. JUAN DÍAZ LÓPEZ- CANTI MADRID