Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es cultura MUY PERSONAL Sir John Elliott nació en Reading (Inglaterra) el 6 de junio de 1930. Historiador e hispanista, es regius professor emeritus en la Universidad de Oxford y honorary fellow del Trinity College de Cambridge. En 1996 recibió el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales. Es patrono de honor del Museo del Prado. Inmigración La Europa más noble ha sido la de las Luces. Es importante no perder ese sentimiento de humanidad hacia los otros. Es lógico que uno de los objetivos del terrorismo islámico sea dinamitar esa idea de Europa Brexit Será imposible dar marcha atrás, pero hará falta mucha flexibilidad por las dos partes. No sabemos si la señora May tendrá la capacidad de mostrarla palacio para el Rey en tamaño más reducido, pero con casi todas las láminas. Al final tenemos la impresión de que la versión grande del libro se quedó en un volumen lujoso para poner sobre la mesa. Y queremos que en este momento tan relevante para la historia del edificio la gente se entere mejor sobre las posibilidades del edificio. ¿No tiene la impresión de que en el Prado sienten cierto horror vacui ante la idea de sacar de Villanueva los grandes cuadros de Velázquez? -Sí, ha habido quien no se mostró favorable a sacar del edificio Villanueva algunos cuadros tan importantes. También porque preocupaba el número de visitas a ese espacio. Pero no hay por qué. La rendición de Breda los retratos ecuestres de Felipe IV y su familia, el conjunto de pinturas creadas para ese espacio era tan impresionante que, sin duda, vendrán en grandes cantidades. Sería mucho más interesante que utilizarlos para la pintura histórica del XIX, que no interesa a los foráneos. ¿Sería extraño preferir una visión mediatizada del pasado a recrear la historia tal como fue en realidad? Exacto responde Elliott Pero no sé lo que pasará. Sería un museo importante para toda Europa. Por ejemplo, tenemos el Banqueting House en White Hall, en Londres, con ese gran techo de Rubens que representa a Jacobo VI reuniendo Inglaterra con Escocia y reconciliándose con Europa. Es un momento lleno de lecturas para nosotros hoy El historiador añade: Jonathan y yo no nos hemos cansado de insistir, después de 40 años (risas) y no hemos perdido la esperanza Hay más claves actuales en el pasado. ¿Qué dice su sentido histórico de la inmigración? Que la Europa más noble ha sido la de las Luces, la que tuvo un sentido de la humanidad, los Derechos Humanos. Es importante no perder ese sentimiento de humanidad hacia los otros. Es lógico que uno de los objetivos del terrorismo islámico sea dinamitar esa idea de Europa Cuando pensamos en Europa cada vez nos sentimos menos vinculados a su gobierno. ¿Qué ejemplos del pasado nos sirven? Precisamente, entidades políticas como la Monarquía de los Austrias eran una superestructura interesante, porque abrigaban relaciones recíprocas entre la periferia y el centro, un diálogo que fracasó varias veces pero funcionaba bastante bien. Pasó lo mismo con el Imperio Austrohúngaro. ¿Aplicable a Bruselas hoy? -En el mundo global hacen falta superestructuras, pero también hay que crear una unión orgánica y no impuesta. Y los organismos crecen solo con el tiempo y la paciencia. Imponer una visión sin tomar en cuenta las reacciones en los niveles inferiores me parece siempre muy peligroso. ¿Nuestro vértigo actual es el fin de un imperio? -El mundo está cambiando, más que nada por internet y las comunicaciones inmediatas. No hay tiempo para pensar. Los historiadores somos necesarios para mostrar la perspectiva más larga, el largo plazo. -Entonces, lo más urgente ahora es... -Pensar, contemplar. -Suena espiritual. ¿Iría por ahí su mejor consejo a la señora May o a la señora Merkel? -Ir despacio, porque hay mucha presión por todas partes. Quién sabe qué pasará con el Brexit. Será imposible dar marcha atrás, pero hará falta mucha flexibilidad por las dos partes. La flexibilidad es casi lo más importante en este momento, y no sabemos si la señora May tendrá la capacidad de mostrarla, ha sido bastante rígida en su carrera. -Los populistas añaden más presión y no son conocidos por su flexibilidad. -La crisis da oportunidades a los políticos oportunistas, para explotar la ira y los rencores del pueblo, y por eso es un momento tan peligroso. La conjunción entre la recesión económica y el oportunismo de los demagogos es un riesgo para todos. CULTURA 65 ANTONIO TANARRO en toda regla de la urgencia que nuestro mundo tiene de detenerse a considerar el rumbo que llevamos. Oyendo a Elliott, uno ya no se conforma con el relato único de la Historia. Hemos vivido una época de mucho determinismo y ahora tal vez la gente se da más cuenta de la importancia de ciertas personalidades, de la mediocridad de los políticos ¿Por qué ese determinismo? Porque nuestro mundo es ahora tan ahistórico, tan antihistórico, que es fundamental tener este sentido del pasado y ganas de conocer no los caminos que se tomaron, sino también los que no y por qué tener una perspectiva histórica de lo que está pasando actualmente Europa se formó con tradiciones de Grecia, Roma, judaísmo, cristia- nismo. Nació una sociedad que se distinguía del mundo. Caído el Imperio Romano, la unidad persistió como deseo, como concepto. La Edad Media y la Moderna crearon una Europa fragElliott, en el acto de la IE University mentada, pero esa tensión entre la diversidad y la unidad salvó a Europa afirma el historiador. Para la vuelta a la democracia de España, por ejemplo, la idea de Europa fue fundamental en la Transición. Ahora lo que vemos en Gran Bretaña o Francia no tanto en España aún es la reacción a la centralización burocrática de Bruselas, un movimiento que resume el exitoso lema de los partidarios del Brexit: take back control. El gran peligro es que se llegue a un nacionalismo estrecho, antipático, agresivo En su opinión no ha tenido sentido de la Historia. No se ha sabido animar a la gente a pensar en las ventajas de Europa más allá de lo que la constitución política de la UE daba por sentado ANTONIO TIRADO