Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE DOMINGO, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es ABC El féretro con los restos mortales del soldado fallecido en Irak llega a la terminal militar del aeropuerto de Manises (Valencia) procedente de Bagdad EFE El soldado fallecido en Irak, repatriado Valorar por qué mueren ÁNGEL EXPÓSITO El soldado Aarón Vidal López murió cerca de Bagdad, donde estaba destinado en la lucha contra Daesh. La mala suerte en un accidente le costó la vida, mientras vigilaba la base de Besmayah desde el puesto de tirador de su vehículo blindado Lince. Su cuerpo sin vida regresó ayer a Valencia; a casa. A veces han de producirse desgracias como esta para que recordemos o aprendamos lo que hacen por ahí lejos miles de compatriotas. Por qué se dejan la vida. Lo inexplicable e inmoral es que les ignoremos. Los militares españoles han formado en estos meses a 5.000 soldados iraquíes en cuatro brigadas. Se les ha enseñado a combatir en operaciones especiales. Y desde hace pocos meses, los nuestros les acompañan en las misiones contra los yihadistas. Cabe ima- ginar qué misiones, qué tipo de operaciones y cuánto de especiales. Pero los españoles no solo estamos en Irak. Algo más al norte, la dotación de una batería de misiles Patriot protege a los civiles turcos de ataques desde suelo sirio. Y algo más al sur de Bagdad, en Kuwait City, oficiales españoles operan en el cuartel general del Estado Mayor de la coalición contra Daesh. Unos defienden, otros dirigen y los compañeros de Aarón enseñan. Y todos combaten en la reconquista del territorio ocupado por las bestias de Estado Islámico. Los mismos monstruos de Mosul, Raqqa, Estambul, París, Bruselas, Bamako, Nigeria, Londres, Nueva York o Madrid... solo que con distinto collar. PD. Si hacemos una encuesta entre los españoles incluidos los periodistas ¿cuántos saben que nuestros soldados se dejan la vida, por nosotros, en Irak, Turquía, Malí, Senegal, República Centroafricana, frente a Libia, en el Índico, en Afganistán, en el Líbano... Ha tenido que morir Aarón para que olvidemos unos minutos nuestro insoportable politiqueo patrio en funciones. ESPAÑA