Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 16 DE AGOSTO DE 2016 abc. es economia ECONOMÍA 29 ría de ellos hayan tenido que repensar sus legislaciones para hacer frente al cada vez mayor número de pensionistas. La proporción de jubilados sobre el total de ocupados aumenta a ritmos de vértigo, lo que está haciendo mella en los sistemas de financiación. Las cotizaciones llevan años sin ser suficientes para sostener un sistema de pensiones cada vez más costoso para las arcas públicas, lo que ha hecho que las aportaciones del Estado hayan ido ganando terreno en la mayoría de los países. Evolución del petróleo Brent Dólares por barril 140 Crisis financiera global 120 Bajada de cuota de la OPEP debido al incremento de la producción en el mar del Norte y en Alaska Recesión en EE. UU. y guerra del Golfo Crisis financiera en Asia Precio real (abril 2016) Recesiones globales Mayores caídas del precio 100 80 60 Recesión en EE. UU. y 11 de Septiembre -61 40 en 7 meses -50 en 6 meses -56 en 12 meses Más esfuerzos públicos Para el conjunto de la UE- 15, las principales fuentes de financiación de las pensiones son las cotizaciones que abonan los empresarios y las aportaciones públicas. Las aportaciones del Estado en 2012 supusieron un 13,1 del PIB, y un 11 del PIB las cotizaciones que abonan los empleadores, seguidas de las cotizaciones que pagan cada mes los trabajadores, cuyo peso sobre el PIB fue del 6,2 Hay grandes diferencias entre países respecto a las formas de financiación de la protección social como consecuencia de los diferentes sistemas de Seguridad Social. En países como Dinamarca, las cuotas de empleadores suponen solo el 4,5 del PIB, frente al 12,9 de Bélgica o el 14,2 de Francia. La cotización de personas protegidas es mayor en Holanda, con el 12,5 del PIB, mientras que las aportaciones públicas son clave en Dinamarca, con un 28,8 del PIB, e Irlanda, con un 20,3 del PIB. Estos datos revelan la existencia de sistemas de financiación muy diferentes en la UE. En los polos extremos está Dinamarca, donde la mayor financiación corre a cargo de las aportaciones públicas. También existe mucha disparidad en la cuantía aportada por los trabajadores. La mayor aportación se registra en Holanda, con un 12,5 del PIB frente al 6,2 del PIB, que es la media de la UE- 15. 20 0 1975 FUENTE: AIE, FMI -66 en 30 meses Revolución del crudo no convencional -70 en 8 meses -73 en más de 20 meses, de momento 2015 ABC 1979 1983 1987 1991 1995 1999 2003 2007 2011 La caída del crudo desde 2014 es la mayor de los últimos 40 años El barril de Brent que hoy cuesta unos 48 dólares valía 107 hace solo dos años JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO MADRID Videoanálisis sobre las reformas de pensiones en Europa La economía mundial está viviendo la que es la mayor caída del precio del petróleo Brent en por lo menos los últimos 40 años. Los datos son elocuentes, según las estadísticas que manejan las compañías del sector: el crudo ha bajado un 73 durante los últimos 20 meses, situación que no se ha dado nunca desde 1975. Además, este récord no tiene fecha de caducidad a corto plazo. De hecho, el petróleo sigue actualmente (48 dólares) más barato que hace un año (56,50 dólares) y cuesta un 150 menos que hace dos años en estas fechas (107 dólares) Esta histórica caída de la cotización del crudo Brent tuvo su origen en la cumbre que la OPEP celebró a principios de junio de 2014 y donde Arabia Saudí impuso su tesis de no recortar la producción para hundir el próspero negocio petrolero del fracking en Norteamérica. Esta decisión provocó un imparable descenso de los precios por el exceso de oferta que había en los mercados. Este desplome se hizo patente a partir del día 19 de ese mes, cuando el crudo alcanzó un máximo de 115 dólares el barril. Desde esa fecha, el petróleo cayó sin freno y al acabar ese año costaba 57 dólares, justo la mitad que aquel 19 de junio. En 2015 siguió el descenso. Aunque en mayo alcanzó el máximo anual con 67 dólares, acabó el año en 37 dólares. En 2016 ha continuado la tendencia y el 20 de enero registró el mínimo de 28 dólares, su cotización más baja en los últimos seis años. Con estos precios, la industria del fracking se ha visto muy perjudicada, ya que la mayoría de sus pozos solo son renta- bles con un crudo por encima de los 50 dólares. Por eso, en Estados Unidos llegaron a cerrar más de 1.000 pozos de los 1.600 que funcionaban en 2014, lo que ha ocasionado un descenso de la producción. Exceso de oferta Esto provocó que hubiera menos petróleo en los mercados, por lo que su precio empezó a subir moderadamente, a pesar de que Irán está incrementando su producción. Aunque el pasado 6 de junio volvió a superar los 50 dólares el barril, en las últimas semanas se mueve entre los 45 y 48 dólares. Lo cierto es que sigue habiendo en los mercados un exceso de oferta de crudo de unos 2 millones de barriles diarios. Por eso, pocos se atreven a dar un pronóstico sobre los precios del petróleo. El presidente de BP España, Luis Aires, dijo hace unos días que el crudo terminará el año con unos precios similares a los actuales y el presidente de CLH, José Luis López de Silanes, pronosticó entre 50 y 60 dólares el barril. Por su parte, Barclays ha elevado un 11 su previsión del Brent en 2016, hasta 44 dólares. Desequilibrio Los países productores están sufriendo desajustes fuertes en sus cuentas por el desplome de los precios