Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 DEPORTES MARTES, 23 DE AGOSTO DE 2016 abc. es deportes ABC APROBADO RASPADO La primera cita olímpica celebrada en Suramérica se desarrolló bajo unas fuertes medidas de seguridad, pero sin la eficacia y el brillo de las anteriores E. V. ESCUDERO L. MARTA RÍO DE JANEIRO B El tráfico es uno de los grandes problemas de Río de Janeiro, una ciudad que encierra alrededor de 10 millones de habitantes entre el centro y su área metropolitana. A eso, se unieron los aficionados que se desplazaron para asistir a los Juegos y que convirtieron los desplazamientos por la ciudad en una pequeña odisea. Ir en taxi o transporte público desde el Parque Olímpico a la zona de Copacabana donde se desarrollaban varios deportes era un trayecto que, con suerte, llevaba entre una y dos horas, así A GUSTO Unos Juegos que la paciencia se blindados A pesar de las convirtió en el meLa amenaza terrojor de los aliados. A dudas iniciales, rista internacional eso se une la inselos deportistas y la propia inseguguridad, que hacía españoles pusieron ridad interna del que los desplazabuena nota a las país ha hecho que el mientos fueran una instalaciones Parque Olímpico haya aventura. Cruces en los estado tomado por el que no se aconsejaba Ejército y la Policía Miliparar o maniobras peligrotar durante las dos semanas sas. De hecho, un entrenador largas que han durado los Juegos. Tan- alemán de piragüismo falleció en un quetas, soldados preparados para ac- accidente de tráfico y un autobús de tuar e interminables controles de se- periodistas fue apedreado a su paso guridad que han eternizado la entra- por un zona de favelas. da a los recintos deportivos. Ese celo ha evitado incidentes de gravedad, aunque sí que ha habido que actuar Sin noticias del Zika para explosionar algún paquete sos- La incertidumbre creada por el virus pechoso, que en realidad eran mochi- del Zika y sus consecuencias en las las o maletas abandonadas. Inciden- mujeres embarazadas quedó apacites aislados que no han provocado alar- guada durante los Juegos. Se tomó con responsabilidad y muchos deportisma entre los visitantes a los Juegos. tas decidieron no traer a sus familias Gradas semivacías para no correr riesgos. No obstante, el La tónica general, salvo contadas ex- invierno de Río, con lluvias y tempecepciones, ha sido la ausencia de afi- raturas bajas, redujo la presencia de cionados en las gradas. Pocas veces se mosquitos. La organización, además, ha visto un estadio lleno y, compara- climatizó todas las instalaciones para do con ediciones anteriores, ese ha evitar la presencia de insectos. Como sido el gran fracaso de Río 2016. En un resultado, no ha trascendido informapaís sin tradición polideportiva, el com- ción sobre ningún posible caso, aunportamiento del público en algunos que la advertencia continúa de regredeportes ha sido irrespetuoso y ha de- so a los países. El COE facilitará aná- rasil, que cogió con regocijo e ilusión ser la primera sede suramericana de unos Juegos, vio mermada su capacidad económica conforme se acercaba su cita con la historia olímpica. Una crisis también social que puso en duda desde el primer día la solvencia del proyecto y que se confirmó el 5 de agosto, tras la fiesta inaugural. A pesar de la ilusión, Río 2016 baja el nivel de esplendor de sus predecesoras, no en lo deportivo, sino en lo funcional. Ha faltado tiempo para ultimar los detalles en un evento que centra las miradas del planeta durante quince días, pero, sobre todo, se ha quedado corto en presupuesto para estar a la altura de Londres o Sidney. No obstante, el esfuerzo de organizadores y voluntarios palió en cierta manera deficiencias iniciales y la calidad deportiva vista en Río dejará un buen recuerdo en la mente de todos. jado imágenes tristes como la del francés Lavillenie, abucheado en el podio tras su duelo con un pertiguista local. La rivalidad con Argentina ha sido la otra nota predominante en la grada, colorida y con entusiasmo, aunque escasa. Especialmente triste ha sido la imagen del estadio olímpico, donde por primera vez en años no estaba el pebetero con el fuego de los Juegos. El atletismo, uno de los deportes icónicos, se ha celebrado con media entrada y escaso interés local. Largos desplazamientos EFE Largas colas y tráfico infernal El celo en la seguridad provocó aglomeraciones en la entrada a los eventos, a los que se tardaba en llegar por los largos desplazamientos