Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN POSTALES DOMINGO, 4 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es opinion ABC JOSÉ MARÍA CARRASCAL A los cuatro vientos La Coruña se viste de Zara Cacerolada contra Maduro TRES BOMBAS FÉTIDAS El resultado es más confusión, más incertidumbre, más desconfianza Orgullo y emblema internacional de Inditex Cuatrocientos metros separan la primera tienda de Zara que Amancio Ortega abrió en La Coruña, en la calle Juan Flórez, de la que se ha convertido desde el pasado jueves en el emblema internacional de Inditex. Desde que hace cuatro décadas decidiera instalar su centro de operaciones en Arteixo, la sede del polígono de Sabón es una suerte de think tank de ideas que el gigante textil exporta a todo el mundo. La nueva macrotienda de Zara en la coruñesa calle Compostela es un escaparate tecnológico y un emblema universal. Testigo directo de la indignación del pueblo Nicolás Maduro ha tenido ocasión de comprobar de cerca la indignación popular que se vive en Venezuela. Decenas de personas se acercaron al presidente venezolano, protestando con una cacerolada, mientras caminaba por las calles del sector Villa Rosa, en las afueras de Porlamar en Margarita. Una buena oportunidad de comprobar que quienes protestaban no eran golpistas ni enemigos de la patria, sino gente harta de una situación insportable. ¿Qué hizo Maduro? Pues lo que hacen todos los dictadores: reprimir la protesta, el clásico recurso del tirano. I BA a ser un mero trámite, rutinario, previsible la investidura de Rajoy sería rechazada por 180 votos contra 170, por los mismos personajes e idénticos argumentos pero hubo sorpresa. Sorpresas, mejor dicho. Tres bombas fétidas que dejaron la escena política española más infumable que nunca. De entrada, Pedro Sánchez dio a entender que está dispuesto a formar gobierno. ¿Pero no había dicho que quería ser oposición? me preguntarán ustedes. Sí, lo había dicho y repetido. Pero ya saben que lo que se dice en campaña electoral no tiene validez. También habían dicho en su partido que si Rajoy se presentaba con 170 escaños no habría quien le negase la investidura, y ya ven, Sánchez la busca. Del brazo de Podemos y de Ciudadanos, nada menos. Como don Hilarión en la Verbena de la Paloma, entre una morena y una rubia. ¿Pero no eran incompatibles Iglesias y Rivera? seguirán preguntando ustedes. Eran, pero puede que ya no lo sean, y esa es la segunda bomba: Rivera, que se ha hartado de decir que a ellos no les interesan los nombres sino los programas, advirtió al PP que se buscase otro candidato, dando por finalizado el pacto con ellos. Ni siquiera esperó a que se disolvieran las Cámaras al decir de su vicesecretario general, José Manuel Villegas, como si les corriese prisa buscarse otro compañero de viaje. Tan poco duran hoy los pactos en España. ¡Y después quieren los políticos que confiemos en ellos! La tercera bomba fétida corrió a cargo del PP, proponiendo a José Manuel Soria como director ejecutivo del Banco Mundial. Ya sabemos que no está encausado por figurar una empresa familiar en los papeles de Panamá. Pero tuvo que dimitir como ministro del Gobierno de España y ya recuerdan lo de la mujer del César. Aunque encaja mejor el comentario de Talleyrand al asesinato de un duque borbónico dispuesto por Napoleón: Peor que un crimen: un error Un error gordo, en la presente situación. ¿Sería mucho pedir a Soria que se contentara con ser consejero comercíal en Washington, que le corresponde por carrera? El resultado es más confusión, más incertidumbre, más desconfianza en la clase política. ¿Qué va a hacer el Rey cuando la presidenta del Congreso le llegue con que ha fracasado la investidura de Rajoy? ¿Darle otra oportunidad? ¿Dársela a Sánchez por si tiene más suerte? ¿Convocar sin más nuevas elecciones? ¿Abrir un periodo de espera para ver si se calman los ánimos? La impresión general en de que todo dependerá del resultado de las elecciones gallegas y vascas. Es posible, pero la experiencia nos advierte de que lo único seguro es que Sánchez nunca facilitará la investidura de Rajoy, al no haber renunciado él a la suya; que el PP cierra filas en torno a Rajoy, al encontrarse de nuevo sólo, y que Rivera baila con el más atractivo en cada momento, sin importarle quien sea. En resumen: estamos como estábamos, sólo que peor. Y lo más grave es que lo peor puede estar todavía por venir. ABC Y SUS LECTORES Un perro viaja en un vagón del Metro de Madrid ABC A modo de balance El calor aprieta y el descanso se impone en la agenda de agosto, ya cerrada, pero no han dejado los lectores de ABC de reflexionar sobre nuestros contenidos editoriales en las semanas de estío. Especial eco tuvo la portada del día 9 del mes pasado, dedicada al momento económico que disfruta España. Quería felicitarles dice AGUSTÍN DEL PINO por la excelente portada titulada España recupera el crédito Es una argumentación gráfica, sintética, perfectamente clara, sobre los parámetros del paro, el PIB, el déficit público, el bono a 10 años y la prima de riesgo en la que se compara su situación en 2012 primer año del Gobierno del PP y en 2016. Estos son los resultados de las políticas de Rajoy que no le gustan a Pedro Sánchez ni al PSOE. Sobre gustos no hay nada escrito, pero a ocho millones de españoles sí que nos ha gustado y por eso lo hemos votado. Enhorabuena por la portada y por la línea editorial del periódico La portada del martes 9 agosto es, en mi opinión, la mejor del año. Para referirse al enorme cambio en la economía nacional que ha conseguido el Gobierno del PP en sólo cuatro años no se pueden exponer más cosas y más importantes de una manera tan explícita y en menos espacio. Todos los españoles deberían dedicar medio minuto para examinar objetivamente los datos de esa portada. Parece increíble que al Partido Popular, que tendrá decenas de personas responsables de su comunicación, propaganda y publicidad, no se