Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 4 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es espana ESPAÑA 19 Las intervenciones del Comité Mariano Rajoy PRESIDENTE DEL PP María Dolores de Cospedal SEC. GENERAL PP Cristina Cifuentes PTA. COMUNIDAD DE MADRID Los responsables de unas hipotéticas terceras elecciones no seríamos nosotros No hay alternativa al PP salvo que el PSOE acepte peajes inaceptables Quizá quien debería cambiar de candidato es el PSOE Teófila Martínez DIPUTADA POR CÁDIZ Alicia SánchezCamacho VICESECRETARIA DEL CONGRESO Juan Vicente Herrera PTE. CASTILLA Y LEÓN Alabo que Mariano Rajoy haya velado por la dignidad del Partido Popular. Sigue así Ya hemos perdido. Ahora que reflexionen el coste El Partido Popular y Mariano Rajoy han hecho lo que tenían que hacer conde la voluntad de celebrar terceras elecciones En este sentido, Mariano Rajoy se mostró convencido ante el cónclave popular de que su formación habría hecho todo lo posible por evitarlo. Los responsables de unas hipotéticas elecciones no seríamos nosotros aseguró. ANÁLISIS JUAN FERNÁNDEZMIRANDA EL CALCETÍN Un diálogo difícil La secretaria general del PP reprochó que existe dificultad para poder hablar y negociar con Pedro Sánchez. Una actitud que coincide con las negativas del líder socialista a las propuestas del candidato popular. Además del no en la investidura, la última vez que ambos políticos se vieron su encuentro no duró apenas media hora, y el líder del PSOE lo calificó de prescindible En otras dos ocasiones, no contestó al teléfono. Ahora, el socialista se postula como alternativa sin desvelar quién o quiénes serían sus socios. Z apatero llamó a Rajoy patriota de hojalata y éste le respondió que era un bobo solemne. Entonces, la tensión se cortaba con cuchillo jamonero, pero quién nos lo iba a decir cuando estos dos señores tuvieron que pactar, pactaron. Si en abril de 2010 nos dicen que Zapatero se iba a dar la vuelta como un calcetín para apoyar la estabilidad presupuestaria, más de uno se habría caído de la silla, pero de la risa. Y se pactó. Las crisis son distintas aquella ecónomica, esta política pero, como entonces, todo el mundo reconoce la excepcionalidad de la situación. Del mismo modo que Zapatero despertó de su letargo de planes E y cordones sanitarios con una llamada de Obama y otra de Merkel, ¿qué hace falta para que Sánchez abandone su sectarismo y se ponga a trabajar? Viendo su empecinamiento, me temo que hoy no existe un líder planetario parafraseando a Pajín con tanta capacidad de influencia. Me temo que es el suyo un calcetín irreversible. Así las cosas, Rajoy confesó ayer a la plana mayor del PP su asombro ante un hecho que no le había sucedido nunca. En más de 30 años en la política jamás se había enfrentado a la incapacidad absoluta para hablar con su adversario. La interlocución con Sánchez, además de nula, es imposible. No hay manera, y todo apunta a que eso no va a cambiar. Frente a esa frustrante realidad, el presidente del PP tiene la reconfortante tranquilidad del apoyo de los suyos. Nadie pone en duda su liderazgo, reforzado esta semana tras las réplicas a Sánchez y a Iglesias usted es estupendo Curiosamente, los que mandan en el PP y en el PSOE coinciden en una cosa: si hay elecciones mejorarán resultados. Debe ser lo único en lo que están de acuerdo, porque mientras Rajoy cree que ir a las urnas sería tomar el pelo a los españoles Sánchez no sabemos en qué está pensando. En su improvisación cortoplacista ha anunciado ahora que llamará a Rivera y a Iglesias. Ganará minutos de telediario, sobre todo si esos encuentros se acompañan de la liturgia vacía de la nueva política, de posados solemnes y paseos mirando al horizonte, pero no conseguirá nada más que el hastío ciudadano. Por dos motivos: porque tras sus vacilaciones postelectorales Albert Rivera vuelve a estar en su sitio y porque el presidente del PP lo va a seguir intentando: buscar apoyos para una nueva investidura y, llegado el caso, acudir a las urnas. do od j c BB j c BB BBz o B BzV (VB oD OÙTD 5 T OMHTPT