Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ENFOQUE DOMINGO, 4 DE SEPTIEMBRE DE 2016 abc. es ABC El colombiano Nairo Quintana y el británico Chris Froome, durante la disputa de la dura etapa de ayer de la Vuelta a España EFE Soberbio espectáculo en los Pirineos Una etapa para la historia del ciclismo La etapa de ayer de la Vuelta a España pasará a los anales del ciclismo, no porque se produjeran grandes variaciones en la clasificación Nairo Quintana y Cristopher Froome entraron juntos en la meta sino porque pocas veces se tiene la oportunidad de contemplar un espectáculo tan hermoso como el vivido ayer en los Pirineos. Los 196 kilómetros entre Dancharinea y Aubisque- Gourette fueron de una intensidad portentosa. El derroche colectivo de fuerza resultó soberbio, estremecedor en algunos momentos, como si los corredores quisieran redimir sus pecados de la etapa anterior, cuando se dejaron llevar por la molicie y la pereza. La etapa fue ganada por Gesink, que se impuso en los últimos metros de una etapa épica en la que Simon Yates escaló hasta llegar al podio. Quintana y Froome demostraron que están por encima del resto, incluido un Contador que lo dio todo pero que volvió a perder algunos segundos frente al colombiano y el británico. DEPORTES