Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL Andrés Pastrana Expresidente de Colombia Es un simulacro de justicia. -Y este carísimo proceso de creación de nuevas cortes de justicia transicional al margen de las ya existentes y de volver a juzgar lo ya sentenciado con anterioridad, ¿cómo se va a pagar? -No hay recursos. Ni de lejos. Ni siquiera con los nuevos impuestos que vienen con el plebiscito. -Aunque a cambio están obteniendo muchas otras prebendas... -Por ejemplo, una cadena de radio con 30 emisoras FM, 26 curules efectivas en el Congreso, control político y control territorial de vastas zonas del país, entre otras. Las FARC se llevan la parte del león cuando Santos reparte con ellas el país. -La pregunta que se ha planteado para el plebiscito del 2 de octubre es: ¿Apoya el acuerdo final para terminación del conflicto y construcción de una paz estable y duradera? ¿Le parece que refleja correctamente lo que se está discutiendo? -Ese es un debate un tanto estéril a estas alturas, si se tiene en cuenta que es apenas la punta del iceberg de corrupción y entrega de las instituciones. Habrá un seudoplebiscito deformado, con las FARC armadas, con todo el presupuesto nacional en campaña, al que aún jefes de Estado extranjeros prestarán sus nombres al intervenir en un acto puramente de política interna solo seis días antes de la cita con las urnas. ¿Cuántos dirigentes de las FARC hemos oído salir a criticar el acuerdo? -Hasta ahora el Frente Primero de las FARC ha dicho que no entra al proceso porque es el que maneja el negocio del narcotráfico. Las FARC se acaban como guerrilla, pero siguen como cártel. -En Venezuela hemos visto a lo largo de los años cómo el Parlamento chavista le iba dando competencias al presidente, leyes habilitantes en detrimento del propio Parlamento. ¿Hemos vivido algo similar en Colombia? -En Colombia se dio un golpe de Estado. El acuerdo con las FARC deja unas instituciones maltrechas y un Ejecutivo dominante y dictatorial. Y la locura máxima de una Constitución nueva, pétrea e irreformable. Lo que hemos advertido es que los partidarios del acuerdo confían en que los jueces y funcionarios sean honestos. Pero no tienen en cuenta que unas instituciones torcidas, aun en manos de la Madre Teresa, constituyen una bomba de tiempo a la democracia. Así sucedió en Venezuela. Por eso le preocupa tanto a Maduro que las instituciones caigan en manos de sus adversarios por mayoría abrumadora. -Dicho así, esto suena peor que la Venezuela de Chávez y Maduro... -Un tuitero colombiano ha recomendado en las redes sociales: Si les da pereza leer las 297 páginas del acuerdo, no se preocupen, la película la están presentando en Venezuela. DOMINGO, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es internacional ABC El expresidente Pastrana conversa con Ramón Pérez- Maura en su despacho de Bogotá SEBASTIÁN SILVA El nuevo tribunal absolverá a las FARC y juzgará a los demás Me pregunto si ETA logrará esto algún día, ya que el Congreso de los Diputados está tan fascinado con este esquema R. PÉREZ- MAURA BOGOTÁ -El Gobierno del presidente Santos sostiene que tiene el respaldo de la Corte Penal Internacional, que habla de una auténtica rendición de cuentas ¿Eso es un aval completo, como lo presenta el Gobierno? -La caricatura ya clásica de Santos es la que lo pinta como un Pinocho con una nariz tan larga que debe anudarla. Este es uno más de sus engaños. La fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) Fatou Besouda, ha sido diplomáticamente dura exigiendo penas efectivas (cárcel) y responsabilidad penal (accountability) para criminales de guerra, terroristas y críminales de lesa humanidad que el Gobierno pretende premiar con risibles penas de trabajo en una huerta de hortalizas o pintando paredes de escuelas. Una burla a la Justicia, un simulacro de juicio. En esto ha sido muy clara. Lo que seguramente va a suceder es que, tarde o temprano, los cabecillas de las FARC deberán responder ante la CPI, porque los indultos disfrazados de penas esta no los admite en los casos de los crímenes más monstruosos e inhumanos. -Pero el acuerdo prevé la creación de tribunales en el marco de una Jurisdicción Especial para la Paz... -Ahí está el gran triunfo de las FARC. Han logrado que un comunista español el abogado Enrique Santiago diseñe un tribunal a su medida y el Gobierno lo acepte. Con jueces seleccionados por las FARC y el Gobierno, suplantando a la Justicia colombiana, asumiendo aún casos de cosa juzgada, actuando indefinidamente con poderes omnímodos y con jueces extranjeros, sin control de organismo ni persona alguna, dispensando justicia de punto final como instancia única y definitiva. Ese tribunal tiene el mandato de absolver a los jefes de las FARC y sus crímenes de guerra y el poder para juzgar al resto del país cuando y como quiera. Me pregunto si ETA logrará esto algún día, ya que Penas efectivas El Gobierno pretende premiar con risibles penas de trabajo en una huerta de hortalizas o pintando paredes de escuelas a criminales de guerra, terroristas y criminales de lesa humanidad el Congreso de los Diputados está tan fascinado con este esquema. ¿No tiene la sensación de que en su contestación se están quedando un poco solos? ¿De que en su propio Partido Conservador hay una parte muy relevante que está a favor del sí -Sí, solo con mi conciencia democrática contra una bancada plegada a la chequera del presupuesto. En eso usted tiene toda la razón. Esa misma batalla del pueblo contra los políticos la dimos en la última elección presidencial de 2014 y les ganamos a los caciques a voto limpio, contra los billones del presupuesto estuvimos con las bases del Partido Conservador. -Estamos hablando de tres millones de hectáreas que van a ser entregadas a las FARC y en este momento hay productivas en el país unos seis millones de hectáreas, más o menos, y las FARC tienen en este momento bajo su control un millón. Por lo tanto, la mayoría de las tierras productivas del país quedarían bajo su control. ¿En qué posición deja esto al resto del país y cómo se va a gestionar? -Esto es lo que yo llamo una pregunta sentencia. Ernesto Samper, cuya presidencia fue comprada por el cártel de Cali, manejará al menos la mitad de las tierras productivas del país a su antojo. Él es la mano derecha de Santos y muy cercano a las FARC y a Nicolás Maduro. El acuerdo deja la propiedad privada en entredicho y al Tribunal plenamente libre de interpretar la propiedad a su antojo.