Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA Elecciones del 25- S DOMINGO, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es espana ABC Galicia Irónico Feijóo Con todo el respeto al resto de españoles, no queremos un Gobierno a la catalana, la valenciana o la madrileña, lo queremos a la gallega con mayoría absoluta del PP Mariano Rajoy El obstruccionismo de Sánchez nos lleva a perder algo más que tiempo. No queremos para Galicia lo que vemos en España Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijóo, a su llegada al mitin de Pontevedra AFP Rajoy culpa al PSOE de una parálisis que no desea para Galicia Baño de masas de los populares gallegos, con 12.000 fieles en Pontevedra J. L. JIMÉNEZ D. DOMÍNGUEZ PONTEVEDRA Tras el luto generalizado por el accidente de tren de O Porriño que costó la vida a cuatro personas, comenzó la campaña gallega. Y no de cualquier manera. El día del 55 cumpleaños de Alberto Núñez Feijóo, más de 12.000 simpatizantes quisieron felicitarlo en la plaza de toros de Pontevedra, en el mitin central de los populares gallegos en esta carrera hacia el 25- S, precisamente en un escenario talismán para este partido. Un baño de masas que insufla ánimos al PP de cara a su tercera mayoría absoluta, que muchas encuestas vaticinan, pero que el centro- derecha gallego se resiste pública y privadamente a creer para no caer en la complacencia y el triunfalismo de su tropa. Como telonero de lujo, un Mariano Rajoy muy consciente de su papel que llamó a votar a Feijóo para garantizarle a Galicia la estabilidad que hoy no tiene España por la táctica obstruccionista de Pedro Sánchez No queremos para Galicia lo que estamos viendo en el Parlamento nacional añadió, la falta de estabilidad crea problemas al conjunto de los ciudadanos El presidente del Gobierno en funciones se reconoció incapaz de explicar lo que va a pasar en el conjunto de España pero no dudó en señalar al se- cretario general del PSOE como el responsable de un bloqueo institucional que cada día tiene un coste mayor para los españoles, y no solo económico Los españoles no se merecen un día más en esta situación sentenció. Rajoy, que tendrá su propia ruta electoral por la Galicia interior a partir del próximo martes, se sabía invitado en la fiesta de Feijóo, una de las pocas citas en que coincidirá con el aspirante a la reelección. Su regalo fue el elogio constante. Lo definió como un candidato sensato, que da estabilidad y que es honesto, y visto lo visto en los últimos tiempos en política, es algo muy importante y frente a él, una colección de partidos, plataformas y grupos de amigos que si hubieran gobernado por alguna razón inexplicable Galicia estos años, todavía estaríamos en lo peor de la crisis económica Son un solar vacío sin licencia para edificar, porque solo quieren destruir Repitiendo un guión muchas veces escuchado, Rajoy destacó que el PP es el partido de Galicia y gana siempre elecciones no porque le toque la lotería, sino porque trabaja y soluciona los problemas de los gallegos Ante la cita con las urnas, tenemos razones, tenemos argumentos, se ha trabajado muy bien estos años, tenemos un pro- yecto moderado frente a la incertidumbre y el radicalismo y, para gozo del auditorio, tenemos el mejor candidato de todos los que se presentan No dijo mucho más. Sabía que no era su fiesta, pero no quiso perdérsela. Como tampoco 12.000 almas entregadas y otro millar largo que se quedó fuera. Galicia, un ejemplo Después de que el multitudinario auditorio congregado en Pontevedra le cantase a voz en grito a Núñez Feijóo el cumpleaños feliz el candidato popular inició su búsqueda de la tercera mayoría absoluta consecutiva reclamando que Galicia siga siendo un ejemplo para España en cuanto a la gestión de las cuentas públicas y la estabilidad institucional. El barón gallego señaló que en campaña, mientras sus rivales digan Feijóo, Feijóo, Feijóo; nosotros les responderemos Galicia, Galicia, Galicia En el mismo sentido, lanzó un capote a Rajoy y un dardo a Sánchez, al reprocharle que unos dicen que no es no, y qué parte del no no entienden mientras nosotros decimos sí, sí, sí a nuestro presidente y tiró de retranca al explicar que con todo respeto al conjunto de los españoles, para Galicia no queremos ni un Gobierno a la catalana, que es lo que quieren los nacionalistas; ni a la valenciana, como los de Podemos; ni a la madrileña, como los de Ciudadanos. Queremos un Gobierno a la gallega, con mayoría para el PP El candidato a la reelección recordó que la última vez que había congregado a los suyos en este lugar, en la campaña de 2012, solo se hablaba de rescate, déficit y recesión en contraste con el escenario de recuperación imperante en la actualidad. La obligación de un político debe ser dejar las cosas mejor de lo que se las encontró, y nosotros podemos decir con humildad que lo hemos hecho, y por eso pedimos el voto para seguir este camino subrayó. Multitudinaria felicitación a voz en grito por el cumpleaños del candidato El acto central del PPdeG en campaña es todo un clásico de las elecciones en las que Alberto Núñez Feijóo es el candidato. El mitin de la plaza de toros de Pontevedra reunió ayer a 12.000 personas, que además celebraron el 55 cumpleaños del barón gallego. No se podía imaginar Feijóo todo ese auditorio atronando un cumpleaños feliz Saludó el cariño de la parroquia en el inicio, pero esperó al final para romper la magia. El líder de los populares gallegos se guardó hasta último momento la confesión de que nunca le gustó celebrar su aniversario. Aquí tenéis a mi madre, que puede corroborarlo. El 10 de septiembre para mí solía ser un día triste porque tenía que coger un autobús para irme al internado y ya no podía estar más tiempo con mi familia explicó; pero volvió a agradecer el gesto y subrayó que esta vez ha merecido la pena no conmemorarlo en la intimidad. Esta celebración ya vale por todos los que me quedan dijo. Fue un día de emociones fuertes, ya que al aspirante a la reelección se le volvió a quebrar la voz al recordar los duros momentos vividos este año, en alusión al reciente fallecimiento de su padre tras años aquejado de una grave enfermedad.