Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 DEPORTES RÍO 2016 MARTES, 16 DE AGOSTO DE 2016 abc. es deportes ABC Usain Bolt Me faltan aún dos oros para ser inmortal Va lanzado hacia su último triplete olímpico después de ganar con suficiencia su tercer oro en los 100 metros delante de Gatlin y De Grasse J. GÓMEZ PEÑA RÍO DE JANEIRO De otro planeta 7 oros C omo un trapecista que volara colgado de esquina a esquina ATLETISMO del Estadio Olímpico de Río. Así se presentó. ¡Bolt! ¡Bolt! ¡Bolt! coreaba el público. Él asentía. Abría los brazos en cruz para coger tanta devoción. La música hizo del recinto una discoteca. Ritmo. El trapecista escuchó el redoblar de los tambores, tomó impulso y voló. El triple salto mortal sin red. Y cuando pisó el suelo con sus zapatillas doradas ya era por tercera vez campeón olímpico de los cien metros. Inigualable. Sólo él tiene esos tres anillos. El rey del carnaval de Río. Samba. Ha comenzado el show, el último desfile del mejor atleta de la historia. Le bastaron 9.81 segundos, su marca más discreta en una gran final, para agrandar su mito. Justin Gatlin (9.89) el estadounidense de 34 años cargado de dopaje en su pasado, pareció aguar la fiesta hasta el ecuador del hectómetro. Luego vio pasar al rayo, como lo vio el joven y liviano canadiense André de Grasse, bronce con 9.91. Primero Bolt y tras él, como separados por un alambre de espino, el resto. Como siempre. En Pekín, en Londres y ahora en Río, donde queda inaugurado el carnaval de Bolt. Fue algo brillante. No fui tan rápido como hubiera querido pero estoy satisfecho de la victoria. Anuncié que lo conseguiría. Sabía que sería duro, pero la semifinal me dio mucha confianza y en la final, a partir de los 50 metros, me dije que alcanzaría a Gatlin y ganaría Gatlin lleva años azotado, repudiado. Sin honor deportivo, ya no tiene nada que perder. En finales anteriores había caído en esa red psicológica de Bolt. Se había desgastado en ese baile de máscaras que son las semifinales. Esta vez, no. Salió mejor que nadie. A galope de puntillas y con la mirada en el suelo. Dispuesto a encarecer el tercer oro de Bolt, que ni le saluda, ni le habla. Un instante de duda. ¿Y si olímpicos en tres Juegos. Pekín 2008 (100 m. 200 y 4 x 100) Londres 2012 (100, 200 y 4 x 100) y Río de Janeiro 2016 (100 m. 9,58 récord 18 victorias del mundo. Lo tiene desde 2009 (en los Mundiales de Berlín) Además posee el segundo (9,63) y el tercer (9.69) mejor tiempo de la historia. consecutivas lleva en los grandes certámenes. Desde el 17 de agosto de 2008 que ganó los 100 en Pekín. Bolt, por delante de Gatlin en la meta Su versión más lenta (9,81) Ya no es tan rápido como era y lo sabe. Pero quiere tres oros y el récord mundial de los 200 Los 100 metros de Bolt Bolt, en la calle 5, tarda en reaccionar 155 milésimas al disparo del comienzo de la carrera pierde Bolt? Nadie había venido con esa respuesta. Al atletismo le hubiera dado un infarto. Pero nada dura mucho en cien metros: Bolt, metido ya en los 41 pasos sobre su pies del número 47, empezaba a acelerar sobre sus zapatillas doradas. Más alto que los otros, nadie tiene la palanca de sus piernas. Cada zancada suponen 2,77 metros y cada segundo, cuatro zancadas y media. A los sesenta metros ya estaba a la par de Gatlin y por delante de De Grasse, un recién llegado de apenas 70 kilos que ganó su primer carrera con un pantalón de baloncesto. Un talento que viene. La remontada de Bolt reventó el estadio. Su ingravidez al coger 44 kilómetros por hora. Apenas toca el tartán. Su dominio en los metros finales levantó los brazos de la grada. Bolt entró apuntándose con el pulgar en el pecho mientras ladeaba la cabeza para disfrutar, relajado ya, con el rostro crispado de Gatlin. Su marca, 9.81, está lejos de su mejor versión. Bolt ya no es tan rápido como era. Lo sabe. A Río ha venido a por los tres oros y, si su castigado cuerpo le deja, a por el récord de los 200 metros. Con su piel de charol y su sonrisa, le hizo al público el Comienza a remontar desde el penúltimo puesto. Solo Meite salió peor que él Avanza a cuatro zancadas y media por segundo. Cada zancada supone 2,77 metros Su oro más lento Pekín 2008 Supera a Vicaud, Simbine, Blake, Brommel, De Grasse hacia la mitad de carrera 9,63 Londres 2012 9,69 Río 2016 IMÁGENES: Capturas de vídeo de RTVE 9,81