Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 4 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es deportes DEPORTES 69 El corredor murciano paga el esfuerzo del Giro, el Tour y los Juegos Olímpicos, pierde once minutos y se pone aún más al servicio de su compañero Nairo Quintana Valverde revienta su cansado motor castigada en la Vuelta. Ha sido, además, una etapa durísima, de l Aubisque se le vino en- calor y con un inicio muy rápido cima a Alejandro Valver- recordó. Su equipo perdio ayer a de. Ya lo sospechaba des- Valverde como candidato al podio. de la noche anterior. No- Y Quintana no logró despegarse taba algo, un malestar. El cuerpo de Froome. Bueno, pero lo intenle avisaba. No me he levantado taré con todas mis fuerzas en Formuy bien confesó. Y no era el me- migal (hoy) avisó el colombiano. jor día para flojear. Esperaban casi Nairo y Unzúe saben que tienen seis horas de calor y velocidad por que distanciar al británico. La pérlos Pirineos. Aguantó hasta el ini- dida de tiempo de Valverde no alcio del Aubisque, el último puer- tera sus planes. Alejandro tiene to. Ahí reventó. Venía asumido desde hace con malas sensaciones. tiempo que Nairo es Iban tirando mis comnuestro líder en las Resignado pañeros y no podía ni Eso Iban tirando grandes vueltas. museguirlos contó. Nanos ha facilitado die tiene su mecha: ca- mis compañeros cho las cosas le agray no podía paz de ser esta misma dece Unzúe al murciaseguirlos. No es no. Estoy satisfecho temporada tercero en el Giro, sexto en el Tour una sorpresa. con la etapa que hey, hasta ayer, tercero en No pasa nada mos hecho. Al menos, la Vuelta. Más los Juehemos intentado degos Olímpicos de Río y jar atrás a Froome tantas otra carreras. En el AubisValverde seguirá al servicio de que explotó. Bueno, no es una sor- Quintana. Claro. Con todo lo que presa para mí Valverde sospe- tengo. A eso vine a la Vuelta rechaba que su límite estaba cerca. cordó. Unzúe asentía: Nadie le piLa mala noche anterior se lo ha- dió a Alejandro que luchara por la bía susurrado. Su cuerpo no es in- general, lo que pasa es que es tan finito. Perdió once minutos y se bueno que estaba casi sin querer aleja al puesto 19 de la clasifica- entre los mejores Tras el Giro, el ción general. Bueno, no pasa nada. Tour y los Juegos, a Valverde le toA trabajar más si cabe para que caban vacaciones. Se las saltó para Nairo gane la Vuelta El ciclista estar en la Vuelta. Voluntario. Y se murciano tiene una ventaja: corre ha mantenido a su mejor nivel hasfeliz, gane o, como ayer, reviente. ta el Aubisque. En la subida a Ma Alejandro es humano repe- rie- Blanque he notado que no iba tía Eusebio Unzúe, mábien. Y nada más empezar el Aunager del Movistar. bisque he levantado el pie. No po La gente está muy día Subió a su ritmo, a ahorrar las fuerzas. Tenemos que sacarle más tiempo a Froome se conjuró Valverde. Esa misión comienza hoy camino de Formigal. El Movistar insistirá pese a que Froome parece cada día más sólido. Bueno confía Unzúe hay días como el del Aubisque cargados de expectativas en los que no pasa casi nada, y otros en los que nadie espera grandes cosas y luego le dan la vuelta a la carrera J. G. PEÑA AUBISQUE E AFP bisque. Fue también un día largo, de casi 200 kilómetros, y de pelea. Tras la burla al público de Urdax en la llegada del día anterior, los ciclistas se redimieron con una salida brutal: 48 kilómetros en la primera hora, la que iba hacia el desconocido Inharpu, una nueva luna del Pirineo navarro. No lo olvidarán. Es una cuesta vieja, hecha para el ciclismo en blanco y negro. La pisaron primero los 41 dorsales de la fuga. Masiva. Un cuarto del pelotón. Una etapa del Tour Allí estaban los que se iban a jugar la etapa: el que la ganó, Gesink, y los que la perdieron, Elissonde, Sillin, Bakelants, Omar Fraile, Pello Bilbao... Más dos tríos que anunciaban la tormenta. Tres corredores del Movistar (Rubén Fernández, Moreno y Rojas) y tres del Orica (Keukeleire, Nielsen y Gerrans) El Movistar quería castigar al Sky. Todos se fijaron menos en los tres del Orica. ¿Qué buscaban? Respondió la carretera sombreada de Marie- Blanque. Esa montaña tiene un microclima sofocante. Es una culebra de asfalto. Se enrosca al cuello y te ahoga. Era un día para comer, beber, subir, bajar y vuelta a empezar. Una etapa del Tour. La movió el Orica. Con los tres de la fuga aceleró para aumentar la ventaja. Y con Yates apostó por el podio de la Vuelta. El británico estaba en terreno de nadie en la general, a tres minutos y medio de Quintana. Era el peón a mover. Le pidió a Haig, uno de sus gregarios, un impulso en Marie- Blanque, y se largó en busca de los tres que había lanzado por delante. El director del Orica es australiano, Neil Stephens, pero vive en Oiartzun. Se ha hecho un buen jugador de mus. Órdago. El puñetazo en el mesa del Orica cambió la carrera: el Movistar pasó de atacar a defenderse. Yates es un peligro. Tiró a por él, pero le faltaron soldados. Por la cima ya tenía un minuto. Y algo más: a los tres del Orica que se bajaron de la escapada para esperarle. La ventaja subió a minuto y medio. En el esponjoso valle que va hasta Laruns y el Aubisque la Vuelta pedaleaba descosida. Yates ya había aclarado los motivos del Orica. El Aubisque hizo el resto de las preguntas. Las pronunció todas Quintana, magnífico. Desatado. Froome contestó. Hasta en seis ocasiones se soldó a su rueda. Así llegaron. Dos minutos por delante, Gesink sí obtuvo la respuesta que buscaba. En junio se partió la cabeza al caerse en la Vuelta a Suiza. Conmoción cerebral. Hasta agosto no ha podido entrenarse más de tres días seguidos. En su equipo, el Lotto- Jumbo, le propusieron venir a la Vuelta para probarse a sí mismo si podría continuar con su vida de ciclista. El Aubisque le contestó que sí. Fotogalería con las mejores imágenes de la etapa reina de la Vuelta Alejandro Valverde durante la etapa de ayer