Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es espana País Vasco EN CLAVE PERSONAL ESPAÑA 25 Elecciones del 25- S Si creyera que estoy en una guerra perdida, no vendría -Dicen que le han sacrificado sacándole de Madrid para librar una batalla perdida de antemano... -No lo veo perdido; si lo creyera así no habría venido. Pero vamos (se ríe) que estoy convencido. ¿Vino usted o le llamaron? -Uno tiene que venir. ¿Qué cargo le enorgullece más? -Hombre, el más especial es ser alcalde de tu ciudad... Lo de portavoz parlamentario te permite el contacto con otros partidos. Y ser ministro te descubre un mundo increíble de lo que se puede hacer, de los profesionales que tiene España. Y esto es mi tierra, ahora represento a nuestra gente. Somos muchos los no nacionalistas en Euskadi. -Ha hecho núcleo vasco fuerte en Génova con Maroto y Oyarzábal. -Sí, pero nunca me he dedicado a hacer camarillas dentro del partido. ¿Volverá a Madrid? -Ahora estoy aquí. El País Vasco es un sitio muy importante para España. Hay quien cree que ya no es un problema, comparado con lo que hemos vivido. Para el Partido Popular, el PP vasco tiene un significado que va más allá, y hay que mantenerlo. Quiero recuperar la fuerza del PP vasco para ayudar a la estabilidad de España. -No habla euskera. ¿Lo aprendería, como López lo intentó? -No hablo, es que soy de Vitoria. Para un lendakari es bueno intentar aprenderlo y hablarlo. Pero uno no es menos vasco por no saberlo. El castellano nació aquí, en La Rioja, Burgos y Álava. De alguna manera es un latín hablado por vascos. ¿Es un hándicap venir de Madrid para presentarse a lendakari? -Yo he vivido todo el rato, mantengo mi casa y mi familia aquí. Pero ir a Madrid te da perspectiva. rales) Sus dudas respecto al Concierto Económico les aleja de los vascos. Son muy ajenos, están fuera de la realidad vasca. Van a traer a Rivera muchas veces aquí, pero nosotros salimos de la sociedad, formamos parte de la sociedad, tenemos una historia larga. Mucha gente vota, sacaron 40.000 votos en las generales. Muchos piensan como nosotros, necesitan una referencia fuerte. Pedimos el voto útil. -16 escaños entre PP y PSE, de 75. El constitucionalismo está acorralado. ¿Les duele que la sociedad vasca les dé la espalda tras el alto peaje pagado por defender la libertad aquí? -Partimos de donde partimos, de un declive de votos. En las últimas generales volvimos a crecer, un repunte. Queda mucho por andar, pero lo más importante es perseverar con un discurso claro, como hicimos en Álava, donde gobernamos hasta hace un año. ¿Qué discurso nítido es ese? -Queremos más España en Euskadi, más libertad. Tender puentes para favorecer la convivencia. Y podemos hablar con el PNV sobre eso. Pero aquí se ha venido aplicando un proyecto de construcción nacionalista que quiere borrar cualquier vestigio de España y limita la libertad de la gente. ¿Es un consuelo que la irrupción de Podemos sea a costa de Bildu? -No. Todo lo que sea aumentar las fuerzas que se sitúan contra el sistema de forma radical es negativo. No nos engañemos. Al final ellos van a la acumulación de fuerzas. Hay que consolidar una alternativa frente a eso. Y es el PP. El PNV no le hace ascos a pactar con Bildu y con Podemos. Veo los hechos: en Vitoria hubo un pacto de PNV- Podemos- Bildu para echar al PP. -Le devuelvo la pregunta: ¿qué sociedad defiende un criminal como Otegui como candidato a lendakari? ¿Qué tipo de memoria se quiere construir? El PNV está construyendo el relato de lo ocurrido con Bildu. Mezclan todo tipo de violencia desde hace cien años, pretendiendo que hubo un conflicto de dos partes en las que se diluye y blanquea a ETA. Que hubo una guerra y hay que reconciliar. Es una memoria falsa que adormece a la sociedad. Es la batalla central de la política vasca y hay que ganarla. -Tiene cuatro hijos en edad escolar. ¿Les enseñan lo que ha ocurrido? -Muy poco. ¿Diría que se hace por fin política en libertad en el País Vasco? -La cosa ha mejorado, pero todavía quedan bolsas de odio e intolerencia. Aún es muy dificil decir que uno es del PP en muchos lugares del País Vasco. Es que salimos de un trauma muy duro y existen zonas donde sigue siendo difícil, no tanto en las capitales. ¿Para usted es un alivio no tener a Otegui sentado en la Cámara vasca? -Creo que se ha cumplido la ley, aplicado el Derecho y evitado una humillación a las víctimas de ETA. -El PP prometió reformar la ley electoral para que miles de exiliados vascos pudieran votar aquí. ¿Se quedó durmiendo el sueño de los justos? -Se registró la proposición de ley (en el Congreso) pero el PSOE se opuso frontalmente. ¿Por qué no usaron su mayoría? -Fuimos prudentes. Modificar la ley electoral requería del consenso con el otro gran partido. Pero se negaron, no hubo manera. Igual que con la elección directa de los alcaldes.