Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍA DOMINGO, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es economia ABC Firmas como Apple satisfacen las nuevas demandas de los consumidores con menos recursos En el punto de mira Las tecnológicas compiten en beneficio con menos de la mitad de empleo La plantilla de Apple, la empresa que más gana del mundo, suma 110.000 personas, cuatro veces menos que la del banco ICBC, siguiente del ranking MARÍA CUESTA MADRID Hasta 300.000 nuevos trabajos tecnológicos Los efectos del tsunami digital en el mercado laboral son de tal magnitud que se estima que la mayoría de los estudiantes de hoy trabajarán en puestos que actualmente no existen. Según Ametic, la patronal de las empresas tecnológicas, entre 2013 y 2017 aparecerán 300.000 nuevos empleos en el ámbito tecnológico y de la comunicación. Las previsiones de la Unión Europea también apuntan en esa misma dirección: hasta 2020 se crearán 900.000 nuevos puestos de trabajo, sobre todo relacionados con el ámbito de la tecnología. Los expertos aseguran que los ganadores de la revolución 4.0 serán los trabajadores altamente cualificados, con capacidad de adaptación, flexibilidad y aprendizaje. H ubo un tiempo en que constructores, banqueros y magnates del petróleo dominaban la economía. Generaban millones de beneficios y empleos, y eran capaces de desestabilizar los mercados con solo arquear una ceja. Pero aquel tiempo ya pasó. La crisis de la construcción, unida a las dificultades para hacer negocio cuando la materia prima bien sea el dinero o el petróleo han perdido una parte sustancial de su valor, han puesto en jaque una soberanía empresarial prolongada durante años. La fuerza de la recesión, además, queda reducida al de una pequeña borrasca si se compara con el verdadero mar de fondo que está transformando, imparable, la jerarquía económi- ca global: la revolución digital. Ningún sector se escapa a la metamorfosis tecnológica que está poniendo del revés todos los aspectos del sistema económico, desde los modelos de producción hasta los hábitos de consumo, pasando por el empleo. Las compañías tecnológicas no solo responden a las nuevas necesidades de los consumidores, sino que consiguen hacerlo invirtiendo muchos menos recursos. Así, una de las mejores armas de estas empresas nacidas al calor de las nueva revolución es su productividad: consiguen generar los mismos beneficios multimillonarios que las empresas tradicionales de mayor presencia, pero con la mitad de empleados. Un vistazo a las cuentas de las grandes tecnológicas resulta revelador. Apple se coronó en 2015 como la empresa con más beneficios de todo el planeta, con 53.700 millones de dólares de ganancias. Le siguen en el ran- king, aunque a cierta distancia, tres entidades financieras chinas, ICBC (44.200 millones de dólares) China Construction Bank (36.400 millones de dólares) y Agricultural Bank of China (28.800 millones de dólares) según los datos de la lista Forbes de las mayores compañías de todo el mundo. Pero el gran éxito de la tecnológica no reside solo en haber conseguido que vender teléfonos y tabletas sea más rentable que conceder créditos, sino que además necesita menos personal para ello. En concreto, Apple tiene 110.000 empleados, cuatro veces menos que ICBC (que tiene 446.346 empleados) tres veces menos que el banco China Construction Bank (con 369.183 trabajadores) y cinco veces menos que el Agricultural Bank of China (con 503.082 empleados) Tiempos de cambio Esta realidad no es exclusiva del gigante que preside Tim Cook. También Google, que ahora opera bajo el nombre corporativo de Alphabet, anunció el año pasado unos beneficios de 17.000 millones de dólares con una platilla muy inferior al que mantienen las compañías que registran un nivel similar de beneficios. En esta liga compite China Mobile, que obtuvo también 17.100