Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es deportes DEPORTES 81 Jornada 3 La Liga El Atlético apabulla al Celta a la hora del aperitivo Estreno del partido de la una con Griezmann liderando la goleada rojiblanca en Balaídos M. Á. BARROSO El Atlético de Madrid (equipo teóricamente premium estrenó junto al Celta el nuevo horario no premium de Javier Tebas conspicuo presidente de la Liga una novedad rentable, al parecer, para el negocio televisivo. Aunque es poco probable que veamos a Barcelona y Real Madrid ocupando este tramo de la parrilla. Los rojiblancos, tras una primera parte discreta donde copiaron los defectos de los compromisos anteriores, apabullaron al Celta (0- 4) que perdió el norte y pudo haberse llevado una goleada aún más dolorosa. En la Premier ya hace tiempo que hay velada a la una de la tarde y que gusta, pero es que la costumbre british tiene poco que ver con la española. En Londres, Manchester o Liverpool la gente acude al fútbol ya comida (o engulle un perrito o una hamburguesa con cerveza en las inmediaciones de los estadios) En España, un partido el sábado en la hora del aperitivo es complicado. No se llenó Balaídos para ver a dos equipos con muchas urgencias a pesar de que esto acaba de arrancar. Griezmann celebra uno de los dos goles que marcó en Balaídos REUTERS Posesión local AFP Ibai Gómez rompió el empate y con su gol dio el triunfo al Alavés vechó un lamentable error de Mascherano para batir a Cillessen, que pudo hacer bastante más. Luis Enrique echó el resto y Suárez sustituyó a Alcácer. Ni Messi lo arregla Quedaban 20 minutos, menos el tiempo que el Alavés empezaba a perder. Messi desaprovechó en el 72 una falta óptima para su talento, y el final acercándose inexorablemente empezaba a pesar más, mucho más, que la esperanza. Ni Messi ni nadie intimidaron al rival, ni se hizo presente en ningún momento el espíritu de la remontada. Un Barça precipitado, desestructurado y sin alma sucumbió ante un Alavés menor, que hizo lo que pudo, pero que tampoco fue tanto como para ganar en el Camp Nou. Las rotaciones son comprensibles, y hasta necesarias, pero el Barça, como la gastronomía, y como la Humanidad, necesita a sus genios a tiempo completo si quiere ganar. Berizzo y Simeone no se tomarían juntos un vermú, ni antes ni después de un encuentro. El Toto y el Cholo se enemistaron cuando eran jugadores y no han firmado la paz en los banquillos. Ayer no era el día, además, después del arranque titubeante de uno y otro. Equipos de autor: aseado y tocador el gallego, intenso y recuperador el madrileño. Es una mentira eso de que todos queremos jugar presionando arriba. No se presiona los noventa minutos dice Simeone, aunque en Vigo el Atlético intentó lo imposible, empezando por la pareja de arriba, Griezmann y Torres. Las recuperaciones de balón no propiciaron, en cambio, buenas opciones de gol para los rojiblancos en toda la primera parte. Solo un centro de Carrasco que se paseó por el área pequeña sin que nadie acudiera a la llamada. El Celta estuvo mucho más cerca, primero con una jugada personal de Señé, que dribló a Oblak y envió el balón al lateral de la red, y después con un esprint de Bongonda, que dejó atrás a dos defensores y remató raso y ligeramente desviado. Aunque la posesión fue local, el peligro no llegó por la elaboración. Apareció poco Aspas cuando el guión lo reclamaba. A Simeone le encanta la paradoja: este juego del que todos nos enamo- CELTA Sergio Hugo Mallo Cabral Sergi Gómez Jonny Radoja Wass (68) P. Hernández Señé Bongonda (85) Iago Aspas Rossi (68) Pione Sisto (74) Cheikh (85) 0 ATLÉTICO Oblak Juanfran Savic Godín Filipe Gabi Koke Saúl Carrasco (68) Griezmann Torres (62) Gameiro (62) Correa (68) Tiago (82) 4 Koke perseguido solo por su sombra para marcar a placer, a bote pronto y con la zurda. Esta vez el ejecutor se convirtió en donante, y viceversa. Al Celta el golpe le sentó fatal, se le rompió la brújula. Incapaz de volver a su discurso original, perdió balones a espuertas y propició sustos continuos en su área. Carrasco regateó a Sergio, se fue al suelo y reclamó penalti. La jugada no quedó clara y el árbitro pasó del asunto. La puntilla El Cholo quiso sentenciar y probó a Gameiro y Correa por Torres (desdibujado) y Carrasco. La maniobra le salió redonda. Nada más ingresar en el campo, el delantero francés falló estrepitosamente a puerta vacía. Por suerte para él, su compatriota Griezmann hizo olvidar ese error. Saúl, de los mejores de su equipo, le envió un centro medido, y Antoine, que no es alto ni corpulento, se elevó para cazar el servicio de cabeza y poner el 0- 2. Como le pareció poco, siete minutos después repitió, esta vez con Juanfran como asistente y con la defensa celeste a por uvas. Una brillante combinación entre Gameiro, Koke y Correa acabó con gol del argentino para redondear la goleada. Para entonces, muchos aficionados celtiñas habían decidido que ya era hora de irse a comer... con permiso de Tebas. GOLES 0- 1, m. 52: Koke. 0- 2, m. 73: Griezmann. 0- 3, m. 80: Griezmann. 0- 4, m. 88: Correa. EL ÁRBITRO Jaime Latre (C. Aragonés) Amonestó a Gabi, Señé y Correa. Griezmann pide perdón No debí decir tras empatar en Leganés que lucharíamos por eludir el descenso dijo el francés, que hizo doblete ramos por la pelota es sin la pelota. Y así, con el Celta dominando también en el inicio de la segunda parte, llegó el primer gol del Atlético. Griezmann recogió el balón en banda derecha y lo colgó sobre el área, donde apareció