Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 16 DE AGOSTO DE 2016 abc. es ENFOQUE 5 SEGRE Sánchez, a principios de julio, junto a su esposa en un chiringuito de Mojácar En una reserva de fauna autóctona en Bossòst, en Lérida, a mediados de agosto Entre montañas, en el valle de Arán, en las mismas fechas La vuelta a España de Pedro Sánchez Las largas vacaciones de míster No ÁLVARO MARTÍNEZ Con o sin gorra y gafas de sol, más o menos de incógnito, en el mar o en la montaña... A Snchz le podrán dejar sin vocales pero parece que no hay quién le deje sin veraneo. De la costa mediterránea a los Pirineos, el secretario general del PSOE está teniendo unas vacaciones de las de antes, tan largas, alegres y despreocupadas como las de un escolar. Hablamos de una auténtica joya de veraneante que lo mismo se te aparece el 4 de julio en el chiringuiro de una playa de Mojácar, que el 13 de agosto es avistado en una excursión montañera y un día después en una reserva pirenaica de animales más o menos salvajes habitada por osos, linces, nutrias, lobos, buitres, grandes ciervos, íbices y otros ungulados. De hecho, interrumpa usted un momento la lectura de estas líneas y eche un vistazo a los alrededores de su sombrilla porque, visto lo visto y valorando su extraordinario don de la ubicuidad en este estío, igual aparece Pedro Sánchez en la toalla de al lado o jugando a las palas en la orilla con Begoña. Si no lo ve, siga leyendo Estas dos semanas que le quedan a agosto deberían ser claves para que los españoles se vayan haciendo una idea de si en diciembre van a estar otra vez frente a las urnas. PP y Ciudadanos debieran concretar estos días sus negociaciones y aunque estas lleguen a buen puerto todo dependerá finalmente de míster No personaje en el que Sánchez se ha enrocado (tras perder dos comicios y cinco escaños en apenas seis meses) pese a las presiones que le llegan desde dentro y fuera de su partido para que se avenga a permitir que casi un año después los españoles tengan gobierno y se evite una tercera ronda electoral. Pero no será fácil, pues mientras cuenta las olas del mar de Almería o los osos del Pirineo parece que el líder del PSOE tenga más la cabeza en lo que va a pasar a él que en lo que va a ser de España. Ahí siguen rondando la alargada sombra de Susana, el desafecto de los barones y el rechazo sin matices de una vieja guardia perpleja ante el deterioro al que ha conducido a un partido que tiene 137 años. El desahogo que está mostrando Sánchez ante el bloqueo político aparentando que la cosa no va con él no hace presagiar un repentino ataque de sensatez de quien ha demostrado una talla política, una responsabilidad y un sentido de Estado muchísmo más cortos que sus vacaciones. ESPAÑA