Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE LUNES, 12 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es ABC Conmemoración del 11- S El día en que el mundo cambió Estados Unidos conmemoró ayer el que quizá sea uno de los días más tristes de su historia, aquel 11 de septiembre en que el terrorismo islamista asesinó a tres mil personas en solo unos minutos con un brutal ataque que terminó por cambiar el mundo y la seguridad global. Washington y Nueva York fueron ayer los escenarios principales de esta ceremonia colectiva de recuerdo a las víctimas y de alerta sobre el peligro cierto que aún acecha. Barack Obama eligió el Pentágono, tótem del poderío militar estadounidense, para lanzar un mensaje de confianza y unidad: Al Qaida o Estado Islámico saben que no podrán jamás vencer a una nación tan fuerte como América, así que intentan aterrorizar, esperando que el miedo nos enfrente a los unos contra los otros. Por eso es importante reafirmar quiénes somos como nación En Manhattan, la Plaza del Memorial donde se alzaban entonces las Torres Gemelas el icono de esa tragedia se convirtió en un enorme altar humano para recordar a los fallecidos. Familiares y amigos leyeron, uno a uno, los nombres de las 2.983 víctimas del ataque, en una emotiva ceremonia, con un fondo de música clásica interrumpida para guardar cuatro minutos de silencio que coincidían con los momentos exactos en que los aviones se estrellaron contra las Torres, el Pentágono y una zona rural en Pensilvania. Otros dos minutos silentes conmemoraron la hora a la que los dos rascacielos se derrumbaban señalando el comienzo de la III Guerra Mundial, la que el terror islamita declaró a Occidente. INTERNACIONAL Bajo estas líneas, los familiares levantan fotos de las víctimas en la Plaza del Memorial, en Manhattan AFP Barack Obama, ayer, en el homenaje en memoria de las víctimas celebrado en el Pentágono, en Washington