Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE DOMINGO, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es ABC Accidente ferroviario en Pontevedra El amasijo de hierros en que quedó convertido el primer vagón es retirado de la vía El tren debía reducir a 30 por hora en O Porriño Todo apunta a otro exceso de velocidad A la espera de analizar el contenido de la cinta de telo equivalente a la caja negra de los aviones cobra fuerza la posibilidad de que el siniestro tenga que ver con que el convoy circulara a más velocidad de la que debía por el punto donde descarriló, a 200 metros de la estación pontevedresa de O Porriño. Unos trabajos de mantenimiento que se realizan en la vía obligan a reducir la marcha a 30 kilómetros por hora cuando se cambia de vía, una situación extraordinaria sobre la que se alerta con antelación a los maquinistas. La juez encargada del caso ha pedido a la Xunta un listado de expertos en materia ferroviaria para que elaboren un peritaje independiente sobre las causas del accidente. Sea como fuere, el tren descarriló llevándose por delante tres catenarias eléctricas y chocando con una torre de alta tensión poco antes de las nueve y media de la mañana del viernes. Ayer se terminaba de retirar de la línea el enorme amasijo de hierro en que quedó convertido el primer vagón de convoy, donde perecieron tres de las cuatro víctimas mortales del siniestro (la otra lo haría en el hospital) Y volvían a sucederse las muestras de condolencia por los fallecidos y de apoyo a los heridos, diez de los cuales aún permanecen ingresados en hospitales de Vigo. ESPAÑA